‘Luna de Miel en Familia’, Sandler y Barrymore siguen haciendo buena pareja

blended reseña dest

Si recuerdan bien las dos películas que Adam Sandler y Drew Barrymore hicieron juntos, seguro esperan algo bien específico de Blended, pero hasta sus más fieles seguidores no podrán negar que esta comedia romántica se queda corta en muchos aspectos, aunque entretiene moderadamente y al menos sirve para confirmar que ambos siguen haciendo una buena pareja en pantalla. También sirve para ver hermosos paisajes de África, donde se ambienta la mayor parte de la película, y ofrece algunos buenos momentos de ternura y risas bien mezcladas, aunque no a la altura de The Wedding Singer ni 50 First Dates.

La historia sigue a dos padres solteros, que tras una primera fallida cita a ciegas, se reencuentran accidentalmente con sus hijos en un safari en África. Jim (Sandler) cría solo a sus tres fijas tras el fallecimiento de su esposa a causa de Cáncer, y Lauren (Barrymore) cría a dos hijos tras su divorcio por culpa de la infidelidad de su marido. Por supuesto, la comedia simplemente no existiría si los hijos de ambos fueran chicos tranquilos, así que los hay hiperactivos, celosos con posible complejo de Edipo, con mamá imaginaria, y otra simplemente sufriendo los deseos egoístas de su padre.

Realmente no es ciencia espacial. Ya conocen el humor de Sandler, aunque cuando no trabaja con sus usuales colaboradores (Kevin James, Rob Schneider, etc.), saca a relucir su lado tierno y sensible que convence porque siempre tiene un aspecto de padre de familia humilde, especialmente porque parece que sus decisiones de vestuario consisten en usar lo que haya en su ropero real. Por otro lado, Barrymore podría seguir haciendo comedias románticas por muchos años más con algunos roles serios cada tanto, y dudo que alguien tenga una queja válida que importe. Son diez años desde 50 First Dates, y no hay quien niegue que los dos la están pasando genial.

El humor en la película es como una serie de ensayo y error, y podemos argumentar sobre la comedia como el género más subjetivo, o podemos decir simplemente que cuando falla, no es insoportable, y cuando acierta, no es desternillante. La dirección de Frank Coraci (de The Wedding Singer) me hace desear que hubieran optado por Peter Segal, que hizo un trabajo un poco más personal y romántico en 50 First Dates, pero lo que hay es que, como es normal, uno no habla de más del director en una comedia romántica, y eso no tiene mayor repercusión. Hay buenas risas en Blended, y otros momentos podrían haber sido mejor trabajados.

Lo que rescato de las películas de Sandler suelen ser la banda sonora y los secundarios, ambos aspectos deslucidos en esta oportunidad, aunque las constantes intervenciones de Terry Crews pueden llegar a ser muy simpáticos, más aún si uno tiene en mente su trabajo en The Expendables. Joel McHale siempre luce como si estuviera conduciendo The Soup, y luego están Kevin Nealon y Jessica Lowe que solo están presentes para que su hijo sea el interés amoroso de una de las hijas de Jim, y así tener el predecible humor de cambio de look que sirve para unir un poco más a las familias.

Hay lo que creo que es un punto bastante llamativo en la película, y es que hablan acerca de las familias mezcladas, un tema muy poco usual en el cine de cualquier género. Claro está que todo enfoque es superficial, pero no así el debate posible que tiene que ver con resentimientos, añoranzas, y delicados conflictos no superados que afectan tanto a padres como a hijos. No verán ninguna clase de crítica social, pero es refrescante que la premisa sea algo original, para variar.

Sandler y Barrymore podrían reunirse de nuevo en unos cuantos años, y no me quejaría. Son naturales, y se los cree cuando se contienen y un poco cuando exageran. No soy un fanático del actor, pero sí creo que la edad lo está volviendo más centrado y meloso, que es lo que hizo que prefiera 50 First Dates por sobre The Wedding Singer. Tocan buenos puntos en Blended, y el humor de padres solteros se siente honesto en las situaciones más triviales que tienen que ver exactamente con los problemas diarios de ser solteros con hijos, aunque no tanto en las partes que tienen que ver con la relación entre ambos personajes, donde tiran más para la comedia caricaturesca. Aún así, hay suficiente jocosidad como para que sea un divertido viaje, ida y vuelta, y nada más.

Acerca de Emmanuel Báez 2281 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D