‘Quiéreme Si Te Atreves’, un juego que se nos va de las manos

jeux d enfants post

Es hermoso que cuando somos niños nuestra percepción de la realidad es distinta, mucho más auténtica y ensoñada a la vez. No en vano los cuentos infantiles combinan tanta realidad con fantasía, esa línea que cuando somos adultos parece tan gruesa y definida para los niños es una nebulosa que permite constantemente la intromisión de cierta magia nutrida por su inocencia y alegría.

Quiéreme si te atreves es una metáfora del amor y el sacrificio que expone al espectador una divertida historia llena de fantasía, errores e imposibles. Película francesa del año 2003, dirigida por Yann Samuell, nos regala una fresca interpretación de una joven Marion Cotillard acompañada perfectamente por Guillaume Canet como los amigos quienes participan de este peculiar juego de roles en que trascurre el filme.

Nutrida de muchos recursos artísticos y una fotografía constantemente cálida, la historia no sólo encuentra fuerza en el ingenioso guión, sino también en la estética onírica que juega un rol destacado. El montaje está tan logrado que es imposible mantenerse distraído pues constantemente los cortes se dan con mucha fuerza, haciendo que el ritmo esté lleno de suspenso y provocándonos ansias de ver qué sucede después.

“Capaz o no capaz” es la condicionante que en este filme combina el juego con el riesgo, y a su vez con la adrenalina de superar al otro, de ver quién llega más lejos. Nuestros personajes son capaces de muchas cosas y los desafíos se dan en situaciones en las que impera el humor, el ingenio y la travesura. Todo comienza cuando los protagonistas son niños (vale rescatar la impecable actuación de los dos infantes) y se va desarrollando hasta que llegan a la edad en la que todos pensamos que ya no pueden haber juegos y se deben tomar las cosas en serio.

Esa falta de continuidad con el ayer, los desafíos que trae el tiempo, con sus desgastes y frustraciones, es lo que nos permite identificarnos con esta película y compararla con nuestras historias personales. Muchas veces oí de amigos o de mí mismo decir que el tiempo pasó, que uno ya no es el mismo de ayer ni la otra persona tampoco, que se han tomado caminos diferentes, que a las cosas a cierta altura de la vida uno ya las debe ir tomando más en serio. Para aquellos que buscan o esperan una respuesta a eso, que piensan que la niñez no es sólo “una etapa” y que en verdad es posible que perdure por siempre, y más aún para los que sueñan y creen que hay amores que duran una vida, para ustedes queda recomendadísima esta película.  Quiéreme si te atreves es aire fresco, disfrutable y enternecedor. Atrévanse, y vean este film sin desperdicios. Aquí les dejo un pedacito:

Acerca de Bruno A. Comas 31 Articles
Estudio Artes Audiovisuales en la UNA (BsAs), investigo el video y la performance a través de Vena Rota. Escribo guiones, cuentos y textos inclasificables.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D