Viernes de Terror: Halloween, Michael Myers regresa a casa

Si bien la Halloween original de John Carpenter fue una película de suspenso clasificada dentro del subgénero slasher, fue bastante sutil en mostrar los asesinatos con apenas unas pizcas de sangre por aquí y allá. En la revisión del músico devenido en director Rob Zombie ocurre todo lo contrario: los asesinatos son masivos en cantidad y en calidad, la sangre chorrea y como buen filme de terror de los últimos tiempos, las masas lo agradecen.
No es que me queje,pero todo lo que tenía de suspenso y sutileza la otra, es convertido en una obra con pocas escenas de suspenso y casi obscena en cuanto a muertes, que es lo que todo el mundo quiere en estos tiempos. Pero mejor indaguemos más en el problema…

Halloween comienza contándonos la infancia de Michael en el seno de un hogar disfuncional, con un padrastro agresivo, una hermana mayor despreocupada, una madre muy cariñosa pero que trabaja de stripper y un bebé al que le tiene mucho aprecio. Luego de la presentación aparece por primera vez el doctor Loomis, y luego la matanza de la hermana mas el plus de que asesina al novio y al padrastro brutalmente. Es brillante en este momento la actuación del joven Daeg Ferch como el joven Michael, y un puntito a favor de Zombie por mostrarnos esa familia destruida que nunca se había mostrado en el original.

El otro tramo de la película nos muestra la estadía del asesino en el instituto mental desde el momento después al asesinato hasta su brutal (nuevamente) escapada, la interacción entre el doctor Loomis y el Joven/Adulto Myers es buena, hay asesinatos de por medio antes de la escapada y durante, todo bastante gráfico. También se enfoca de otra manera la obtención del ya mítico overol que usa, y la recuperación del cuchillo y la máscara originales con las que mató hace muchos años. Por supuesto, pura brutalidad.

Ya en el tercer acto aparece la heroína Laurie Strode junto a sus hermosas amigas, y tal vez sea el punto más trillado de la película, el que ya se vio mil veces, pero hecho con un toque especial y que no decae mucho. Lo que tiene en contra es que se desvela un punto importante de la conexión entre Michael y Laurie cuando dicho vínculo solo se demostraba en la segunda película, y en el original solo presenciabamos un asesino matando niñeras; en Halloween Michael intenta por todos los medios hacerle saber la conexión que tienen, situación que luego se revierte. Pero sí se gana sus buenos puntitos con su desenlace en la derruida casa Myers, llena de situaciones incómodas y asfixiantes, tanto como esa escena del armario en el original que se ve reflejada simbólicamente. Aquí hay buenas actuaciones, Scout Taylor-Compton hace un más que un buen trabajo, la ya favorita de la saga Danielle Harris (su tercera incursión al momento) da lo suyo como Annie Brackett y vemos al Dr. Loomis en su máxima expresión. Los nenitos también tienen lo suyo. No es difícil decir que hasta acá tenemos al Michael Myers más violento de toda la saga, con un Tyler Mane inspiradísimo e inmisericorde.

Una de las cosas que más chocó fue el drástico final, que cierra las puertas a una continuación (aunque Rob Zombie pudo abrirlas mágicamente para Halloween II) que al contrario que el original era la puerta abierta más grande jamás hecha y que continuaría en 1981, 3 años y muchos galardones después de la primera.

Por tratar de hacer el remake de una de las mejores películas del género, Rob Zombie sale bien parado con su propia visión, y realmente creo que los que bastardearon ésta película no tienen en cuenta que la mayoría de las 7 secuelas dejan que desear aunque hacen reír, y ésta Halloween sobresale sobre ellas. Siendo un fundamentalista de la original, sigo considerando que es un buen trabajo el realizado por Zombie, adaptado a las exigencias del público adolescente actual.

Acerca de Lucas Rodríguez 30 Articles
Amador de las películas, las series y los libros desde tiempos inmemoriales. Te desafío a que sepas más de ANTM que yo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D