Viernes de Terror: Scream 2, más cerca y más fuerte

Reglas de una secuela de terror:

  • Número uno: El recuento de cadáveres debe ser mucho más grande que la primer película.
  • Número dos:  Las muertes deben ser más elaboradas, sangrientas y violentas.
  • Número tres:  Nunca asumas que el asesino está muerto.

Las reglas por supuesto marcan las pautas a seguir en Scream 2, la secuela de la popular saga que llegaría uno año después del éxito de la primera parte. Por supuesto, siguiendo lo lineamientos de su antecesora, combina el horror y lo mejor del género slasher con el humor y la autoparodia, sin desbarrancar como fácilmente podría haber sucedido.

Las andanzas de la consagrada heroína juvenil Sidney Prescott continúan, pero esta vez la acción predominante ocurre en la universidad donde concurren ella y el nerd amante del cine Randy. Pero, por supuesto, antes de poner en escena a los personajes ya conocidos, tenemos un preludio en el cual una pareja negra asiste al preestreno de Puñalada, la recreación hollywoodense de la masacre original; Jada Pinkett-Smith es la actriz famosa que utilizan de recurso (brillante por cierto) a modo de auto-homenaje o simple repetición ya que funcionó en la primera: el resultado es un perfecto comienzo para esta segunda parte una vez que explotan, literalmente, los títulos.

Pero claro, los cameos no se acaban ahí, también la aparición de Sarah Michelle Gellar como Cici, sola e indefensa como Casey en la original, es para apreciar, ya que recurren al acoso por teléfono tan brillante. Cotton Weary (Liev Schreiber), el supuesto asesino de la madre de Sidney, tiene un papel importante ahora y en la tercera también. Los personajes principales del querido Dewey (David Arquette) y Gale (Courtney Cox) vuelven a reencontrarse, y tienen muy buena química como en la primera parte (de hecho, los actores terminaron casados eventualmente); sus escenas son muy interesantes y divertidas. Y si tenemos que remarcar a Sidney, es por su salto desde la primera a esta parte, su desarrollo después de lo que sufrió en la primera parte es para destacar.

También hay una nueva camada de jóvenes esperando ser asesinados por Ghostface, de maneras muy ingeniosas algunas y otras bastante clásicas; pero si de muertes shockeantes tenemos que hablar, la desaparición bien orquestada de un querido personaje (no les voy a decir aunque ya sepan quien es) es muy triste y repentina; una aparición especial en la tercera parte perpetró hábilmente lo que había sido una tradición hasta ahora. Las escenas de persecución del asesino son más sangrientas y potentes que en la primera, aunque menos sutiles; la escena del escape del auto es increíble: el guionista Kevin Williamson realmente se esforzó en la secuela.

La autoparodia a la misma saga con el estreno de Puñalada es increíble: Tori Spelling siendo Sidney tal cual como la verdadera Sidney lo predijo es un detalle irónico, delicioso y muy gracioso.

Y ya que hablamos de secuela, acá tampoco se acaban las menciones a diferentes películas, sobre todo en la charla que tienen en una clase de cine donde discuten si las secuelas fueron superiores o inferiores que las originales: Aliens, El Padrino Parte II, Star Wars :El Imperio Contraataca, Terminator 2, y además otras como Top Gun, Prom Night y muchas muchas más. Como en la primera, con cada visionado se descubre un nuevo homenaje o guiño.

Y como ya era un punto clave en la primera, los asesinos (porque son número par nuevamente) no se descubren hasta el acto final en el colegio; sus razones, una tan vieja como la venganza misma y otra ‘muy del nuevo milenio’ como recuerda un personaje son aceptables, y no se ven venir aún los más avispados. Estos minutos finales, aunque un poco sobreactuados por los asesinos, le dan un cierre correcto a este film.

Nuevamente hay que agradecer a la mente maestra de Wes Craven por consolidar la saga con esta segunda parte que, si bien no supera la primera, está muy a su altura; escenas como el auto sin control, las muertes a plena luz del día y en la casa de la hermandad, la habitación insonorizada, y ese final tan auténtico y caótico en el teatro son memorables. Una lástima que sus últimos trabajos sean tan irregulares.

Scream 2 le hace honor a su primera parte, y continúa perfectamente este slasher que tantos fanáticos ha congregado. Si la primera parte enganchó, esta segunda parte no decepciona para nada.

Acerca de Lucas Rodríguez 30 Articles
Amador de las películas, las series y los libros desde tiempos inmemoriales. Te desafío a que sepas más de ANTM que yo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D