‘The Fly’, impactante tragedia romántica

the fly

Un científico se utiliza como cobaya en la realización de un complejo experimento de teletransportación. La prueba es un éxito, pero tras sufrir unos extraños cambios en su cuerpo descubre que, además de él, una mosca se introdujo en la cápsula donde realizó la transformación.

Recuerdo que vi La Mosca cuando pequeño, o parte de ella, ya que esta clase de películas la veía en familia y mamá generalmente me tapaba los ojos cuando ocurría algo que pudiera herir mi inocente y preciada sensibilidad. La Mosca presenta a Jeff Goldblum en una interpretación elogiable junto a una reluciente Geena Davis, quien ese momento era realmente su pareja. Cronenberg va directamente al grano en los primeros segundos y nos presenta a la pareja en una conversación en medio de una exposición científica, donde Seth Brundle (Goldblum) convencerá a la periodista Veronica Quaife (Davis) para que lo acompañe a su laboratorio, donde compartirá con ella un invento que “cambiará el mundo, y la vida humana, tal como lo conocemos”.

La maravillosa representación de Golbdlum de este científico excéntrico nos sumerge de forma inmediata en una historia que no pierde el tiempo en banalidades y se encarga de presentarnos a un personaje genial por el cual no podemos evitar sentir simpatía y cariño. Aunque sepamos que eventualmente logrará su objetivo, el inevitable afecto que genera Goldblum nos empuja a animarlo mientras lo va logrando, y una vez que se presenta el conflicto principal de la película, festejamos con él, a pesar de que también se nos vaticina el gran desastre en que se convertirá su éxito.

Al mismo tiempo, Veronica Quaife debe luchar con sus propios demonios, teniendo a su ex novio como editor para la revista donde trabaja. Stathis Borans, interpretado correctamente por John Getz, pasa a ser, a falta de un denominador más popular, el ex novio quien se supone debe desagradarnos por tener una personalidad insoportable. La Mosca entonces se convierte no solamente en una magistral película de terror y ciencia ficción, sino también en un drama romántico trágico y conmovedor. A medida que Seth Brundle sufre de las mutaciones causadas por la fallida teletransportación, también va perdiendo su propia personalidad, y con ello llega un impresionante cambio de roles entre el trío protagonista, con lo cual también el espectador tendrá que lidiar con el cambio de las impresiones iniciales que causaron estos personajes.

Lograr que el protagonista principal, quien inicialmente podría haber sido fácilmente marcado como el héroe, sea finalmente un accidental villano, pero no deje nunca de provocar una empatía innegable, es un trabajo inmensamente loable por parte de Goldblum, a través de la dirección de un admirable Cronenberg que sabe manejar perfectamente todas las piezas de este fantástico y retorcido relato.

La Mosca es una película fascinante por donde se la mire, con un guión bastante sólido y unos diálogos ultra memorables, causa un impacto notable en su desarrollo y otorga un clímax brillante y hasta podría decirse, emotivo, al cual el director tampoco quiere agregar nada. Y falta, realmente no le hace.

 

Acerca de Emmanuel Báez 2310 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D