‘The Maze Runner’, aventura y misterio en el laberinto

the maze runner dest

Imagino que construir un universo distópico con una sociedad bien definida debe ser bastante difícil, porque en algo que siguen fallando algunos escritores es en las denominaciones de sus creaciones, que no dejan de sonar como si fueran la invención de un niño de diez años. Así que es algo frustrante estar siguiendo una buena historia, donde los protagonistas usan términos como “habitantes” o “área” o “penitentes” repetidamente, y pretender que no suenan tan estúpido como suenan. Tuve el mismo problema con Divergente y sus términos, pero The Maze Runner es la excepción porque es de los pocos problemas que tuve con la película.

Esta primera parte de una trilogía apuntada al público joven-adulto sigue a Thomas, un muchacho que despierta en un ascensor ascendente que termina en un gran campo verde rodeado de un muro de gran altura. Thomas es recibido por un grupo de jóvenes que le revelan que cada mes sube un nuevo chico, con provisiones, y la extensión del misterio que los mantiene prisioneros: ninguno de ellos recuerda cómo llegó allí, ni cómo salir, ya que más allá de los muros existe un inmenso laberinto cuyo final es desconocido.

El motor de The Maze Runner es un fantástico misterio a lo LOST, y como muchas de las películas de esta clase, el misterio puede resultar mucho más interesante que la explicación. Por fortuna, el misterio dura hasta el final mismo de la película, y su desarrollo es un fabuloso crescendo de aventura que está acompañado de un casting acertado, una dirección estupenda del debutante Wes Ball, y un guion sólido que se equilibra entre los personajes y la intriga que los rodea.

A pesar de los evidentes clichés del género, como el héroe inexperto que rápidamente se convierte en el líder de todos a pesar de estar rodeado de gente más experimentada, el guion está bien adornado por elementos imprevisibles, que van apuntando a un desenlace que de cualquier manera resulta muy satisfactorio. Si ya vieron uno o dos títulos similares, saben cuáles son los personajes que no van a llegar al final, pero la exposición de la trama y el desarrollo de los personajes se presenta con detalles suficientes como para volverlos relevantes a los eventos futuros.

Lo más sorprendente es que las actuaciones de todo el elenco está a la altura del misterio y el desarrollo. Dylan O’Brien es un rostro fresco que tiene un aire de Joseph Gordon-Levitt hasta en el habla y las expresiones, y lleva bastante bien la trama sobre sus hombros, a pesar de las convenciones del género que ya están bien gastadas a esta altura. Will Poulter es una verdadera sorpresa, habiendo actuando en solo algunos títulos comerciales, acá resalta como el rostro del miedo y el conformismo en esta sociedad en decadencia.

Kaya Scodelario está bien como la única chica del grupo, pero no podría decir más porque su personaje carece totalmente de propósito. Thomas Brodie-Sangster es el único reconocible de todo el equipo, y es impresionante recordarlo en Love Actually y comparar su crecimiento con su trabajo acá o en Game of Thrones. Tiene un rostro bastante memorable, y su trabajo como actor sin duda alguna lo acompaña.

The Maze Runner no hubiera existido sin varios predecesores, desde The Hunger Games hasta la más notable influencia, Lord of the Flies, una novela y posterior película acerca de unos adolescentes que se quedan varados en una isla y forman una sociedad que va decayendo en el salvajismo. En el “Área”, la sociedad se divide básicamente en “corredores” y todos los demás, ya que estos son los miembros más importantes. Por supuesto, nuestro héroe, Thomas, se convierte en corredor a pesar de las críticas contrarias que van desencadenando en un problema de jerarquías y confianza que culmina en el desmoronamiento de la sociedad.

Todo lo demás, son buenísimas secuencias de persecuciones, “corredores” corriendo despavoridos, y unas criaturas extrañas con piernas metálicas como arañas que se ven realmente aterradoras. Hay una genial construcción de universo en The Maze Runner, y la promesa de una expansión sustancial y visualmente asombrosa, y tengo ganas de regresar en un año y continuar la historia.

Acerca de Emmanuel Báez 2386 Articles

Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D