‘The last Lovecraft: The Relic of Cthulhu’, hombres pescado con hambre de humanos

Aparentemente, en el mundo existen criaturas de las cuales la gente común desconoce, en este caso es que R’lyeh se encuentra en el fondo del Océano Pacífico y que el Cthulhu aguarda el día en que las estrellas se alineen para salir de su guarida a conquistar el mundo.

Jeff (Kyle Davis), un hombre con un trabajo aburrido de oficina, que te recuerda un poco a Michael Cera pero sin todo el atractivo, se entera de todo esto cuando uno de los miembros del “Consejo”, un viejito con la cara más simpática que he visto, aparece en su casa y le tira toda la historia, agregando además, que su deber como última línea de sangre de H.P. Lovecraft, es mantener a salvo uno de los pedazos de la reliquia que abre las puertas de R’yleh.

Como si eso fuera poco para digerir después de un día laboral, el viejito le cuenta a Jeff y Charlie (Devin McGinn), compañero de trabajo y de casa de Jeff, sobre la existencia de “los profundos”, hombres batracios de las profundidades marinas, que sirven al Star-spawn, un hombre-molusco rojo (que no sé por qué motivo en toda la película utiliza una remera con el dibujo de un unicornio con armas), y están detrás pedazo de la reliquia, añadiendo que lo más probable es que intenten matarlo para conseguirla.

Como Jeff y Charlie no tienen la menor perra idea de que hacer, deciden contactar con un ex compañero del colegio al que Jeff una vez rompió ambos brazos, Paul Reemer, que es un entendido del mundo de Lovecraft. A mi parecer Paul es el mejor personaje de todos, ya que mientras Jeff es el tranquilo y Charlie el acelerado, Paul es el típico gordo nerd, torpe y embarazoso, que se come historia tras historia sobre mitología y hace comentarios descolocados. Así embarcándose en búsqueda de cómo salvar al mundo de las garras del Cthulhu y su ejército de hombres-pescado.

Lo más resaltante de la película, es que si bien es independiente, no escatimaron en efectos especiales. En un momento, Charlie recuerda historias del Cthulhu que había leído en comics, y cuando explica esto a Jeff, vemos una excelente animación con muy buenos dibujos, además del Cthulhu partiendo en dos a un dinosaurio y utilizando su cabeza como arma (un regalo para la audiencia) sin dejar de mencionar a “los profundos” y sus trajes de pescado.

Divertida, entretenida y con buenos efectos, The Relic of Cthulhu es una película que si te gusta la comedia, los seres mitológicos de Lovecraft y uno que otro despedazamiento sangriento, no te la podés perder, totalmente recomendada.

Acerca de Angélica González 14 Articles
Considero que las buenas películas no son necesariamente las que aparecen en la pantalla grande. Amante del gore, zombies, vampiros, Jocántaro y demás criaturas que aparecen justo antes de dormir.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D