‘Hardcore Henry’, el espectáculo del videojuego hecho cine

hardcore henry

Imagino que una película como Hardcore Henry no será fácil de digerir para algún grupo de espectadores más acostumbrados al cine de acción netamente comercial de Hollywood, pero si le dan la oportunidad y mantienen la mente abierta, creo que estamos hablando de una de las propuestas de acción más innovadoramente geniales realizadas en el cine en mucho tiempo. Por supuesto que no menosprecio para nada el tradicionalismo en el género de acción, porque un cliché bien trabajado tiene su valor, pero lo que lograron con esta producción es algo realmente alucinante.

El atractivo principal de esta película es que está contada enteramente desde el punto de vista del protagonista, que lleva el nombre de Henry. Él es un hombre que fue resucitado y convertido en ciborg, y pocos momentos después de ser “ensamblado” por quien dice ser su esposa, es interrumpido por un grupo militar liderado por un psicópata con poderes telequinéticos que se lleva a su mujer y empieza a cazarlo. Es salvado por Jimmy (Sharlto Copley), un asesino con motivos ulteriores que termina convirtiéndose en un misterioso aliado y lleva a Henry de un lado a otro hasta cumplir su misión.

Dejo de lado la pregunta más importante para este tipo de películas: el recurso de la cámara subjetiva está coreografiado con una increíble atención al detalle, por lo que los momentos con acción frenética se pueden seguir la mayor parte del tiempo sin mayores inconvenientes. Claro que por la forma en que se presenta la vista del protagonista, es innegable que el director Ilya Naishuller tiene extensos conocimientos de videojuegos de disparos en primera persona, así que me atrevo a asumir que ese público será el que disfrutará de inicio a fin esta gozada que toma las bases fundamentales de cualquier clásico videojuego del género y lo lleva a la pantalla grande con un resultado de pura adrenalina.

No me sería posible explayarme demasiado sobre el resto de la película. La trama es bastante directa y el desarrollo se jacta la mayor parte del tiempo de ser un videojuego en el cine, con el protagonista yendo de un punto de encuentro a otro cuando Jimmy le da indicaciones geográficas a través de un teléfono celular. Toda la película se siente como ver a alguien más jugar un videojuego hiper realista de menos de una hora y media en el que solamente se cumplen las misiones más importantes con la intención de llegar lo más rápido posible al jefe principal, que es un rubio platinado con falso acento inglés y motivaciones trilladas de ciencia ficción de bajo presupuesto. Es un cóctel de puro éxtasis y acción desenfrenada con momentos de apasionada genialidad cinematográfica.

En un género que me gustaría llamar “películas videojuego” (a diferencia de “películas DE videojuegos”), Hardcore Henry es la más emocionante opción luego de Edge of Tomorrow, que se queda con el primer puesto por la química entre Tom Cruise y Emily Blunt. Sin embargo, esta odisea es una adición refrescante a la cartelera, y siendo una coproducción entre EE.UU. y Rusia con productoras independientes, se entiende y aplaude que se hayan atrevido a este tipo de violencia visceral que sabe divertirse consigo mismo, algo que le hace mucha falta al género. A eso hay que sumarle una poderosa banda sonora y situaciones disparatadas que dudo mucho hayan salido de una mente sobria, y tenemos una de las mejores películas de acción de los últimos diez años.

Acerca de Emmanuel Báez 2329 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D