‘Power Rangers’, una mórfosis a medias

Hay una escena durante Power Rangers, en el que un Chevrolet Camaro Concept es destrozado y arrojado como bola de papel en una pelea entre el Megazord y Goldar. Inmediatamente, uno de los rangers pide disculpas a Bumblebee por el atrevimiento. Es un pedacito de humor burlón que podría considerarse una osadía fuera de lugar si se estuvieran riendo de alguna obra superior, pero teniendo en cuenta que estamos hablando de las películas de Transformers, creo que pueden darse perfectamente el lujo de darle un puñetazo bajo como el que hicieron ya que, en comparación, esta es una pieza mucho más memorable que cualquiera de las cuatro de Michael Bay.

Ese es uno de los momentos dignos de rescate en esta obra que no se decide del todo qué quiere hacer con el material original, puesto que inicia como una versión de ciencia ficción intergaláctica con fotografía lóbrega al estilo del cortometraje de Power Rangers para adultos que se lanzó en el 2015. Posteriormente, le sigue un drama adolescente copiado de The Breakfast Club, y en algún momento hacia el tercer acto se acuerda de que es una película basada en una serie infantil de los noventa acerca de cinco chicos que se disfrazan con trajes baratos para combatir monstruos alienígenas creados de arcilla. Son tres buenas partes, pero que no encajan bien, resultando en una cosa amorfa que entretiene a medias.

La dirección viene de la mano de Dean Israelite, que ya trabajó en historias de ciencia ficción adolescentes anteriormente cuando hizo Project Almanac, en el que un grupo de chicos descubren los planes de una máquina del tiempo y se embarcan en la inverosímil aventura de construir uno. El problema con esa película -y también con esta- es que se toma demasiado en serio como para terminar siendo un film cursi de ciencia ficción. Es la mezcla tonal lo que no vuelve a funcionarle a Israelite. En esta adaptación de la clásica serie, cinco chicos bien diferentes terminan trabajando juntos de forma involuntaria cuando descubren una nave secreta enterrada en las montañas de Angel Grove, topándose con un destino no solicitado que demanda que ellos unan fuerzas para convertirse en la defensa máxima del planeta.

Allí conocen a Zordon (Bryan Cranston), que es una visión bien distinta del personaje de la televisión, y uno que realmente me parece interesante, ya que este sería también el relato de origen del personaje que todos conocemos como un sabio del espacio que tiene muchísimo para enseñar a estos adolescentes. Acá Zordon es un esclavo de su propia tecnología, luego de haber sufrido la derrota por parte de Rita Repulsa hace 65 millones de años, cuando él era el Ranger Rojo. Estos pequeños cambios hacen que su presencia tenga más peso que el de un simple instructor, algo más parecido a un mentor con falencias propias que aprende en el mismo camino que el de sus pupilos.

Los cinco jóvenes que interpretan a los rangers son buenos, si bien no tienen una química palpable que haga que uno realmente apueste por ellos con vehemencia y quiera saber más de todos sus personajes. Dacre Montgomery, Naomi Scott, RJ Cyler, Ludi Lin, y Becky G se llevan bien, y son un grupo creíble de chicos que parecen venir de ángulos distintos para formar un cuadro variopinto pero sólido. No son lo mejor en materia de actuación (Lin, en particular, es terrible con el inglés), pero el guion de John Gatins requiere más de Jason y Kimberly, aunque el trasfondo más interesante lo tienen Billy (un chico en el espectro autista) y Trini (una adolescente que no puede revelar su sexualidad a sus padres). ¿Puntos para Power Rangers por tener el primer superhéroe gay? Definitivamente.

El segundo acto es todo acerca del aprendizaje, ya que los cinco chicos tienen que pasar por ese proceso antes de enfrentarse cara a cara con el destino. El infaltable montaje de entrenamiento está dividido en varias partes, todas bien divertidas también con el personaje de Alpha 5 (con la vez de Bill Hader), que ostenta un diseño bien extraterrestrial y no meramente robótico como en la serie original. El conflicto de que los jóvenes no puedan hacer mórfosis exitosamente debido a una conexión incompleta entre ellos mismos es un detallazo que también le da más peso al guion, y a toda la cuestión de la amistad y la importancia de mantenerse unidos. Moraleja cliché pero efectiva.

