‘Voyagers’ es acción, sexo y anarquía en una odisea espacial a medias

Hace ocho años, una película como Voyagers estaría en la boca de todos los adolescentes y jóvenes del mundo, que se preguntaban cuál sería la siguiente saga cinematográfica que cautivara su atención. Sin embargo, la industria del cine ya pasado página. Los días en que franquicias como Twilight, The Hunger Games o Maze Runner llenaban las salas de cine se han ido. Casi sin que lo notáramos, fueron reemplazadas por secuelas innecesarias, reboots poco originales y el latoso cine de superhéroes, dejando a las adaptaciones literarias para jóvenes adultos un lugar libre en la televisión, donde pueden extenderse a sus anchas.

Neil Burger, que espero sea consciente de este hecho, dirige y escribe esta película que tiene todos los elementos para triunfar en la taquilla… si hubiera una, allá por 2013. Situada en futuro cercano en donde la Tierra se convierte en un planeta casi inhóspito, la película sigue a Richard (Colin Farrell) y a un grupo de adolescentes que se embarcan en un viaje de 86 años para que sus descendientes logren colonizar un nuevo planeta. Pero cuando el joven botánico Christopher (Tye Sheridan) y su amigo Zac (Fionn Whitehead) comienzan a descubrir el verdadero objetivo del viaje, el delicado equilibrio de la nave se destruye y da lugar a la catástrofe.

Obviando la evidente similitud de la dinámica de Voyagers con Lord of the Flies, la película no presenta casi nada original; da la impresión de que es una mezcla de fórmulas de otras películas y libros más exitosos. Los protagónicos Sheridan y Whitehead – muy buenos actores – son privados de exhibir sus dotes actorales por el flojo y corriente guion de Burger. Ni hablar de Lily-Rose Depp, que venía construyendo una carrera prometedora en Europa, y aquí se siente completamente fuera de lugar. Incluso la actuación de Farell se olvida al instante en el que su personaje muere casi al inicio de la cinta.

En lo que la cinta no decepciona es en la acción, por más predecible que sea, continúa siendo entretenida. El diseño de producción y el uso de los movimientos de la cámara también son muy acertados, aunque no pueden hacer mucho por la calidad narrativa del film. No está claro si Voyagers pretendía ser el inicio de una trilogía o algo parecido (es aparente la intención), pero en lo que si no cabe duda es que estamos frente a una generación de actores jóvenes muy talentosos y atractivos, que merecen mejores guiones e ideas más originales para explotar todo su potencial.  

Acerca de Maximiliano Nuñez 178 Articles
Guionista y crítico de cine. Amante del cine alternativo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D