Lo Esencial de: Tom Hardy

tom hardy dest

“Me encanta interpretar a otras personas. Cuando estoy en la alfombra roja dicen, ‘ahí viene Tom Hardy’, y no me gusta. No quiero ser yo. Por eso me gusta hacer de otra gente.”
– Tom Hardy

A raíz de Inception, este británico de 36 años comenzó una escalada bastante interesante en Hollywood. Pero años atrás, el actor ya había hecho toda una serie de papeles que difícilmente hacían que uno lo reconociera, sobre todo por la carismática personalidad del actor contrario a sus personajes. Hardy es un actor tan camaleónico, que la gente apenas empieza a reconocerlo, y aún sabiendo que tiene un crédito en la película, resulta interesante ver cómo al público le cuesta diferenciar su personaje de otro.

Su primer paso a las grandes ligas lo dio junato a Michael Fassbender (su compañero en la escuela de drama, por cierto) en la aclamada serie Band of Brothers. De ahí que Hardy comenzó a hacerse de pequeños roles, algunos tan breves, pero él de una u otra forma lograba destacarse. Al mismo tiempo que libraba una lucha contra su adicción a las drogas, enfocó toda esa voluntad en sus interpretaciones. Pudo pisar sets dirigidos por Ridley Scott, Sofia Coppola, Guy Ritchie, hasta que por fin, encontrara el papel que le diera su boleto a Hollywood. Pero si hay algo que Hardy ha tenido desde un inicio y podemos llamar que es su marca personal, es la manera camaleónica con la que abraza cada personaje. Y entre más excéntrico sea, mejor. Supone un reto para el actor, y un buena oportunidad para barajear opciones y elegir la adecuada que le calce a cada personaje. Empecemos pues, con uno de esos roles en una de las sagas de ciencia ficción más representativas, empecemos con Lo Esencial de Tom Hardy.

"¿Si no soy humano, entonces qué soy? Mi vida no tiene significado mientras tú vivas. ¿Qué soy yo mientras tú existe? ¿Una sombra? ¿Un eco?"
“¿Si no soy humano, entonces qué soy? Mi vida no tiene significado mientras tú vivas. ¿Qué soy yo mientras tú existes? ¿Una sombra? ¿Un eco?”

STAR TREK: NEMESIS (2002)
Dirige: Stuart Baird (U.S. Marshals)

El primer gran reto para el actor no era tanto ser el villano en una película de Star Trek, no lo eran las horas de maquillaje, no lo era ser el chico nuevo del set, sino interpretar a la contraparte de Patrick Stewart, un actor cuyo personaje ya estaba más que establecido en anteriores entregas de la sala. ¿Cómo llegar a una película sin haberse involucrado antes y emualr perfectamente la esencia del protagonista? Hardy lo logra a la perfección como Shinzon, clon del capitán Jean-Luc Picard (Stewart) y que resulta ser todo lo opuesto a él. Shinzon es un tipo que quiere ser independiente y no comparado, a pesar de que comparta las mismas habilidades de Picard. Hardy retrata aquí a la sombra que está desesperada de seguir al original. No sería la única vez que el actor interpretaría a un reflejo, pero eso lo veremos un poco más adelante.

"Mamá te necesitaba, yo te necesitaba, eres mi hermano y me diste la espalda."
“Mamá te necesitaba, yo te necesitaba, eres mi hermano mayor y me diste la espalda.”

WARRIOR (2011)
Dirige: Gavin O’Connor (Pride and Glory)

Si no han visto esta película, se están perdiendo del que quizá sea (junto con Moneyball) uno de los mejores dramas deportivos en lo que va de la década. Hardy ganá músculo y un estricto entrenamiento en las artes marciales mixtas para encarnar a Tommy Conlon, un ex marine que decepcionado de su familia, regresa a su país en busca de un campeonato en el deporte que mejor sabe jugar. Su estilo es brutal, rápido y preciso, pero cada golpe tiene un significado, tiene una razón de ser y no son meros puñetazos lanzados al aire. Hardy hace de Conlon alguien bastante callado, de pocas palabras, pero que al hablar dice mucho. Lo que no pueda salir verbalmente, saldrá a través de un gancho al hígado. Todo eso deriva en uno de los finales más emotivos que jamás me esperé encontrar cuando vi esta genial película.

"No es la violencia la que separa a los hombres, es la distancia que están dispuestos a recorrer."
“No es la violencia la que separa a los hombres, es la distancia que están dispuestos a recorrer.”

LAWLESS (2012)
Dirige: John Hillcoat (The Road)

Si hay algo que distingue inmediatamente a los actores británicos es su peculiar acento. Y a muchos les cuesta disfrazarlo, pero para Hardy eso no es problema. Encorvado, callado (nuevamente) y observador, Hardy nos entrega un personaje de nombre Forrest Bondurant, líder de una familia contrabandista de alcohol en los Estados Unidos, que en aquel entonces, era reino de gángsters y mafiosos. Es increíble la manera en que Hardy disfraza sus raíces y entrega una actuación bastante versátil en términos de lenguaje corporal. Uno inmediatamente le compra que es un viejo gruñón del Oeste de Virginia. Gruñón y demás, pero detesta jalar de un gatillo, y cuando lo hace, uno quisiera no haberlo provocado. Una dualidad genial al que logra el actor. Pero el siguiente personaje le exigiría algo más que lograr un acento foráneo y ganar más músculo. Tendría que poner de rodillas a una ciudad entera y a su Caballero de la Noche.

