‘Relatos Salvajes’, más allá de los límites

relatos salvajes reseña dest

Nada como sentirse libres, como tomar esa decisión políticamente incorrecta y seguirla hasta las últimas consecuencias. Nada como la libertad de conocerse hasta el último acto de locura y materializar ese anhelo profundo, sin importar el desenlace. Nada como Relatos Salvajes, de Damián Szifrón, que conoce de los dolores sociales, de la indignación, de la opresión, de la impotencia reinante, y aprovecha todas esas emociones negativas para transformarlas en una obra maestra que habla al interior de todos. Nada como ver nuestros propios deseos hecho cine para el recuerdo.

Esta genial antología de seis relatos es un enorme triunfo para el cine argentino y el cine latino, y no por nada es una de las obras más laureadas y aplaudidas del vecino país desde El Secreto de Sus Ojos en el 2009. Los seis cortos son excepcionales, cada uno en su propio estilo, y aunque no hay un hilo conductor entre los mismos, si comparten una temática variada que se puede resumir en lo que el ser humano es capaz de hacer cuando llega a sus límites y pierde el control. El producto es un humor catártico, a veces satírico, y muchas veces imposible de retener.

El combustible es la empatía general y la posibilidad de ver una historia de ficción que nace de una ansiedad profunda que tiene que ver con el estado de una sociedad cada vez más ensimismada, volcada hacia el egoísmo dañino y un individualismo creciente que recibe la indiferencia de aquellos que deberían estar más interesados. Algunas son historias íntimas, familiares, que instalan debates morales más que relevantes, y otras son, directamente, un llamado de auxilio, que se traduce a una crítica social dura que es fácil de descifrar.

Pero más que nada, más allá del subtexto, es simplemente una conjunción de brillantes relatos dirigidos con maestría y llevados adelante con gran astucia. Mucho tiene que ver, por supuesto, con un elenco que cumple con trabajar en un rango de emociones que puede mover rápidamente a uno de la apatía al asombro, y de la intriga al éxtasis. Ricardo Darín, Darío Grandinetti, Oscar Martínez, Rita Cortese, Erica Rivas, entre otros, están estupendos, y no me sorprende de alguien como Szifrón, creador de esa magnífica serie Los Simuladores, que sepa cómo contar una buena historia con gran ritmo en tan poco tiempo.

Y estoy hablando de ese cine que te deja eufórico, cuyo desenlace llega aún cuando uno quiere más, que sabe complacer al espectador sin sentirse condescendiente en ningún momento. Sin embargo, el realizador sabe de sus límites, y como muy pocos en este arte, decide agregar el moño estando en lo más alto de la película, una decisión más que acertada para que la sensación no sea otra más que desear que todo empiece de nuevo.

No podría decidirme por el relato favorito. Aunque todos hablen de violencia en distintos tonos, son muy diferentes en el enfoque, y no se contentan con simplemente presentar la locura, sino que lo hacen a través de personajes tridimensionales, cuyas motivaciones se sienten verosímiles a pesar del poco tiempo que tenemos para conocerlos. Es así como un relato acerca de un chico que atropella a una embarazada y huye resulta ser tan delicado como uno acerca de dos personas que se descubren de verdad en el día de su casamiento, porque ambos hablan sobre aquello que somos capaces de hacer si nos sentimos acorralados y desesperados

Relatos Salvajes es verdaderamente salvaje. Cada segmento funciona de maravillas, quizás porque son historias tan bien desarrolladas, que se podría hacer una película de cada una de ellas, y los personajes y las situaciones son tan reales, que de verdad merecen una mayor exploración, aunque sea innecesario hacerlo. Y esto se debe a que Szifrón sabe que se trata de situaciones que se encuentran en cada esquina, en cada página del periódico, en cada noticia en internet. Es por eso que cada clímax se siente como un verdadero regalo, que suman para convertir a la película en una obra de energía pura y contagiosa.

Acerca de Emmanuel Báez 2386 Articles

Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D