Los mejores sidekicks de Disney

Todos crecimos con las hermosísimas películas de Disney y sabemos que siempre nos han ofrecido grandes e icónicos héroes que han permanecido con nosotros incluso hasta la edad adulta, en quienes se centran las historias y los reflectores siempre apuntan.

Pero hoy no estamos acá para hablar de ellos, sino para honrar a esos amigos leales, a los personajes más pequeños que acompañan a nuestros héroes en sus aventuras, quienes arriesgan todo por defender a su compañero, esos que suelen robarse la película aportando la parte descontracturante y cómica a la historia.

Hoy vamos a alumbrar con grandes reflectores a todos los compañeros que Disney nos ha dado durante años. Y aunque esta lista podría doblar fácilmente su longitud, hice mi mejor esfuerzo para reducirla a los mejores y más memorables sidekicks de Disney.

Vale aclarar que esta lista es 100% Disney, por lo que no va a figurar ningún personaje de Pixar, ni los sidekicks de Villanos, o Co-protagonistas ya que considero que ellos realmente caen en una categoría propia. Dicho esto, empecemos:

Victor, Hugo y Laverne – Las Gárgolas (The Hunchback of Notre Dame):

Este trio peculiar de amigos fue el soporte principal de nuestro protagonista Quasimodo. Estando con él, aconsejándolo y ayudándolo en todo momento fueron una parte realmente importante en el desarrollo de la trama y no podemos olvidar el número musical “A guy like you” (“Ser como tú”, en español) con el que le enseñaron a Quasi a aceptarse tal y como es.

Ray (The Princess and the Frog):

Es una luciérnaga cajún que ayuda a Tiana y a Naveen a encontrar a Mama Odie. Enamorado de una estrella a la que llama Evangeline, Ray nos enseña de qué se trata el amor protagonizando la canción más dulce de toda la película “Ma Belle Evangeline” (“Mi Bella Evangeline”, en español) y debemos reconocer que más de uno de nosotros lloramos tras su muerte al ser aplastado por Facilier y cuando al final termina por unirse a su “Bella Evangeline”.

Sebastian (The Little Mermaid):

Felicio Ignacio Anastasio Crustáceo Sebastian, más conocido como Sebastián, es un cangrejo gruñón pero que en el fondo tiene un gran corazón. Ayudante del Rey Tritón, que termina convirtiéndose en aliado de Ariel, protagonista de dos de los mejores números musicales de la película “Under the Sea” (“Bajo el Mar”, en español) que casi nos convence que debemos quedarnos bajo el mar y “Kiss the Girl” (“Bésala” en español) que enamora a quien la escuche.

Flounder (the Little Mermaid):

El pececito más tierno de todos y uno de los más grandes amigos que cualquier sirena querría tener, a pesar de su timidez y todo su temor, nunca dejó a Ariel sola, aun si eso significaba desobedecer las órdenes del Rey Tritón,  acompañándola  a los lugares más peligrosos del océano.

B.E.N. (Treasure Planet):

El Bio Electro Navegador, llamado simplemente “B.E.N.” A pesar de aparecer recién en la segunda mitad de la película, este robot abandonado que no tiene memoria, se ganó el cariño de todos nosotros con su histriónica personalidad y su enorme predisposición a ayudar a  Jim Hawkins a encontrar el tesoro antes de que lo hagan los piratas.

Lumière y Cogsworth o Ding Dong (Beauty and the Beast):

Los leales sirvientes de la Bestia, este particular dúo es en parte responsables de ayudar a que los protagonistas de la película se enamoren. Gracias a sus personalidades tan opuestas, el francés simpático y picarón y el otro cascarrabias, pero entrañable, logran una dinámica divertida que nos hace desear que en cada casa que visitemos nos reciban con su número musical “Be Our Guest” (“Nuestro huésped sea Usted” en español).

Terk y Tantor (Tarzán):

La gorila ruda y el elefante fóbico, los mejores amigos de Tarzán, que lo acompañan desde la infancia y responsables del número “Trashin’ the Camp” (“Desbaratando el campamento” en español) son una pareja de amigos con los que todos nos divertimos con sus constantes peleas y su curiosidad ante los humanos.

Olaf (Frozen):

El simpático muñeco de nieve protagonista de la canción “In Summer” (“Verano” en español) que quería conocer el verano, de personalidad tierna y aniñada, fue uno de los personajes más queridos de Frozen. Pero cómo no quererlo si fue quien nos enseñó que vale la pena derretirse por ciertas personas, y que el amor es pensar en la felicidad del otro en vez de la tuya.

Sven (Frozen):

Un reno con corazón de un perro, quien a pesar de no hablar expresa una infinidad de sentimientos. Se robó totalmente nuestros corazones desde el momento en el que apareció, y su relación con Olaf aporto durante toda la película ese tinte cómico que descontracturaba la trama en los momentos precisos. Cómo no mencionar a quien cumplió el papel del noble corcel de Kristoff.

Mushu (Mulán):

El guardián de la familia Fa y protector de Mulán en su travesía épica, llegado del más allá, se convirtió en el plato fuerte de Mulán gracias a su sentido del humor y su extraña forma de brindar sabiduría. Este dragón nos enseñó que el verdadero valor no viene con el tamaño y que el deshonor puede caer no solo en nosotros sino también “¡Deshonor sobre toda tu familia! ¡Deshonor sobre tu vaca!”.

