‘La Vida Secreta de tus Mascotas’, una aventura simpática en New York

secret life of pets

La Vida Secreta de tus Mascotas llegó vendiéndose como el nuevo producto de los creadores de Minions, algo muy evidente en un año en el que los pequeños cosos amarillos están en prácticamente todos lados, y los chicos están completamente locos debido a eso. Sin embargo, esta nueva producción probablemente no está destinada a tener el mismo impacto, por más que toque temas muy tiernos y muy similares a otras películas que fueron más exitosas. En resumen, es Toy Story con mascotas, aunque jamás llega a estar a la altura de la obra de Pixar de la cual bebe bastante.

La premisa es muy interesante. La trama gira en torno a Max, un perro cuya dueña, Katie, trae a casa a un nuevo perro llamado Duke. Hay una enemistad instantánea, aunque en el transcurso de un día, vivirán una gran aventura que los unirá y probará que las diferencias que tienen puede ser motivos para tener una gran amistad. La película pretende responder la pregunta de qué hacen realmente las mascotas cuando los humanos no están en casa, y lo hace ofreciendo buenas dosis de humor, y la esperada ternura que no puede faltar cuando se habla de animales en una película de animación.

El primer tramo de la historia es muy bueno, de hecho, ya que todo se lleva a cabo en situaciones que mantienen la verosimilitud con respecto al actuar de los animales. Hay escenas simpáticas en las que, en un plano, vemos y escuchamos a Max pedir socorro a Katie, y en otro plano, se lo muestra simplemente ladrando. Gran parte de la primera hora se desarrolla en un mundo alejado de la mirada de los humanos, y hay un grado de credibilidad que hace que la película sea más que interesante. Cuando ambos perros se encuentran perdidos en las calles de New York, se topan con animales callejeros que tienen la intención de humillar a todo animal domesticado, dando lugar a emocionantes secuencias de persecución que resultan entretenidas.

La película va rápidamente en picada una vez que los animales salen al “mundo exterior” y se exponen a los humanos realizando acciones más que complejas, dejando en evidencia el actuar inteligente de los mismos. Hay todo un encanto en verlos desenfrenados, pero al mismo tiempo cautos, de que las personas no sepan realmente de lo que son capaces, y es algo que se pierde completamente cuando la trama ve llegando a la conclusión. Es algo que resalta porque la película da a entender que esta historia se desarrolla en la “vida real”, ya que hay referencias a los Minions como una marca existente, así como una de las próximas películas de Ilumination Entertainment, y no en forma de sutiles guiños como lo hace Pixar, sino directamente mostrando un poster de la película.

Al final, queda como una simpática experiencia que tiene pedazos memorables que no funcionan como un todo porque el guion presta mucho de otras películas mejor logradas. Sin embargo, hay suficiente como para que los héroes sean más que agradables, y todo el argumento de los perros que se llevan mal al principio y van encontrando el camino para trabajar juntos es llevado con gracia y un humor que se balancea bien entre lo tonto y lo ingenioso.

Acerca de Emmanuel Báez 2282 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D