‘The Blazing World’ es un intento fallido de Alicia en el País de las Pesadillas [Sundance 2021]

FESTIVAL DE CINE DE SUNDANCE 2021

Cobertura del Festival de Cine de Sundance 2021.

Siempre es frustrante una película con mucho potencial que funciona solo al 50%, como es el caso de The Blazing World, el debut como directora de Carlson Young, adaptando un cortometraje que presentó en el Festival de Sundance en el 2018. La premisa es interesante: una joven con tendencias suicidas recuerda constantemente a su hermana gemela, que falleció ahogada cuando eran pequeñas. La vida adulta se le viene encima y al regresar junto a su familia, se ve atraída a una dimensión alternativa donde es posible que su hermana siga viva.

Mezclando terror y fantasía, Young busca representar la psique humana fracturada por el trauma, y visualmente consigue evocar la desesperación y la angustia de una vida plagada de conflictos internos. El problema es que el guion jamás está a la altura de la ambición, y la hora y media de la película se siente como un cortometraje estirado más de lo que tiene para ofrecer. La ambición se derrumba así ante su propia intención, que es la de contar últimamente una historia de resiliencia y superación con elementos de terror latentes.

La odisea de la joven Margaret Winter, interpretada por la propia Young, presta el viaje de Alicia en el País de las Maravillas y lo convierte en puras pesadillas. El diseño de producción, la fotografía, y la dirección de Young sacan el máximo provecho, aunque el guion solamente deambula por escenarios sombríos, y lo habita con personajes unidimensionales que solamente sirven como cascarones. Más que una película concreta, se siente como un experimento estudiantil que abusa de una idea atractiva y confunde estilo con sustancia.

Las interpretaciones de Dermot Mulroney y Vinessa Shaw le agregan un poco de peso, pero la trama no está interesada en desarrollarlos, sino simplemente mostrarles en una sola forma despojada de personalidad. Ni el grandioso Udo Kier es capaz de redimir la obra con su presencia diabólica, y la banda sonora de Isom Innis se acerca al plagio del tema de The Shining, y no logra escaparse de la monotonía.

Es una pena porque se ve que Young entiende a su protagonista, y el concepto que tiene de esa lucha con los traumas que desgarran es bastante particular y válido. El problema es que no consigue plasmar esos sentimientos de una forma que honre la pelea interna de Margaret, cuya proeza no tiene la fuerza de una mujer resistente sino la de un ejercicio cinematográfico experimental que no se escapa de sus límites diegéticos. Me interesa seguir sus pasos como realizadora pero con un guion más sólido que no sea mucho más que un desvarío.

Acerca de Emmanuel Báez 2789 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D