‘The Walk’, una carta de amor a las Torres Gemelas

the walk revdest

Los dos rascacielos más imponentes del World Trade Center nacieron en 1973 y fueron asesinados en el 2001. No eran simplemente dos obras de arte de la arquitectura moderna, sino dos series vivientes que poseían un alma y representaban, como muchos otros monumentos a lo largo de la historia, el valor del hombre como ser pensante capaz de demostrar lo mejor a pesar de las incontables adversidades y crueldades cometidas en el tiempo. Así seguramente lo sentía Philippe Petit, que durante la construcción de las Torres Gemelas decidió que entre ambas se llevaría a cabo la hazaña de equilibrismo más arriesgada de la historia.

The Walk es una buena pieza de biografía, pero aunque se enfoque enteramente en las vicisitudes del famoso funambulista, y toda la vida que llevó hasta ese momento histórico, es una demostración de amor y respeto hacia aquellas dos piezas de arte arquitectónico que eran símbolo mundial de la habilidad del hombre. Luego de catorce años del trágico día que nadie olvidará, finalmente reciben un homenaje digno, rebosante de admiración y cariño, de la mano de un Robert Zemeckis enamorado de la historia que tiene entre manos.

Joseph Gordon-Levitt interpreta a Philippe Petit, y así también como la película es una demostración de admiración hacia las Torres Gemelas, es una muy entretenida obra que se balancea entre eso y un biopic ameno, realizado con evidente amor. Muy diferente a lo que uno estaría acostumbrado de los biopics de Hollywood, que suelen caer en terreno genérico con facilidad, Zemeckis se aleja de lo esperado y aprovecha la actitud del personaje de Petit, así como sus habilidades como malabarista y artista de circo, para pintar un cuadro divertido que presenta al hombre de manera sencilla y agradable.

Lo hace ubicándolo en un lugar imposible, en la punta de la Estatua de la Libertad, para que desde allí narre su vida y los eventos que lo llevaron desde su infancia, hasta el 7 de agosto de 1974, cuando caminó por un cable pesado suspendido entre las dos torres. Esta ingeniosa decisión le otorga a la obra un aire surrealista, como un cuento cuya última moraleja es la de perseguir los sueños y hacerlo sin vacilar. Es un mensaje común, pero la ejecución hace que tenga un efecto más emocional de lo que cabría esperar de un relato acerca de un hombre cuya meta más alta es desafiar a la muerte.

La “muerte”, según dice Petit, es una palabra que no pronuncia en absoluto. Para él, no se trata de arriesgar la vida sino de sentirla, respetarla, amarla, y buscar siempre su lado más puro y sincero. Los actos arriesgados de equilibrismo es lo que le acercaban más a él al estado más puro de su existencia, y en forma de ficción, alguien como Gordon-Levitt es muy creíble, consiguiendo que la obra sea realmente inspiradora.

Para amenizar más el proceso, Zemeckis le da un tono casi de comedia criminal, mostrando todo el camino que llevó al acto. Petit tuvo que juntar un equipo con ayuda de su novia y un fotógrafo, y entre los cómplices fueron poniendo de su parte porque veían en él a un hombre dispuesto a todo con tal de conseguir lo que quería, además de una persona que no se sentía atada a los problemas comunes de los demás. La trama no podría ser más tranquila y entretenida, y vale completamente la pena la espera hasta la recreación del acto entre las torres, cuya dirección es impresionante, con algunos de los planos más aterradoramente hermosos del año.

Al final, como dije previamente, es una carta de amor hacia las Torres Gemelas. Un homenaje que no peca de obviedades al respecto, sino que se encarga de que la cámara hable por sí sola, así como la mirada de consideración y respeto de Joseph Gordon-Levitt, que ya nos tiene acostumbrados a ser un actor comprometido hasta con sus roles menos exigentes. Además, es una película pensada en grande, para verla en la pantalla más grande posible, y el 3D es usado como debería, incluyendo al espectador directamente en la proeza de Petit, quizás provocando algo de intenso vértigo, pero así también compartiendo cada segundo de emoción.

Acerca de Emmanuel Báez 2455 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D