‘Viejos’ deja poco a la imaginación en un conocido thriller

La filmografía del director M. Night Shyamalan es una de las más divisivas a nivel comercial. Alabado por unos, criticado por otros, yo prefiero pensar que es un director con más desaciertos (El último maestro del aire, Fragmentado) que aciertos (La Aldea), que se siente muy cómodo trabajando con su característica estructura narrativa. Viejos es la nueva adición a esta filmografía, que logra caer en medio los extremos, pues pese a ser entretenida, no entrega nada novedoso ni tampoco es un ejemplo destacado del estilo narrativo de Shyamalan. 

Viejos sigue a una familia integrada por cuatro miembros: Guy (Gael García Bernal), Prisca (Vicky Krieps) y sus hijos Trent (Alex Wolff, Emun Elliott) y Maddox (Thomasin McKenzie, Embeth Davidtz), que viajan a un paradisíaco resort tropical. Serán las últimas vacaciones de la familia en conjunto, pues Guy y Prisca, que está enferma, se están divorciando. Junto a un grupo de turistas con quien aparentemente no tienen nada en común, la familia es invitada por el manager (Gustaf Hammarsten) a visitar una playa oculta en el lugar. Cuando llegan allí, extraños eventos comienzan a suceder mientras todos se dan cuenta de que la playa los está haciendo envejecer a un ritmo alarmante y antinatural, y no hay ninguna salida.

Las comparaciones de Viejos con series televisivas como The Twilight Zone y Lost llegarán inmediatamente a la cabeza, aunque la intención de esta película pretende ser más reflexiva y profunda, cosa que no logra del todo pese a sus emotivos momentos. Con las ocasionales excepciones de Krieps, Wolff y García Bernal, el resto del elenco está super desperdiciado. Los diálogos son muchas veces vergonzosos y forzados, dan la impresión de estar dirigidos más a la audiencia que a los personajes entre sí.

La trama se desarrolla con sus esperadas sorpresas y su creciente intriga, salpicada de guiños cinematográficos y momentos dignos de una película de terror que llegan a sentirse un poco fuera de lugar, pero que caracterizan el estilo del director, así que deben estar presentes. El predecible giro de trama llega al final, y es algo decepcionante y para nada sutil. No voy a entrar en detalles, pero luego de un extravagante viaje como el de Viejos, uno esperaría algo más sólido y con menos grietas narrativas.

La dirección de Shyamalan es buena, al menos lo suficiente para entretener e interesar, aunque deja la sensación de que los actores podrían haber dado un poco más de sí bajo una dirección más adecuada. Viejos ofrece el desarrollo de un concepto interesante y construye temas interesantes, pero da poco tiempo para elaborar sobre ellos. El tiempo es un recurso narrativo poco original, pero le concedo a la película el hecho de haber navegado vidas enteras en el trascurso de dos días y aun así mantener el pragmatismo a raya, incluso cuando utiliza convenientes herramientas para llegar a su fin.

Acerca de Maximiliano Nuñez 178 Articles
Guionista y crítico de cine. Amante del cine alternativo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D