Viernes de Terror: Scream 3, bienvenidos al acto final (NOT!)

Reglas para el final de una trilogía:

  • Número uno: El asesino esta vez será invencible.
  • Número dos: Todos, incluido el personaje principal, pueden morir.
  • Número tres: El pasado volverá para cambiar hechos que se creían cerrados.

Pero la regla principal: En la última parte, no hay reglas.
Nada mejor que comenzar el nuevo milenio terminando una serie que reinventó en horror en 1996. A estas alturas Wes Craven ya estaba de vuelta al ruedo con sus exitosas Scream y su secuela Scream 2. Una de las claves del porqué de Scream 3 es bastante diferente a las otras es que al momento de escribirla, el célebre Kevin Williamson estaba ocupado y el para esos momentos nuevo guionista Ehren Kruger se encargó del guión basado en los bocetos de Williamson para encarar esta historia.

Y así la historia se translada a Los Ángeles, donde se está filmando curiosamente Puñalada 3: Regreso a Woodsboro y es precisamente donde el asesino ataca, eliminando en un homenaje a las dos primeras entregas a una estrella de la saga. Este asesino deja fotos de la madre de Sidney, Maureen Prescott, en las escenas del crimen; estas fotos revelan el pasado oculto de Maureen, un pasado que la vincula al mundo del cine en Hollywood durante su juventud. A raíz de estas muertes, el FBI llama a la periodista sensasionalista Gale Weathers para ayudar en el caso, quien se encuentra con Dewey Riley también en la meca del cine, ayudando a esclarecer los hechos.

Sin dudas es la más floja de las tres entregas, pero no por eso se le quitan los méritos de ser tremendamente divertida, teniendo muchas más situaciones graciosas o chistes fáciles y negros en donde las anteriores entregas hubieran hecho agua. Scream 3 es una gran revisión a las otras historias, donde también no faltan los homenajes a grandes películas (aunque en menor cantidad esta vez). La presencia de la heroína de la historia esta recortada por otros compromisos que tenía Neve Campbell al momento del filmar, y es por eso que mayormente se sigue a Gale y Dewey a través de las muertes y los hechos en Hollywood. Queda claro que ellos no son el punto principal sino Sidney, pero desde la primera Scream que venían ganando participación y en esta culminaron.

Los nuevos personajes son carne de cañón para Ghostface, destacando a la brillante Parker Posey que aporta y mucho a la película en situaciones cómicas; también está muy bien en su pequeño papel Jenny McCarthy como una tonta actriz de clase B, la bella Emily Mortimer como una ingresante actriz, y el perfecto cameo de Carrie Fisher (la princesa Leia en Star Wars) como una amargada asistente.

Y si de Hollywood se trata, las referencias paródicas al mundo del cine se encuentran a raudales, sólo hace falta prestar atención que no son difíciles de encontrar. Es increíble el nivel de autoparodia del film a sí mismo. A la historia no le faltan por supuesto escenas truculentas y muertes,algunas no tan espectaculares como una explosión sorprendente que puede o no desentonar con el estilo de la saga, pero en general con menos violencia y sangre que demostraron sus predecesoras. El pasado ha vuelto para atormentar a Sidney Prescott, y queda bien demostrado cuando llega el clímax final del film, en donde se descubre al asesino (esta vez es uno solo), y se ve como Sidney logra salir de tan forzada situación.

Wes Craven ya no tiene que demostrar nada y en esta Scream 3 demuestra su talento una vez más tras las cámaras. Las escenas memorables de este film son todas gracias a él. Muchas de las situaciones tienen un suspenso tremendo y asfixiante que sólo Wes puede lograr mantener.

Scream 3 es un digno cierre de trilogía, aunque bastante flojo, pero no por ello menos disfrutable. Todo aquel que vio las anteriores no se puede perder esta entrega.

Acerca de Lucas Rodríguez 30 Articles

Amador de las películas, las series y los libros desde tiempos inmemoriales. Te desafío a que sepas más de ANTM que yo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D