‘The Power of the Dog’, Jane Campion regresa con un magistral psicodrama western [TIFF 2021]

Cobertura del Festival Internacional de Cine de Toronto 2021.

Luego de más de una década de ausencia en la pantalla grande, Jane Campion nos entrega un vago y fresco epítome de su filmografía, al mismo tiempo que se aventura en terrenos inexplorados. The Power of the Dog ve regresar a Campion al estilo y a los temas que todos consideraban olvidados en su filmografía desde The Piano (1993), su film más artístico y renombrado, y que poco a poco iba resurgiendo gracias a su trabajo en la miniserie Top of the Lake (2013 – 2017). Actores que parecen haber sido seleccionados escrupulosamente y un equipo técnico de primera llevan esta historia de deseo, miedo y represión a un nivel magistral.

Montana, 1925. Phil (Benedict Cumberbatch) y George Burbank (Jesse Plemons) son dos hermanos rancheros que presiden una comunidad masculina de vaqueros (excepto el personal de la cocina). Los hermanos conocen a Rose (Kirsten Dunst), una cocinera que tiene un local en un pueblo cercano, ayudada por su hijo Peter (Kodi Smit-McPhee). Mientras que Phil – un hombre tosco, arrogante y varonil – se burla de la aparente sensibilidad de Peter, George se muestra más amistoso con madre e hijo. Phil intenta disuadir a su hermano de que los olvide, despreciándolos por su apariencia decente y educada, pero para su horror, George termina casándose con Rose y adopta a Peter. Aunque las tensiones en la casa de la familia Burbank llega a nuevas alturas (en especial entre Rose y Phil), Phil muestra interés en el joven y atractivo Peter, quien se convierte en su aprendiz, pero la relación entre ambos oculta otras intenciones.

La excelente construcción de personajes de Campion permite que los cuatro actores principales se destaquen durante toda la cinta. Smit-McPhee personifica la siniestra inocencia de Peter, mientras que Plemons, cuyo personaje es el menos interesante del cuarteto, logra brindar cierta empatía. Dunst, largamente infravalorada, despliega todo su rango en el papel de Rose, pero al final del día, Cumberbatch se roba el reflector, pues es Phil quien mueve la historia hacia su desenlace, que podría haber cobrado algo más de fuerza si Campion no se hubiera enfocado en humanizar tanto el personaje de Phil en la segunda mitad del film.

Jonny Greenwood (a quien también escucharemos en las anticipadas Spencer y Licorice Pizza este año) suma otro tremendo crédito a su filmografía, pues su banda sonora otorga la estética western que se funde con la fotografía de Ari Wegner, donde el uso de las luces y las sombras en los distintos planos hablan mucho sobre donde se encuentran los personajes en momentos específicos. Visitantes asiduos de la filmografía de Campion como yo encontrarán pequeños detalles que no pasan desapercibidos, y que nos muestran que la ganadora del Óscar es simplemente una de las cineastas mas poéticas y eminentes de su generación. Para todos los demás, The Power of the Dog es una excelente película que retrata la masculinidad tóxica, la represión y el deseo en épocas antiguas, pero con una perspectiva restaurada.

Acerca de Maximiliano Nuñez 178 Articles
Guionista y crítico de cine. Amante del cine alternativo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D