El Genio (Aladdin):

El querido Genio de personalidad electrizante que en tiempo record se transformó en azafata de vuelos, diseñador de moda y hasta Pinocho es quien va a concederte tres deseos, solo tres, no más. Intérprete de joyas musicales como “Prince Ali”, va a enseñarnos el verdadero significado de la lealtad entre los amigos con la canción “Friend like me” (“Un Amigo Fiel” en español)

Abu (Aladdin):

Un travieso monito ladronzuelo y mano derecha de Aladdin. Gracias a todas las travesuras de este pequeño monito, Aladdin pudo conocer al Genio, y posteriormente a Jazmin, su verdadero amor.

Timón y Pumba (El Rey León):

Encontrar y rescatar a Simba fue solo el comienzo, protagonistas de la canción “Hakuna Matata” que se convirtió en un himno por excelencia para chicos y grandes, con una película y una serie propia, era de suponer que este dúo iba a ser por excelencia los mejores Sidekicks de la historia.

Jaq y Gus (Cinderella):

Jaq, el ratoncito experimentado, y Gus, el regordete y tímido, arriesgaron todo para ayudar a Cenicienta a lograr sus metas a pesar de algunos peligrosos enfrentamientos con Lucifer el gato de la malvada madrastra. Este dúo fue más que imprescindible en la película y el final feliz de Cenicienta.

Baloo (The Jungle Book)

Este oso un tanto perezoso, que rascaba su espalda en palmeras y podía pasarse un día entero flotando en el río con Mowgli, llegaba con “The Bare Necessities” (“Busca lo más Vital” en español) para recordarnos lo importante del “carpe diem” y que mamá naturaleza siempre nos va a dar lo que necesitemos.

Pepe Grillo (Pinocho):

Un grillo nombrado conciencia de Pinocho, ayudándolo a distinguir entre el bien y el mal, papel que se toma muy en serio a pesar de que casi nunca es escuchado. Fiel compañero de Pinocho nos enseña la importancia de escuchar a nuestra conciencia.

Los Siete Enanitos (Snow White):

Los 7 enanitos fueron los primeros sidekicks por excelencia de Disney, Los humildes mineros de carbón, Doc, Grumpy, Happy, Sleepy, Bashful, Sneezy y Dopey que cantaban muy alegremente “Heigh Ho” nos mostraron lo que un grupo de personas muy distintas está dispuesto a hacer en nombre de la amistad verdadera.

Maximus (Tangled):

Es el caballo que ayuda en varias ocasiones a Rapunzel, aunque la conducta de Maximus es a menudo más parecida a un perro que a un caballo, es el encargado junto a Pascal de amenizar la trama ofreciendo momentos hilarantes sobre todo con Flinn Rider a quien en un primer momento debía capturar.

Pascal (Tangled):

Un adorable camaleón que acompañó a Rapunzel todo el tiempo que estuvo en la torre y luego en su viaje hasta las linternas flotantes, uno de los mejores Sidekicks mudos de la compañía.

Baymax (Big Hero 6):

Inspirado en un cómic de Marvel, este robot enfermero de aspecto adorable programado para ayudar a las personas, parece estar configurado para ser el mejor compañero de aventuras, ofreciendo a lo largo de la película algún alivio cómico necesario y todos los momentos inductores de la misma. Y reconozcámoslo, cuantos de nosotros no quisimos chocar el puño con él al sonido de “Bah-a-la-la-la.”

Timothy Q. Mouse o Timoteo (Dumbo):

Por excelencia uno de los mejores compañeros que un bebé elefante repudiado puede tener. Acompañó al pequeño Dumbo, lo consoló y ayudó a que se reencontrara con su madre, este sidekick es el fiel ejemplo de que un amigo real es más valioso que 100 amigos por conveniencia.

Thumper o Tambor (Bambi):

El conejito gris que se convirtió en el compañero fiel de Bambi es todo lo que es adorable y justo en el mundo. Se unió al pequeño huérfano, cuidándolo y enseñándole desde el camino del bosque hasta como patinar en hielo y debemos darle crédito a Thumper por habernos enseñado que “si al hablar no haz de agradar, es mejor callar”.

Meeko y Flit (Pocahontas):

Un mapache y un colibrí de personalidades totalmente opuestas, el primero juguetón y comilón y en cambio el otro simpático, pero de mal genio son los compañeros de Pocahontas, quienes la acompañan y se vuelven los confidentes de todas sus aventuras.

Existen un sinnúmero de personajes Sidekicks que podrían ser considerados en otras categorías como los de la época peluda de Disney, Humanos, Villanos, de Pixar, que vamos a ir descubriendo en próximas oportunidades.

Dejanos saber cuál es tu sidekick favorito en los comentarios y a quién agregarías a esta lista.

Acerca de Pilu Pedrozo 7 Articles
Fan de las películas de animación y fiel creyente de que no son sólo para niños. Psicóloga menos cuarto. Disneynerd. @pili_pedrozo en Twitter.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D