‘Batman vs Superman: versión extendida’, mejor solo para Superman

superman

Cuando vi Batman vs Superman en marzo pasado, dije que era una película a la que le sobraba al menos una media hora, y sin los fetiches propios e inútiles de Zack Snyder -como las escenas oníricas- habría tiempo para arreglar algunas de las incoherencias que pesaban a la obra. La versión extendida realmente dejar claro que hubo un problema de decisiones creativas en el corte original de la película, ya que varias de las nuevas escenas ofrecen un mejor desarrollo de subtramas y situaciones que se veían muy ridículas y forzadas. Por qué decidieron no incluirlas es una pregunta que espero acose a Snyder y el resto del equipo de Warner y DC por varios años.

Por supuesto, la versión extendida no soluciona ninguno de los problemas argumentales ya que estos son decisiones de guion. La revelación de “Martha” sigue siendo vergonzosa, las motivaciones de Lex siguen siendo vagas, Lois Lane sigue estando en todos lados sin ninguna explicación, y Doosmday sigue siendo un monstruo genérico, ruidoso, y aburrido, que parece salido de una galería de monstruos predeterminados para películas apocalípticas. Desafortunadamente, esos siguen siendo puntos importantes que detienen a la película de ser algo contundente para el universo DC que están intentando formar en el cine. Batman vs Superman: El Origen de la Justicia tendría que haber sido un título realmente único, pero lo que se vio en el cine permanecerá en la mente de la mayoría, y eso no fue algo digno.

Sin embargo, las adiciones son sustanciales desde el principio. Toda la secuencia de África es más extensa, revelando detalles que son importantes para una investigación de Lois. En el cine, la secuencia ni siquiera revelaba que el fotógrafo asesinado por el general era Jimmy Olsen, algo que queda claro en la versión extendida. Sigue siendo ridículo el uso de una cámara analógica, pero eso es perdonable. Digamos que Olsen, como fotógrafo, tenía gustos vintage, aunque toda la idea de que llevara una cámara como esa hacía más evidente que alguien lo descubriera. De cualquier manera, la secuencia es un poco más interesante y presenta mejor la situación que llevará a Lane a comportarse como una verdadera periodista.

Posteriormente, llevará a cabo una investigación más extendida con la que descubrirá por qué Superman no tenía posibilidad de detener la bomba en el Capitolio. Resulta que la silla de ruedas estaba cubierta de plomo, que es el único material a través del cual el hijo de Kripton no puede ver. Es un detalle muy importante, ya que inclina la balanza a favor de Superman, que parece ser un personaje que Snyder realmente no entiende ni aprecia. Mayor prueba de esto es una escena posterior, donde se lo ve al superhéroe ayudando a las víctimas, observando con culpa a su alrededor, antes de salir volando. Estas escenas le agregan un gran peso de humanidad al mismo, en vez de verse simplemente como un ser inestable con dilemas morales que desaparece ante el primer problema real.

En contrapartida, Clark Kent también realiza labores de periodismo, si bien sigue siendo un terrible empleado, y no existe razón alguna por la cual no sea despedido. Hay más escenas donde ve en persona el efecto de Batman en Ciudad Gótica, lo que lo lleva a amenazarlo más tarde cuando el héroe encapuchado está persiguiendo a los matones de Luthor. No arregla su actitud hipócrita, pero al menos no es tan incoherente y forzado como en la versión original. También hay apariciones que fueron completamente eliminadas, como la de Jena Malone como Jenet Klyburn, que personalmente me apena porque es una actriz con una gran presencia.

Finalmente, la película vuelve a lo mismo, y ese es el problema sin solución. La trama se complica innecesariamente, y ese incesante debate acerca de la necesidad de Superman es simplemente tedioso. Algo que noté mejor en este nuevo visionado, es que la película no es realmente tan carente de humor como decían. Alfred hace un montón de bromas, solo que la mayoría son simplemente faltos de gracia, y son todas escenas que estaban en la versión original. Además, hay un humor más sardónico presente a lo largo de la película, el problema es que suele venir de protagonistas que no son nada agradables, como Perry White, el editor de prensa más inepto de la historia del periodismo.

Lo que tiene de bueno este “Ultimate Cut” es bueno para Superman/Clark Kent, lo cual uno diría que es crucial como para uno de los superhéroes más emblemáticos del universo DC en el cine. En marzo, no podía interesarme menos que haya muerto -además de que es un recurso más que gastado en el cine de superhéroes, porque todos sabemos que no será permanente-, pero al menos, con la nueva información que nos da este corte, tengo un poco más de ganas de esperar su evidente regreso. Por el otro lado, Batman sigue asesinando a diestra y siniestra a todos los matones con quienes se cruza, aunque como compensación, Ben Affleck aparece desnudo, si eso les interesa.

Acerca de Emmanuel Báez 2282 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D