Mientras tanto, al otro lado de la ciudad, Rita Repulsa está juntando fuerzas luego de ser recuperada por un barco pesquero pensando que se trataba de una persona fallecida en el medio del mar. Elizabeth Banks encarna a la villana, y hace maravillas con el personaje, que tiene un desarrollo más realista como para que no aparezca simplemente de la nada. Esta versión también le da algo más de trasfondo, confirmando que, en un pasado arcaico, Repulsa fue una Ranger Verde consumida por su deseo de poder, llevando a los Power Rangers a un gran enfrentamiento cuyo clímax se llevó a cabo en la Tierra, en la era dominada por dinosaurios. Entonces la trama llega finalmente al “Mórfosis, amigos” y hay un giro de 180 grados completamente desconcertante.

Lo que empezó siendo serio y algo portentoso, y siguió como un drama adolescente básico pero competente, termina siendo extremadamente cursi e infantil de vuelta. De la nada suena el tema clásico de los Power Rangers (¿ni siquiera un cover de esos oscuros heavy metal que tanto abundan y que acá podría haber funcionado mejor?), desentonando por completo con el resto de la película. Asumo que estaba en el contrato en algún lado porque, así como queda, no tiene razón de ser. Las peleas entre los rangers y los patrulleros, así como de los Zords y Goldar (que no es más que un monstruo, en vez de un teniente como lo era), son entretenidas, aunque acá se ríen de Transformers y eso me hizo pensar en que, como mínimo, hay acción coherente que se puede apreciar sin forzar la vista. Además, hay momentos geniales que elevan el material a lo bien divertido, si bien son esporádicos (¿cuándo se vio a un villano ser derrotado con una cachetada interplanetaria?).

Según los ejecutivos de Lionsgate y Saban, habían estado trabajando en una posible franquicia de seis películas. A esta altura, dudo mucho que eso llegue a concretarse, aunque no me importa que así sea, pero no tienen conquistado el terreno blockbuster y tendrían que tener algo realmente bueno entre manos si pretenden continuar con ese objetivo. Lo que es más importante, deberían decidir bien si continúan con una revisión contemporánea, abrazando el lado más serio y humano de sus héroes (lo que me parece acertado y constituye la mejor parte de esta película), o si se van hacia el lado más nostálgico y le dan play al tema principal de la serie desde el principio. Un mejor balance entre tonos hubiese hecho la diferencia, pero la mórfosis no funcionó del todo.

Acerca de Emmanuel Báez 2362 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

1 Comentario

  1. Me parece muy acertada tu crítica, definitivamente la cohesión entre las 3 partes que mencionas fue “chocante” para el expectador. Aün así creo que ha sido lo mejor que la franquisia de Power Rangers a sacado y que de alguna manera creo que la única justificación seria el intentar complacer varias audencias simultaneamente: El tono serio del principio a todos aquellos que no son fan (como yo), el tono juvenil a una audiencia de adolescentes nueva y el tono “infantil” a la base de fans nostalgica y amante de la serie. De acuerdo esta última es la que menos convence y seguramente dificil de tener una audiencia solida y como se menciona arriba lo peor es la integración de las mismas. En mi caso funciono ya que mi hijo menor debido a los legos de power rangers pudo disfrutar el cierre (era lo que iba el a buscar) yo quede sorprendido (positivamente) por el tono serio de la 1ra y 2nda parte incluso disfrutandolo (pues no iba con la intencion de disfrutar la pelicula tan solo de “entretener a mis hijos”) y mis hijas adolescentes disfrutaron la segunda parte…sinembargo en su conjunto creo que lamentablemente la pelicula efectivamente no logra cautivar como lo hizo por ejemplo Wonder Woman.

Deja un comentario :D