‘Children shouldn’t play with dead things’, un clásico de zombies

Un grupo de jóvenes desembarca en una isla con un cementerio lleno de criminales y asesinos, para sacar un cuerpo de la tumba y poder utilizarlo para sus rituales satánicos.

Alan (Alan Ormsby) el líder del grupo, es un director de alguna clase, aparentemente jefe o superior del resto de los personajes, lleno de drama en cada expresión que tiene, excéntrico y demasiado raro para mi gusto personal.

Todo se empieza a pudrir cuando decide desenterrar un cuerpo fresquito para realizar alguna clase de ritual, en el que despierta a los muertos de sus tumbas y así ponerlos a su comando. El afortunado que fue sacado de su eterno descanso es un cuerpo llamado Orville (Seth Sklarey), y cuando el ritual prueba ser un fracaso, Alan decide llevar a Orville como su nuevo mejor amigo a la cabaña donde todos se estaban hospedando.

En el grupo de personas se encontraba una chica llamada Anya (Anya Ormsby), que al comienzo cuando la vi pensé que se había fumado algunas plantas raras que capaz y crecían por la isla, pero sus expresiones faciales te hacen pensar que a lo mejor y la vida le golpeó tanto que algunos tornillos se le cayeron por el camino. De alguna forma, Anya puede sentir que algo malo va a suceder cuando Alan falta de manera constante el respeto al cuerpo de Orville, como oficiando un matrimonio con el cuerpo del estimado.

La hecatombe se desata cuando, después de las constantes burlas al prójimo, uno de los jóvenes es atacado por los recientes cuerpos que decidieron salir a pasear un rato por la isla. Al parecer el tan agradable Alan, no tenía esperanzas que su ritual tuviera efecto alguno, así que cuando se encontró con todos estos seres, golpeando las paredes de su cabaña para probar un pedacito de su deliciosa carne, no supo que hacer y la desesperación consumió a todos.

Bob Clark (Director y co-escritor) logró con esta entrega, que el aspecto de los zombies cumpla con su cometido final, para ser un film de 1972 y de bajo presupuesto, estas criaturas son bastante lúgubres y le ponen empeño en su trabajo de buscar la venganza del hombre que los trajo de su tumba.

 

Acerca de Angélica González 14 Articles
Considero que las buenas películas no son necesariamente las que aparecen en la pantalla grande. Amante del gore, zombies, vampiros, Jocántaro y demás criaturas que aparecen justo antes de dormir.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D