‘María Luisa Bemberg: El eco de mi voz’, merecido homenaje a una pionera del cine [IFFR 2021]

María Luisa Bemberg es una mujer que no necesita introducción. Nacida en el seno de una familia de clase alta en Argentina, descubrió su pasión por el cine después de los 50 años de edad. Se convirtió en una de las primeras mujeres directoras en Latinoamérica, rebasando todo tipo de límites e impedimentos sociales y culturales que sentaron un precedente para las autoras contemporáneas latinoamericanas. Nominada al Óscar en una ocasión, su filmografía comprende seis largometrajes y múltiples guiones que tienen bajo el reflector a las mujeres y sus vidas independientes.

Alejandro Maci, frecuente colaborador de Bemberg y director de El Impostor, película basada en el guion sin terminar de Bemberg, dirige María Luisa Bemberg: El eco de mi voz, un fascinante documental que explora la vida de esta directora argentina en sus roles de autora, guionista y activista de los derechos de la mujer. Narrado por ella misma y con entrevistas de colegas que la conocieron, como Graciela Borges e Imanol Arias, el filme nos lleva a un recorrido por su filmografía y las dificultades que Bemberg enfrentó al abrir su camino en el cine, que hasta entonces era un mundo dominado por los hombres.

Es fascinante escuchar a Bemberg hablar sobre sus magníficas convicciones respecto a los puntos en común entre el cine y el feminismo, sus intenciones detrás de cada historia que contaba, y todos los pensamientos y emociones que deseaba transmitir con fervor a las jóvenes mujeres de la sociedad argentina. Siempre consciente de su privilegio, Bemberg realizó fuera y dentro de su cine fuertes críticas a su propia clase, mientras emitía un firme mensaje sobre todo lo que conllevaba ser mujer y tener una vida independiente del matrimonio y la religión.

Creo que no soy el único que desea que Bemberg estuviera aquí con nosotros para presenciar todos los triunfos que las mujeres lograron y siguen logrando en el cine internacional, pero creo que, sin ella, muchas cineastas de Latinoamérica habrían tenido que seguir un camino más difícil. Películas suyas como Señora de nadie (1982), Camila (1984) y Yo, la peor de todas (1990) deberían ser esenciales no solo para fanáticos del cine, sino para cualquier persona que, como Bemberg, crea en un mundo más justo, libre y equitativo.

Acerca de Maximiliano Nuñez 173 Articles
Guionista y crítico de cine. Amante del cine alternativo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D