‘U.S. Marshals’, el genial y olvidado thriller de acción con Tommy Lee Jones

Películas hay y muchas. Algunas nos dejan marcados de por vida y no dejan de asombrarnos sin importar cuántas veces las hayamos visto. Pero de vez en cuando, se estrenan otros dos tipos de cintas: las que injustamente quedan en el olvido y que cuentan con la misma riqueza artística que las más aclamadas, y las que alguna vez vimos y amamos cuando niños, pero con el paso del tiempo también las olvidamos sin darnos cuenta. Lo genial de ambas es que al revisitar esos filmes, nos damos cuenta el por qué amamos tanto el Séptimo Arte. Cada semana quiero rescatar cuantas películas de ese tipo sean posibles.

The Fugitive fue un drama de acción que le valió su primer Oscar a Tommy Lee Jones (mi actor favorito de todos los tiempos). Quizá su personaje de Samuel Gerard le robó tanta cámara a Harrison Ford que Stuart Baird (editor de Casino Royale y la reciente Skyfall) se animó a dirigir su segundo largometraje haciendo un spin-off sólo con Tommy Lee Jones y su equipo de fuerzas federales en la primer película.

Y es así como estrena U.S. Marshals, thriller de acción como pocos. Su historia no tiene ninguna relación con The Fugitive (de hecho por esta película me enteré que existía la de Harrison Ford), simplemente se nos establece una de las tantas misiones que tienen Sam Gerard y su equipo. En este caso, se trata de un hombre llamado Mark Sheridan (Wesley Snipes en su apogeo como estrella de acción), a quien se le acusa de asesinar a sangre fría a dos agentes de la ONU y se le persigue luego de fugarse mientras se le trasladaba a otra prisión. Pero no sólo los federales quieren capturar a Sheridan, al equipo de Sam Gerard se une el agente John Royce (un Tony Stark Robert Downey Jr. que comenzaba a emerger), pues los agentes asesinados eran sus amigos.

Cabe destacar que Stuart Baird sólo ha dirigido tres películas, pero al sentarse a ver U.S. Marshals pareciera que el señor ya tiene bastante experiencia en el arte de dirigir. La película no sólo contiene escenas de acción para mantenernos pegados en el asiento, sino que estas están filmadas prácticamente como si de verdad hubieran ocurrido. Tan sólo hay que poner atención en la secuencia del avión con los prisioneros. Son casi diez minutos de esa escena, y, posteriormente, la filmación continúa al día siguiente mientras vemos cómo realmente se están sacando los restos del aeroplano del lugar del incidente. Así es chicos, no sólo a Nolan le gusta filmar lo más real posible. Esos detalles hacen que la escala de la película aumente considerablemente.

Como todo buen thriller, a la película se le rodea de personajes y una historia bastante desarrollada, hay pistas por doquier, el suspenso aumenta sutilmente y al final se nos recompensa con tremendos giros de tuerca. Las actuaciones están al nivel, tanto en la comedia (Joe Pantoliano está genial), como en la frialdad de Tommy Lee Jones (la escena donde se presenta su personaje es de lo más genial), así como ese carisma de Downey Jr. en sus escenas de acción. Wesley Snipes es quien quizá tuvo la actuación más intrigante, pues su personaje presenta tres facetas que difieren bastante y nos hacen confiar o no en él.

¿Por qué sacar esta película de El Baúl?

La década de los 90 tenía una manera peculiar de filmar las películas de acción. Tal vez ( y repito) por una ausencia de CGI, a las secuencias de acción se les ponía más empeño e imaginación, y para compensar la falta de efectos especiales, se les rodeaba de una historia de fondo para que de verdad se nos mantuviera en suspenso. U.S. Marshals tiene esa gran virtud, el misterio alrededor de los asesinatos de los dos agentes toma varias direcciones en la película, por momentos dudamos del villano y también del héroe. Este es un thriller que de verdad vale la pena invertirle las dos horas que se nos ponen en pantalla. Quizá no sea memorable, quizá no rompió estándares en el género y quizá no es material para Oscar, pero es una de esas películas que está tan bien hecha, que merece un lugar en nuestra videoteca cinéfila. Los dejo con el trailer oficial.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D