‘No Future’, un oscuro drama sobre el duelo y la culpa [Tribeca 2021]

Cobertura del Festival de Cine de Tribeca 2021.

No hay nada novedoso en los temas que se desarrollan en No Future, la segunda película de los directores Andrew Irvine y Mark Smoot. Tampoco puedo decir que haya algo nuevo en la forma de contar esta historia, ya que al cine estadounidense le encanta seguir la vida de personajes destrozados por la pérdida y la culpa. Esto es, en parte, lo que propone esta melancólica cinta que, a través de su estética, su desarrollo e incluso su elenco, se autodefine como la más inequívoca representación del cine independiente estadounidense.

Will (Charlie Heaton) es un adicto en recuperación y huérfano de madre que recibe la inesperada visita de un viejo amigo suyo y compañero de banda – también adicto – a quien Will introdujo a las drogas por accidente. Al día siguiente de esa reunión, Will se entera de que su antiguo amigo ha muerto de una sobredosis a través de la madre de éste, Claire (Catherine Keener). Will y Claire se reúnen después de mucho tiempo para recordarlo y revivir sus recuerdos, pero terminan formando un inesperado lazo romántico que complicará sus vidas llenas de dolor y culpa.

No Future comienza fuerte e inmerge al espectador en situaciones que suscitan emociones familiares para cualquier persona que haya experimentado el duelo. El drama y el conflicto están ahí, pero hacia la mitad de la película uno no puede evitar perder cierto interés en lo que sucede. Ni siquiera las impecables actuaciones de Heaton y Keener logran levantar el guion que parece que camina a través de un pasillo a oscuras. No obstante, la relación entre los personajes y el conflicto principal está muy bien realizado, y tiene matices muy complejos para tratarse de una historia que quiere evitar por completo el melodrama.

La conexión entre Will y Claire es muchas veces incómoda, pero una vez que observamos sus vidas por separado, podemos apreciar que, aunque no están solos, ambos anhelan un afecto que esté unido por algo más profundo que el amor y el deseo. No Future le hace honor a su título, pues termina igual de trágica que como comenzó; una historia que nos enseña lo que sucede cuando dejamos que la culpa y la pérdida se lleven lo mejor de nosotros.

Acerca de Maximiliano Nuñez 173 Articles
Guionista y crítico de cine. Amante del cine alternativo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D