‘En El Corazón del Mar’, la predecible historia que inspiró a Moby Dick

heart sea dest

Hay una buena historia en algún lugar de En El Corazón del Mar. El problema es que el cine de aventuras marítimas suele ser muy predecible, y esta no fue la excepción, a pesar de toda la emoción que haya querido transmitir Ron Howard, y todo el drama de la lucha por la supervivencia que se desarrolla con algunas secuencias verdaderamente inquietantes. No hay suficiente material en este barco para evitar que se vaya hundiendo lentamente en un océano de familiaridad, clichés, y actuaciones meramente decentes. Quizás sea que algunas historias verdaderas simplemente no pueden hacer el salto a la pantalla grande a menos que se tomen grandes licencias creativas, o tal vez es que no supieron encontrar a tiempo la energía para que este relato en particular se vea tan interesante como lo fue en realidad.

La historia transcurre con el novelista Herman Melville contactando con un hombre adulto que fue uno de los pocos sobrevivientes de un naufragio ocurrido décadas atrás, cuando todavía era un chico buscando su rumbo. En ese entonces, abordó un barco ballenero buscando trabajo y aventuras, y allí conoció la muerte en persona cuando una gigantesca y misteriosa ballena blanca hundió el barco unos meses después, en el medio del mar, obligando a los sobrevivientes a buscar formas inauditas para mantenerse con vida. Se trata de un acontecimiento verídico ocurrido en 1820 aproximadamente, y que habría servido como inspiración para que Melville termine escribiendo Moby Dick, una de las novelas más populares de la literatura norteamericana.

En esta versión, un hombre de casa de nombre Tom Nickerson le cuenta a Melville todo lo que ocurrió desde que empezó la odisea, relatando la lucha de egos entre el primer oficial Owen Chase (Chris Hemsworth) y el capitán George Pollard (Benjamin Walker), lo que derivó en constantes peleas a bordo y la última decisión de ir tras una mítica bestia que sería la solución para que regresen a puerto lo más pronto posible, puesto que el objetivo era volver con 2000 barriles de aceite de ballena, que en ese entonces era tan valioso como lo es el petróleo hoy día.

El primer problema está en que Hemsworth, seductor y fornido como es, todavía no sirve para el drama. El papel de Thor en las películas de Marvel le va bien porque lo más relevante es que se vea bien en la armadura del superhéroe, y las inyecciones de drama son esporádicas y superficiales. Fuera de esa serie, sus roles más memorables son en The Cabin in the Woods –donde tiene una fatídica salida antes de la mitad de la película- y su breve aparición en Star Trek. No tiene material para llevar adelante una película de características más serias, y mucho menos una que requiere mucho de él, desde sutiles gestos románticos hasta una caracterización enfermiza donde no pueda salirse con las suyas sonriendo y luciendo atractivo.

Por otro lado, Benjamin Walker está sobrio como el capitán Pollard, y aunque es secundario en la historia, tiene una presencia menos cliché y una interpretación más sombría. Walker no es un actor que haya estado al frente de títulos memorables, pero creo que es solo porque todavía no tuvo oportunidad. No es el tipo modelo de película de superhéroes, pero tiene un aura más interesante que le da un plus a sus intervenciones porque parece que en cada escena tiene algo que probar más allá de ser simplemente un rostro más en la historia. Es el único personaje realmente memorable de la película, así que tenerlo hasta el final hace que valga la pena seguir la odisea tras sus puntos menos llamativos.

Las secuencias que involucran a la gigantesca ballena son buenas, si bien a veces los efectos especiales parecen poco trabajados. Howard lo compensa filmando sus apariciones con un ojo asombrado, provocando algo de pavor y emoción. La secuencia del naufragio es particularmente conmovedora y escalofriante, aumentando el riesgo de la trama, aunque esto lastimosamente hace que el resto dependa más de Hemsworth, que es salvado por maquillaje. Tom Holland está acertado en el papel del joven Nickerson, aunque con lo poco que se puede rescatar de la película, la propia ballena de tamaño colosal tiene mejores escenas.

Acerca de Emmanuel Báez 2333 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D