‘Beyond the Infinite Two Minutes’ es una genial comedia de ciencia ficción en un plano secuencia [FF 2021]

Cobertura del Fantastic Fest 2021.

En el 2019 el circuito de festivales quedó anonadado por una comedia zombie llamada One Cut of the Dead, que fue presentada casi enteramente en un plano secuencia. Dos años después, otro director japonés irrumpe en la escena con una comedia de ciencia ficción llamada Beyond the Infinite Two Minutes. La propuesta, filmada enteramente con un celular y un equipo creativo de menos de 15 personas, sigue a un hombre que descubre que el monitor de su departamento y el que está en su café, están conectados a través de una anomalía temporal que le permite ver dos minutos en el futuro. Entre el ingenioso concepto y la fantástica ejecución en plano secuencia, esta es una de las mejores películas del 2021.

Beyond the Infinite Two Minutes es prueba de que no se necesita un presupuesto astronómico para contar una historia sobre viajes en el tiempo memorable. El guion de Makoto Ueda pone al frente a Kato, el dueño de un café y músico que está enamorado de la chica que trabaja en la tienda contigua. La película empieza cuando se cierra la jornada laboral, y él se dispone a descansar en el departamento que está arriba de su negocio. Una vez allí, una voz le llama la atención, y al observar en el monitor de su computadora, se ve a sí mismo, pero en el café de abajo. Después de pensar que se trata de una broma, e incluso, un sueño, comprende que desde su departamento puede ver a través del monitor de abajo, dos minutos en el futuro.

La aventura que le sigue tiene como base una economía narrativa inspiradora. Dos locaciones, cinco personajes, un conflicto simple pero interesante y, encima de eso, un romance enternecedor. El plano secuencia es un artificio bien trabajado, aunque se pueden ver fácilmente los parches que unen las distintas secuencias. Toda la película tiene un aire estudiantil, pero no por es por eso menos atrapante. La ejecución es sólida y, entre la química de los actores y la agudeza de la trama, hay todo lo que hace falta. El director Junta Yamaguchi logra construir una historia emocionante con pocos elementos, y divierte a lo grande a pesar de los obstáculos, como sus actores claramente novatos y una estructura algo teatral que puede cansar en algunos momentos.

Fuera de eso, la película rebosa de una jovialidad y una clara pasión por contar una historia especial. Realmente no hay una película como Beyond the Infinite Two Minutes. La más cercana en lo que respecta a la ingeniería de la trama y el tono es Los Cronocrímenes de Nacho Vigalondo, pero animarse a hacerla en un plano secuencia realmente le agrega una fluidez a la aventura de los personajes, y hace que sea imposible despegar la vista de lo que sucede. La cereza de la torta está en los créditos finales de la película, donde muestran el detrás de cámaras de la misma, y se hace todavía más evidente por qué es una pequeña joya que merece ser visionada varias veces.

Acerca de Emmanuel Báez 2806 Articles
Editor en Jefe y Crítico de Cine. Primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society. Miembro de la asociación Cinema23 del Premio Iberoamericano de Cine Fénix. Jurado Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2018.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D