‘Totally Under Control’, documental esencial sobre el manejo de la pandemia por parte de la administración Trump

[Disponible en HULU]

Mientras escribo esto, alrededor de 68 millones de personas en todo el mundo ya contrajeron el nuevo coronavirus, y la cifra de muertes a nivel global asciende a más de un millón y medio de personas. Son números que seguirán subiendo en los meses siguientes, a pesar de que las vacunas ya empiezan a ser aprobadas, distribuidas, y procesadas. Cuando la pandemia pase a ser un evento controlado, será de suma importancia tener todos los documentos posibles que hayan retratado la situación en todos los países, especialmente a nivel político, para juzgar la forma en la que los distintos gobiernos enfrentaron la crisis. Totally Under Control es un documental que se realizó durante la pandemia en EE.UU., y se enfocó en exponer el desastre que fue el manejo de la administración de Donald Trump, y todo lo que pudieron haber hecho mejor. Si estuvieron al tanto de las noticias, quizás el documental no ofrezca información novedosa, pero no deja de ser una película esencial que resume con criterio la reacción en cadena de malas decisiones tomadas por el gobierno norteamericano para enfrentar el COVID-19.

Los directores Alex Gibney, Ophelia Harutyunyan y Suzanne Hillinger trabajaron respetando las reglas de distanciamiento social, y con una cámara especial que construyeron y apodaron «la cámara Covid», pudieron realizar distintas entrevistas con especialistas políticos y científicos que aportan lo suficiente como para entender los diferentes problemas que se presentaron y que la administración de Donald Trump no supo controlar. Las entrevistas con las distintas figuras tienen un pequeño detrás de cámaras que muestra el escenario de control absoluto para maximizar la seguridad de la producción, lo que resulta hasta irónico porque hablan sobre todas las medidas de contención que el gobierno falló en poner en marcha, y que podrían haber ayudado a que el virus no golpee tan fuerte en EE.UU. Ahora mismo, es el país con más casos y más fatalidades, y ese dato es más difícil de digerir teniendo en cuenta todas las oportunidades que tuvieron en hacer mejor las cosas.

Hay dos discusiones importantes en el documental. El principal tiene que ver con el mensaje que deja con respecto a la relevancia de la ciencia, y cómo los científicos fueron ignorados en varias ocasiones antes de que la situación se volviera insostenible. Así es cómo se convierte en una crítica política durísima que expone los peligros catastróficos que suponen ignorar a aquellos que realmente tienen mucho más conocimiento en los temas de salud, ya sea por razones políticas, religiosas, o personales. Lo mejor de todo es que los expertos que vaticinaron la pandemia y fueron ignorados saben comunicarse con soltura, y es sumamente entretenido (dentro de lo que cabe usar esa palabra en este contexto) prestarles atención mientras explican con términos sencillos cada paso que tomaron para tratar de evitar la crisis. Es ridículo imaginar cómo los políticos de turno fallaron en comprender la gravedad del asunto.

La segunda discusión se da con la comparación que los realizadores hacen al resumir cómo el gobierno de Corea del Sur enfrentó la pandemia desde sus primeros días, poniendo todavía más en ridículo a la administración norteamericana en el proceso. Oficiales surcoreanos explican lo que hicieron para contener la propagación del virus, no sin hacer autocrítica con respecto a sus propios fallos. Actualmente, en Corea del Sur marcan 550 muertes de más de 38 mil infectados, mientras que en EE.UU. figuran más de 280.000 muertes de casi 15 millones de casos confirmados. El documental agrega más datos interesantes para que dicha comparación resulte más dolorosa e indignante.

El recorrido general del documental es superficial, ya que innegablemente el tema da para una exploración profunda que solamente se podría justificar a lo largo de muchas horas. Sin embargo, ofrece una mirada concisa a los obstáculos más vistosos, y deja en claro que la situación actual tiene su causa en una raíz política desinteresada y consumida por el poder. Los directores se toman el tiempo en revisar las medidas adoptadas por la administración de Obama, para la cual tiene halagos y críticas por igual, pero es mayormente un llamado de auxilio para que las fuerzas aprendan a darle el lugar a la ciencia antes de que sea demasiado tarde. En dos horas de entrevistas y datos presentados de forma amena y comprensible, hay un resumen que invita a la reflexión con la esperanza de que el futuro tome un mejor camino cuando ocurra la siguiente calamidad.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 0 Promedio: 0
Acerca de Emmanuel Báez 2783 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D