‘Mortal Kombat’ es tonta, básica, y brutalmente entretenida

Un chiste geek que leí en un foro básicamente resume lo que es la nueva película de Mortal Kombat: es la versión de 1995, pero con una tarjeta aceleradora de gráficas de última generación. Dirigida por Simon McQuoid, un autoproclamado fan de la saga de videojuegos, la nueva versión cumple con lo que promete, y si a alguien no le parece que sea el caso, creo que es más bien una cuestión de expectativas personales, algo imposible de evitar en esta clase de proyectos. La película tiene a los personajes de los videojuegos (no todos, por razones lógicas de tiempo y espacio), tiene peleas brutales, escenarios variados donde se llevan a cabo los enfrentamientos y, lo más importante, tiene fatalities.

También tiene un guion sumamente idiota firmado por Greg Russo y Dave Callaham, que presenta una trama de fantasía en la que varios humanos ordinarios son seleccionados como campeones para defender al planeta Tierra en un torneo interdimensional. Estos adquieren eventualmente poderes que usarán para defenderse del grupo de asesinos de otra dimensión, liderados por el mítico Shang Tsung, a quien no le importa romper las reglas del torneo con tal de salir victoriosos una décima vez. Esto les dará acceso completo a la Tierra para dominarla, y los campeones del planeta -los típicos underdogs- deben unir fuerzas y descubrir sus poderes en tiempo récord.

Este equipo está conformado por Sonya Blade (Jessica McNamee), Kano (Josh Lawson), Jax (Mehcad Brooks), y Cole Young (Lewis Tan), un personaje original creado exclusivamente para la película y que funciona como la conexión humana en esta clase de historias. Young es un luchador sin éxito que sabe recibir golpes, pero que no tiene mucho que ofrecer a su esposa e hija. En el viaje se encuentran con Liu Kang (Ludi Lin), Kung Lao (Max Huang), y Lord Raiden (Tadanobu Asano). Sí, al menos la película de 1995 tenía al carismático Christopher Lambert, pero el casting acá se siente más sensible con la mitología de los videojuegos.

La trama básicamente consiste en que los buenos van a un templo y practican hasta tener sus poderes, mientras que los malos se adelantan al torneo y las peleas. Chin Han interpreta al villano Shang Tsung, y sus súbditos son Mileena (Sisi Stringer), Reiko (Nathan Jones), Kabal (Daniel Nelson en cuerpo y Damon Herriman en voz) y el Príncipe Goro (Angus Sampson). Lo más interesante es que en la base de la historia están Sub-Zero (Joe Taslim) y Scorpion (Hiroyuki Sanada) con un enfrentamiento de siglos que tiene peso porque la película misma empieza con ellos en sus formas humanas. Sanada es el actor más interesante de todo el elenco que ya hizo la transición a Hollywood, pero su mejor trabajo sigue siendo The Twilight Samurai.

Realmente no hay mucho más que se pueda decir con respecto a la trama. Pero las coreografías de las peleas son dinámicas, enérgicas, y divertidas, y cada batalla termina con un legendario fatality, que es el verdadero chef’s kiss. La dirección de McQuoid es acertada y consigue balancear la cámara entre frenética y moderada, permitiendo ver los mejores momentos de las peleas, aunque no se puede evitar ese montaje típico occidental de cine de artes marciales que esconde las grietas en las coreografías. Imagino un trabajo más vistoso bajo la dirección de Gareth Evans y con la coreografía de Iko Uwais, pero lo que acá hicieron es igualmente entretenido.

Hay exposición básica, los diálogos son insufribles, y el desarrollo entra en modo cosplay en varios momentos en que los personajes simplemente vociferan frases del videojuego como si fuera una presentación de convención, pero en el sentido más estricto de «adaptación», Mortal Kombat se mantiene fiel a su esencia y deja abierta la puerta para que suban escalones en una secuela.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 6 Promedio: 4.7

Acerca de Emmanuel Báez 2783 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D