‘La Guerra del Mañana’ es una película de invasión alienígena espectacularmente decente

Otro estreno de streaming que se hubiera disfrutado mucho más en el cine. Es innegable, por la magnitud de La Guerra del Mañana, que la película se pensó para una experiencia cinematográfica excepcional. Pero llegó el COVID, cambiando el paradigma de la exhibición y distribución de cine, y Paramount le vendió la película a Amazon Prime Video por $200 millones. Sigue siendo una película divertida de invasión alienígena con viajes en el tiempo y pura acción militar, pero el plus de una sala de cine se me antojaba bastante mientras la veía.

Se trata del nuevo trabajo del director Chris McKay, cuya anterior película fue la maravillosa The Lego Batman Movie. Esta vez, el héroe de su largometraje es Dan Forester (Chris Pratt), un veterano de Irak que funge de profesor de ciencias y es un buen papá de familia. Tanto su esposa Emmy (Betty Gilpin), como su pequeña hija Muri (Ryan Kiera Armstrong) están felices con su presencia en casa, pero todo eso cambia cuando llega un equipo militar desde el futuro para requerir la ayuda de los gobiernos del tiempo actual a causa de una guerra contra una especie alienígena altamente mortífera que está extinguiendo a la humanidad.

El guion firmado por Zach Dean entrega una historia algo desordenada, pero que se recuesta bien en los elementos propios de la acción y el scifi. Estos están bien ejecutados por McKay, que dirige acción espectacular y entrega escenarios variados que evitan que la película se sienta repetitiva, aunque en esencia se trata del mismo grupo de personas luchando contra estas bestias denominadas «Whitespikes» o «Espinas blancas», porque tienen unos tentáculos que lanzan una especie de aguijón.

El diseño del monstruo es bastante bueno. Tienen el tamaño de un rinoceronte y una fuerza bruta descomunal. Colmillos afilados cubren por completo sus «bocas», y solo pueden ser dañados si se les dispara en la zona del estómago o el cuello. Se comunican a través de chirridos y están conformados mayormente por machos que hacen todo el trabajo, mientras la hembra permanece resguardada y continúa aumentando sus números. La película los mantiene ocultos recién hasta la primera hora, y vale la pena, porque la amenaza se siente real cuando finalmente Dan y su equipo viajan al futuro para la misión de 7 días.

Pratt también está bastante acertado en el papel porque sabe mezclar su figura paterna enternecedora con su imponente actitud de héroe. La energía actoral que emana es muy similar a muchos de sus trabajos previos como las películas de Guardianes de la Galaxia y Jurassic World, y tiene a su favor que todavía no cansa, y resulta convincente. Su rango también le permite una vulnerabilidad emocional que le agrega peso a su personaje, a pesar de que es el único tridimensional en toda la película, y que muchas veces, los diálogos son penosamente trillados. En el futuro se encuentra con la Coronel Forester (Yvonne Strahovski), la única científica encargada de desarrollar una toxina para tratar de eliminar a la hembra alien como última medida.

Así el director entrega más dosis de acción bien elaboradas. No hay mucha tensión porque el personaje de Pratt es el único relevante, pero está acompañado de buenos secundarios que al menos le agregan algo de diversidad al elenco, y el hecho de que la mayoría sean civiles le inyecta un poco de caos a la situación. En el presente interviene J.K. Simmons como el papá de Dan, un exmilitar sin ninguna madera de familia que termina ayudando a su hijo en lo único que sabe hacer, y el actor finalmente se muestra físicamente grandioso como se había prometido para la Liga de la Justicia.

La Guerra del Mañana es divertimento efímero pero efectivo. Adaptarse a las reglas propias de la historia resulta fácil, y le dedican unas líneas a la teoría del viaje en el tiempo que soluciona el tema de las paradojas, aunque obviamente es un tema más complejo de lo que plantea la película. De igual forma, evita esa clase de discusiones porque está más interesada en el aspecto militar y puede llegar a ser involuntariamente propagandística. Con todo eso, es una película memorable, con una estructura que quizás recuerde un poco a Al Filo del Mañana, pero con mérito propio para disfrutarse sin exigirle demasiado.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 3 Promedio: 5
Acerca de Emmanuel Báez 2783 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D