‘Prayers for Bobby’, logrado melodrama familiar sobre la homosexualidad

prayer_for_bobby

Siempre es interesante sentarse a ver una película realizada exclusivamente para TV porque tiene sus pros y contras. Por lo general, suelen ir directo al grano, ya que al tener que dejar espacio para los comerciales, no suelen durar más de hora y media. El lado malo de esto, por supuesto, es exactamente el mismo: todo va apurado, y hay historias que bien podrían aprovecharse mucho mejor profundizándose un poco más.

Prayers for Bobby es una película basada en la vida de Bobby Griffith, un adolescente que se suicidó luego de que su fanática religiosa madre no lo aceptara por ser homosexual. Luego de este desafortunado evento, su madre fue comprendiendo lentamente el daño que causó en la vida de su hijo, y como influyó enormemente su actitud y su ignorancia en la decisión de Bobby de quitarse la vida. Mary Griffith se convirtió en los años posteriores en una de las activistas por los derechos gay más renombrada en la comunidad internacional.

No podría imaginarme una mejor Mary Griffith que Sigourney Weaver simplemente porque hace un trabajo genial. Entre ella y Ryan Kelly como Bobby van creando una atmósfera brillante durante el corto desarrollo del conflicto principal de la película. La tensión es tangible, y el melodrama que se va formando es más que correcto. Después de todo, es obvia la intención de que la historia termine afectando al espectador, sin importar realmente qué tan condensada esté, o qué clase de ritmo tenga o si la misma sea precisa en cuanto a los detalles reales de la vida de la familia Griffith.

Al final lo importante es haber captado el mensaje, y de paso recibir una pequeña pero siempre memorable lección de actuación por parte de Weaver, sólida y creíble en su terquedad y su arrepentimiento, pero nada más que eso. No hay ninguna profundización sobre los temas más importantes como el suicidio adolescente y la aceptación de la homosexualidad, el autoconocimiento y la madurez emocional, aquella que al verdadero Bobby Griffith se le desmoronó antes de que pudiera comprender y enfrentar las interminables vicisitudes que la vida le tenía preparada, por culpa del abandono de la persona que tendría que haberlo apoyado desde el principio.

Por supuesto, eso no hace que Prayers for Bobby sea mala, sino todo lo contrario. Aunque no tiene mucho que ofrecer, lo que cuenta lo cuenta bien. Ya habrá otras oportunidades de ahondar más en cuestiones realmente importantes.

 

Acerca de Emmanuel Báez 2264 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D