‘Paranormal Activity’, ¿que pasa mientras duermes?

Siendo que recibí decenas de puntos de vistas que se dividen en escépticos y creyentes hasta este punto, debo admitir que, 10 años después de lo que resultó la mítica The Blair Witch Project, en 2009 la antorcha ha sido traspasada y este pequeño film llamado Paranormal Activity  será recordado por su realismo absoluto.

Comienzo entonces diciendo que hasta los más incrédulos encontrarán en la historia una toma no fresca (olvidémonos de lo fresco a esta altura del partido) sino genuina, desde el punto de vista de una pareja joven que representa el común del público que se atrae hacia estas propuestas.

Con un guión terriblemente parco en grandiosidades (aunque alguna que otra se le escapa) y decidiendo tomar un aspecto visceral y humano, la historia se mueve con los descubrimientos de esta joven pareja dentro de su casa, descubrimientos que no hacen más que ir creciendo en tensión hasta un punto final insoportable, verdadero triunfo del film.

Los escasos recursos con los que cuenta el film son más que suficientes para hacer remover del asiento al espectador: un ruido por aquí, pasos por allá, una sombra, una puerta que se cierra sola; todo es válido y utilizable para crear el Temor con mayúsculas, eso que no somos capaces de ver y que, a fin de cuentas, es lo que más miedo nos da. En ese sentido, la película es brillante.

La parejita que conforman Katie Featherston y Micah Sloat son muy creíbles, ella por su parte transmite un desasosiego absoluto, mientras que él, si bien no está tan bien, tiene sus momentos como el incrédulo pero finalmente crédulo de lo que pasa en la casa.

El director Oren Peli unió todos los pedazos de esta historia, le dio vida, y este es el resultado: una cinta que no le escapa a los tópicos ni a las comparaciones, pero que causa una impresión tan fuerte que una vez vista por primera vez, no se puede despegar de ella fácilmente. Créanlo, aún no puedo con ella.

El método narrativo es especialmente interesante: durante el día, los personajes conversan acerca de lo que sucede por las noches, y durante la noche, lo más inquietante sucede (por supuesto); esta dualidad hace que el espectador respire durante el día y se ponga a la defensiva por las noches, aunque esta barrera sea cruzada eventualmente, y ya ni el día ni la noche sean seguros…

El aspecto de la imaginación está fabulosamente utilizado también: ciertos momentos dejan al espectador la posibilidad de imaginar lo que está pasando.

Si bien el verdadero final fue cambiado a pedido del mismísimo Steven Spielberg por uno más impactante (motivo de pesadilla, asegurado) los otros dos restantes son más sórdidos y le dan un toque diferente al film, otras miradas posibles.

Paranormal Activity, sea lo que sea que te cause, no te deja indiferente; por mi parte, y a la hora de escribir esta reseña (24 de Diciembre, 4AM, en su publicación original)  todavía sigo shockeado por las repercusiones que me trajo la película, y no creo poder dormir esta noche. ¿Para tanto? No lo sé, pero una impresión tan duradera por algo es, y no se puede dejar pasar de largo ese hecho…

Acerca de Lucas Rodríguez 30 Articles
Amador de las películas, las series y los libros desde tiempos inmemoriales. Te desafío a que sepas más de ANTM que yo.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D