‘Bo Burnham: Inside’ es un especial de comedia perfecto hecho durante la pandemia

Después de ver el especial de Bo Burnham titulado Inside, tuve que ver sus otros shows porque el concepto de stand-up que tenía era uno mucho más plano y repetitivo. Burnham aprovecha el escenario como ningún otro comediante que conozca (aclaración: conozco pocos) y piensa a nivel narrativo, más allá de la simpleza de caminar de un lado a otro contando anécdotas simpáticas falsas. La conjunción de elementos hace que sus especiales sean realmente… especiales, agregando ingredientes diferentes al show para cautivar no solo mediante chistes, sino también con un ingenio audiovisual único.

En Inside conocemos a un Burnham creando un personaje muy particular con el cual fácilmente podemos identificarnos: un hombre aguantando todo lo que puede encerrado en su casa durante la pandemia del COVID-19. Obviamente, el personaje tiene mucho del artista, pero el alter-ego es una representación superlativa que Burnham construye para atacar con suma inteligencia la hipocresía reinante en la sociedad en relación a las redes sociales. La sátira no perdona y apunta a corporaciones y conglomerados sin olvidarse de cómo los simples mortales podemos llegar a perpetuar la adoración ciega de lo que es esencialmente irrelevante.

Entre el espectáculo audiovisual y las canciones hilarantes está la humanidad palpable de un artista que también sufrió como muchos otros. Burnham había abandonado las presentaciones en el 2015 ya que empezó a tener ataques de pánico, y aprovechó el tiempo para enfocarse en otros proyectos. Uno de esos fue su debut como director en Eighth Grade, uno de los mejores títulos del 2018. Más recientemente lo vimos como actor en Promising Young Woman, donde interpretó al carismático y engatusador Ryan.

Según cuenta el mismo comediante, una vez que recuperó la confianza suficiente para el escenario, el mundo se encerró y no volvió a ser el mismo. Sin embargo, no desaprovechó la ironía y empezó a trabajar en lo que sería uno de los mejores especiales de comedia en la soledad de su casa. La base de este proyecto parece ser una pregunta enteramente válida que el comediante se hace con respecto a su ocupación: ¿sirve de algo hacer comedia en estos tiempos difíciles? ¿Es algo esencial? Burnham es consciente de que lo que tiene para ofrecer no está en lo más alto en la lista de necesidades humanas, pero responde con su propia obra que la risa debería ser una prioridad.

El humor sardónico lo usa para criticarse a sí mismo, y también para criticar ciertas estéticas y actitudes sociales que siguen dominando. Desde el privilegio del hombre blanco heterosexual hasta la falsedad de las empresas que se cuelgan de supuestos activismos para atraer más atención hacia la marca, con el objetivo ulterior de vender más productos o servicios. El número musical más lúcido y trabajado es aquel donde se burla del promedio de una cuenta de Instagram manejada por una mujer blanca.

A nivel producción e imaginación, Inside está a la altura de cualquier película hollywoodense. Burnham entretiene con juegos de luces, personajes variopintos, y letras punzantes, pero también se abre como pocos artistas lo hicieron en estos últimos quince meses. Entre canciones hay una sinceridad encantadora que puede llegar a conmover, y es evidente que no todo es una performance, sino más bien el corazón expuesto de un narrador que, como todos, simplemente quiere seguir adelante, divirtiendo, contando historias que valgan la pena.

Acerca de Emmanuel Báez 2789 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D