‘The Witch’, el terror desde adentro

The Witch es una obra maestra del terror atmosférico y un verdadero ejemplo del miedo que se puede generar de manera auténtica sin la necesidad de recurrir una sola vez al jumpscare, que es tendencia gastada en el género actualmente. De la mano del realizador Robert Eggers, que firma así su ópera prima, la película es un deleite para cualquiera que esté cansado del terror genérico, y sepa apreciar una historia verdaderamente perturbadora, que en el sentido técnico es exquisito, y en el metafórico es todavía más poderoso.

La trama nos sitúa a mediados de 1630 en Nueva Inglaterra, cuando una familia es exiliada de una comunidad por razones de convivencia, y se ven forzados a establecerse en las afueras de un bosque, aunque la tierra no les ayuda con las cosechas y rápidamente se va sintiendo la presencia de algo maligno en las cercanías. Se trata de una época de religiosidad absoluta y un temor a lo sobrenatural que se hacía cada vez más palpable. Según reza en los créditos de la obra, se usaron documentos históricos reales como inspiración, algo que realmente se siente a lo largo de la historia. Es una pelea verosímil acerca de la pérdida de la fe, en el sentido más humano de la lucha, ya que es apenas unas décadas antes de las cacerías de Salem, aunque el trasfondo tiene más que ver con la libertad y la opresión femenina.

Si bien la película presenta a todos los miembros de la familia de una forma neutral, dejando que cada uno tenga su opinión sólida con respecto a los hechos que van aconteciendo y van desmoronando la comunidad, de a poco va centrándose en el personaje de Thomasin (Anya Taylor-Joy), que está “convirtiéndose en mujer”, la más pecadora de los hijos, según sus propios padres. Luego de la repentina desaparición de Sam, un bebé de pocas semanas, Thomasin va sintiendo que está en el centro de los ataques, especialmente por parte de su madre (Kate Dickie), pero también de sus dos hermanos pequeños, Jonas (Lucas Dawson) y Mercy (Ellie Grainger), que no dejan de conversar con una cabra negra llamada Phillip, que parece tener alguna relación con los sucesos.

La película no es tanto acerca de la historia sino de la atmósfera, con un trabajo de fotografía impoluto que ensalza la sensación de claustrofobia y desconexión que se va reforzando, con inquietantes planos y una iluminación natural que se aprovecha demasiado bien en favor de un guion centrado en la paulatina descomposición mental de los protagonistas. El genial trabajo de casting también con Ralph Ineson como el padre es un pilar fundamental ya que cada uno tiene un carácter y una presencia única, en especial los dos gemelos que parecen dos pequeños adultos desde el inicio de la película, y son constantemente aterradores.

A medida que la situación se va descomponiendo, y la fe de toda la familia se pone a prueba, las cosas realmente se vuelven más incómodas, y con la increíble fuerza actoral del casting, es difícil no sentirse sobrecogido por la situación. Taylor-Joy es una verdadera revelación, retratando con soberbia la lenta transformación de Thomasin, que empieza aceptando los cambios y las órdenes sin ofrecer mucha resistencia, y luego va revelándose y expresando su deseo de libertad que no puede ser contenido por la religión de sus padres, a pesar de que procura hasta el último momento de lucha abrazar las palabras profesadas, sin comprender realmente lo que le espera más allá de la opresión que experimenta.

The Witch es una sombría travesía que puede hacer cuestionar a uno lo que está experimentando, ya que Eggers juega mucho con las expectativas del espectador, entregando algo nuevo luego de incomodar, invitando a explorar el terror desde lo introspectivo para afuera, y no solamente como una entidad que acecha desde el exterior. Si bien es una mezcla de drama y fantasía -ya que realmente hay una bruja, como reza el título-, el horror pasa más por cómo una familia se destruye a sí misma por culpa de una creencia ciega, y a causa de su ausencia misma.

Acerca de Emmanuel Báez 2386 Articles

Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D