‘Vase de Noces’, el granjero que se enamoró de una cerda

Esta película escrita y protagonizada por Dominique Garny, está más allá de la imaginación de cualquiera, ni el mismo Raptor Jesús cuando creó a los hombres, pensó que algo así podría pasar entre criaturas de su edén, y Thierry Zéno se encargó de recolectar todas estas ideas locas y plasmarlas en 80 minutos de un romántico horror animal.

La película del chancho, trata de un hombre enamorado de la cerda (Dominique Garny). La verdad es que no tengo ni la menor idea si la cerda está de acuerdo o no con la relación que tiene con el granjero, pero si es que no lo está tampoco tiene alternativa, ¿no?

El amor de por el animal es tan grande que decide llevar la relación a otro nivel, es decir, tiene relaciones sexuales con la cerda repetidamente, mostrando todas y cada una de ellas en escena. Mostrando la humanidad al desnudo y los juegos previos, es decir como la cerda corría en el corral mientras el granjero trataba de embocarla.

Ahora, yo no sé si para cuando esta pelicula fue hecha (1975) ya existian los derechos de los animales, o si en ese país lo ejercían (ya que es una película en blanco y negro, muda y originaria de Bélgica) pero yo creo que no, porque la primera escena, es una decapitación a una gallina, claramente, viva.

Del amor crecen los hijos y asi el granjero tuvo chanchitos, pero no se preocupen que cuando vean esta parte van a desear no saber cómo es que nacen los chanchos, porque es un primer plano a la vagina de la cerda, mostrando cuando los pobres cerditos luchaban para salir del útero de su madre. A estos cerditos el granjero los trató de criar, literalmente como si fueran humanos. Al ver, el tan ejemplar padre, que sus crías querían más a la madre que a él, este enfurecido por la ira, mata a sus crías ahorcándolas afuera.

La cerda encuentra a sus crías colgadas y cae en una depresión tan grande que decide que ya no tiene nada mas por que vivir. Irónicamente la forma de quitarse la vida de la cerda es arrojándose en un charco de loco muy profundo donde se ahoga y muere.

El granjero, que amaba con toda su alma a la cerda, decide que el tampoco ya no tiene nada más por que vivir y va a rescatar a su amada, bueno, no a rescatar sino a sacar el cuerpo de la chancha del barro, cuando lo logra, tiene la fantástica idea de enterrarse vivo junto a su compañera del amor (digno de una tragedia Shakesperiana) cosa que no funciona porque el personaje es tan mongólico que se tira la tierra por la cara esperando así una muerte lenta y dolorosa.

Vase de noces es una película especialmente rara, ya que no contiene diálogos, al comienzo dudas de que sea porque si bien se escuchan los sonidos del ambiente (pisadas, gallinas, sonidos de campo) el granjero no emite un solo sonido en todo lo que dura esta historia. No puedo dejar de recomendarla, solo por que es algo que no encontrás en todos lados, te presenta un desafío el cual es “¿Podré soportar la siguiente escena?”. Por favor véanla, así hacemos terapia grupal todos al terminar.

Acerca de Angélica González 14 Articles
Considero que las buenas películas no son necesariamente las que aparecen en la pantalla grande. Amante del gore, zombies, vampiros, Jocántaro y demás criaturas que aparecen justo antes de dormir.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D