"A nadie le importaba quién era hasta que me puse la máscara."
“A nadie le importaba quién era hasta que me puse la máscara.”

THE DARK KNIGHT RISES (2012)
Dirige: Christopher Nolan

Creo que el casting de Tom Hardy como Bane no causó tanta polémica como el de Anne Hathaway, los fans sabían que Hardy era un buen actor, pero no estaban seguros en qué dirección llevaría a un personaje clave en las experiencias del hombre murciélago. Y no los culpo luego de tremendo trauma que les heredó Joel Schumacher con Batman & Robin. Pero aquella famosa frase de “In Nolan we trust” mantuvo la esperanza en Hardy y fueron recompensados. No sólo el actor tuvo que mantener el físico que el rodaje de Warrior le había dejado, sino esta vez lo que en la anterior cinta expresó con golpes, ahora tenía que llevarlo a sus ojos, y estos a su vez, a las palabras. Los Nolan acertaron en darle a Hardy los mejores one-liners de la película. Muchos de ellos famosos ya desde los primeros avances. La tarea de Hardy aquí era que esas palabras sonaran aún más amenazantes con su mirada y nuevamente llevar esa elocuencia a los golpes. Lo que quizá muchos no se esperaban es que Hardy termina siendo un espejo del Caballero de la Noche (tal cual sucedió con su villano en Star Trek: Nemesis): entrenados por el mismo maestro, perdieron a alguien que amaban, ambos portan una máscara y buscan justicia a su manera. Curiosamente, la presencia de Bane se torna más amenazante viendo la película en IMAX, el tipo se ve demasiado enorme y la respiración de su máscara pareciera hablar por sí misma. Aunque pareciera obvio dado el tamaño de la pantalla, creo que Chris Nolan y Wally Pfister filmaron a Tom Hardy de una manera que sintiéramos, no podríamos escapar de él. Resulta gracioso que, en efecto, muchos aún no supieran quién era Hardy hasta que se puso la máscara.

"La prisión, honestamente, era brillante. Al carajo con eso, ¡me encantaba! Era emocionante, era arriesgada, era la máxima locura."
“La prisión, honestamente, era brillante. Al carajo con eso, ¡me encantaba! Era emocionante, era arriesgada, era la máxima locura.”

BRONSON (2008)
Dirige: Nicolas Winding Refn (Drive)

Si hay una actuación de Tom Hardy que resulta enferma, escalofriante, oscura y demasiado genial es la de Charlie Bronson, personaje al que el director de Drive decidió hacerle su bio-pic muy a su estilo, pero añadiéndole bastantes toques de comedia negra. Hardy no se mide en ningún momentos con su personaje y lo lleva a todos los límites posibles. Se trata de un hombre que ama (y lo digo en serio) estar en prisión. Por momentos parece un psicópata, otros un tipo de lo más agradable, y en unas más un completo inútil. Hardy se metió tanto en el papel de Bronson que pareciera ser una nueva encarnación del Alex DeLarge de Stanley Kubrick en A Clockwork Orange. Un anti-héroe que termina agradándole al público aún si el tipo corre desnudo por la pantalla golpeando a los custodios de la prisión. Es impresionante el compromiso de Hardy con este papel que sólo bastaba una línea para describirlo y tener en cuenta la magnitud del papel: el prisionero más violento de Gran Bretaña.

Como dato curioso, al verdadero Charlie Bronson se le dio la oportunidad de ver el filme en prisión algunos años después de su estreno y se dice, quedó más que contento con el trabajo de Hardy. El tipo hasta pedía un Oscar, y la verdad, tenía razón. Esta quizá debió ser la primera nominación a un premio de la Academia de Tom Hardy.

Cinco actuaciones, y cuatro de ellas tienen en común papeles como hombres de mucho músculo y bastante ingenio. Hardy rompe el cliché de que el hombre fuerte y grandulón es un completo gorila que no sirve mas que para detener al héroe y medio noquearlo, no. Hardy nos demuestra que si uno se entrega por completo al papel, lo vive, se transforma en él, entonces salen a flote personajes memorables e incluso un camuflaje tan nítido, que nos olvidemos quién está debajo de la piel del personaje. Curioso es que Tom Hardy sea un gran fan de Gary Oldman, pero eso explicaría el por qué esta joven promesa le dedica tanto a sus papeles y no se molesta en cambiar su físico y aspecto para entrar en personaje, pues es algo que sabemos, el mismo Oldman domina a la perfección. Así que no lo duden, en verdad podríamos estar ante el nuevo Gary Oldman, y el próximo reto ya lo informaba Manu hace unas semanas: transformarse en Elton John. Los dejo pues, con una genial escena de Bronson donde vemos -literalmente- la dualidad de Tom Hardy en una secuencia que relata la frustración de Charles Bronson por no regresar a prisión. Nicolas Winding Refn debió pasársela de lo mejor filmando esta escena. Disfruten.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D