‘Mark, Mary & Some Other People’ presenta una relación abierta solo para la comedia [Tribeca 2021]

Cobertura del Festival de Cine de Tribeca 2021.

Una joven pareja recién casada decide aventurarse con una relación abierta en Mark, Mary & Some Other People, y la guionista y directora Hannah Marks encara la premisa mayormente con humor. Es un tema interesante, pocas veces retratado en el cine (por más indie que sea), y el guion de Marks presenta a dos jóvenes con opiniones diferentes sobre el asunto, lo que funciona para establecer el conflicto central de la historia. Sin embargo, la exploración del tema es limitada a causa de esa diferencia de perspectivas, y la película se queda principalmente en la comedia, con poca reflexión sobre los matices que conllevan participar de una relación abierta.

Mark (Ben Rosenfield) y Mary (Hayley Law) son dos jóvenes sin grandes ambiciones en la vida, pero que conforman una pareja divertida y encantadora. Ambos ya se conocían desde el colegio pero, tras reunirse un poco más grandes, rápidamente congenian y empiezan un noviazgo. La película apenas se toma el tiempo estableciendo el carácter de ambos, y ya hace un salto en el tiempo a un año después, cuando deciden casarse. Poco después surge la idea de una relación abierta, y es Mary quien impulsa la posibilidad dentro de la relación, aunque Mark se muestra opuesto al concepto de vivir una sexualidad libre en base a la lealtad, y no la fidelidad.

La mirada juvenil al tema permite que la comicidad funcione y las situaciones que atraviesan los dos -especialmente Mark- son bastante simpáticas. Mark es un tipo sensible y deseoso de estar en una relación estable, por lo que su torpeza es tomada con jocosidad. Mary es más extrovertida y propensa a experimentar, además de que su bisexualidad propicia una mayor cantidad de posibles encuentros sexuales. Esto inclina la balanza de forma injusta, y la película apenas encara esa oposición, sino para enfatizar en la comedia. No es sino hasta cuando algunos problemas surgen que la trama se pone algo seria, pero jamás profundiza en la complejidad del meollo.

Hay demasiadas aristas en el concepto de una relación abierta que podrían haber formado parte de la historia, y ciertamente no es obligación de esta película en particular tomar los puntos más llamativos, pero no deja de sentirse como una oportunidad desaprovechada. Rosenfield y Law son una pareja convincente, y el hecho de que el mismo guion establezca que son dos personajes sin rumbo en la vida refuerza en la presentación humorística de los acontecimientos. Es una comedia simpática, a veces hilarante, pero no muy memorable.

Acerca de Emmanuel Báez 2783 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D