Lo Esencial de: Ryan Gosling

gosling post

“La verdad no me gusta dar entrevistas porque nunca tengo la respuesta al por qué actúo. Es algo compulsivo. Es como a la gente que le encanta comer, comer y comer y no saben por qué, pero lo siguen haciendo hasta engordar y no se detienen. Es parecido a eso, y entonces de repente te encuentras en un set lanzándote de un puente y te preguntas, “¿Por qué estoy haciendo esto?”… y no lo sé.”
– Ryan Gosling

A pesar de estar en este negocio llamado Hollywood desde temprana edad, Ryan Gosling tiene poco de haber empezado a despegar como uno de los actores más codiciados de la industria, y es que el apuesto intérprete de 32 años se mantuvo trabajando en el circuito del cine independiente, por lo que a pesar de sus aclamadas actuaciones, mantenía su distancia con las producciones más comerciales.

Personalmente no esperaba que este chico diera un salto monumental a la fama y reputación de la que goza actualmente, yo todavía lo sigo viendo como aquel flaquito que jugaba con los Titanes en Remember The Titans de Boaz Yakin. Nunca pensé que aquel personaje llamado Alan se convirtiera después en el héroe que transitara las calles de Los Angeles en su Chevy Impala.Y de nueva cuenta, 2011 fue la plataforma de despegue de Gosling en el cine hollywoodense, pues estrenó dos películas con roles mayores, siendo una la genial comedia Crazy Stupid Love y el drama político The Ides of March, no sin antes olvidar la cinta que fue aclamada por todos en el Festival de Cannes ese año, y que lo puso en la mira de los directores de acción. Estamos hablando obviamente de Drive.

Pareciera que 2011 fue un año crucial para los nuevos talentos, pues en ese mismo periodo promesas como Michael Fassbender, Jessica Chastain y Mia Wasikowska estrenaron diferentes proyectos que los consolidaron como serios intérpretes a seguir. Por ello y más, el intérprete de The Notebook se ha ganado su espacio nuestra columna de hoy. He aquí Lo Esencial de Ryan Gosling.

"El sol sale y después se mete, pero cada vez que sucede, ¿qué es lo que obtienes? ... obtienes un nuevo día."
“El sol sale y después se mete, pero cada vez que sucede, ¿qué es lo que obtienes? … obtienes un nuevo día.”

HALF-NELSON (2006)
Dirige: Ryan Fleck (It’s Kind of a Funny Story)

Para estas alturas, Gosling ya se estaba haciendo de un nombre en el cine indie, y esta actuación sólo estaba confirmando el status de actor en potencia que se iba formando. Lo curioso con Half-Nelson es que es una de las actuaciones de Gosling más subestimadas y quizás olvidadas. Es innegable que su retrato del maestro que da los mejores consejos de la vida, sea el más vulnerable ante esta debido a su adicción a las drogas, aunque curioso es, que pareciera que estas le benefician a la hora de dar clase a sus alumnos. Si bien aquí Gosling no da un despliegue dramático en sí, son pequeñas acciones sutiles y melancólicas las que hacen de su actuación una de las más memorables.

"En mi experiencia, entre más hermosa es la chica, más loca está... lo que te hace una demente."
“En mi experiencia, entre más hermosa es la chica, más loca está… lo que te hace una demente.”

BLUE VALENTINE (2010)
Dirige: Derek Cianfrance (The Place Beyond the Pines)

Se podría decir que en esta película, Gosling muestra el lado B de Noah en The Notebook, y es que aquí se trata de ser el romántico, pero con un toque demasiado amargo que promete conquistar corazones, pero al final, hacerlos pedazos. Ryan navega por diferentes periodos de tiempo en esta película, es joven, es viejo, es optimista y pesimista, atrevido en escenas de sexo que casi obligan a la película a ser clasificada como NC-17. Tanto fue el compromiso de Gosling en esta película que antes de la filmación, se mudó con Michelle Williams y vivieron acorde a la economía que la pareja tendría en la película, todo con tal de entrar en personaje. De cualquier forma, Gosling en esta película da una actuación valiente, se despoja del cliché de Hollywood, y a veces me pongo a pensar, que fue una influencia en Michael Fassbender al filmar Shame el año siguiente.

"Si conduzco para ti, obtendrás tu dinero. Dime dónde empezamos, adónde vamos y adónde vamos después. Te daré cinco minutos cuando lleguemos. Cualquier cosa que suceda en esos cinco minutos soy tuyo. Pase lo que pase. Lo que suceda al minuto fuera de ese margen estás por tu cuenta. No participo mientras robas, no cargo un arma. Sólo conduzco."
“Si conduzco para ti, obtendrás tu dinero. Dime dónde empezamos, adónde vamos y adónde vamos después. Te daré cinco minutos cuando lleguemos. Cualquier cosa que suceda en esos cinco minutos soy tuyo. Pase lo que pase. Lo que suceda al minuto fuera de ese margen estás por tu cuenta. No participo mientras robas, no cargo un arma. Sólo conduzco.”

DRIVE (2011)
Dirige: Nicolas Winding Refn (Bronson)

El hit durante el Festival de Cannes no sólo fue por la calidad de su trama, lo exquisito de su soundtrack (el que considero uno de los más memorables en lo que va de la década) o su tremendo elenco. Drive volvió a presentar lo que en su momento Clint Eastwood logró en algunos de sus westerns, traer de regreso al héroe sin nombre. Aquí Gosling haciendo uso de sus gestos, mirada serie, y en cierta manera, posando para la cámara, logra crear una faceta de salvador muy a la antigua, al que no le pasa nada, al que todo lo puede, al galán, a un héroe real. Sumándole a ello la tremenda habilidad que tiene al volante logrando una de las secuencias más tensas de la película. Gosling nunca se sale del personaje aún en aprietos a alta velocidad, sino todo lo contrario, se sumerge tanto en él que queremos ser su copiloto. Pero sin duda es que la actuación y hábitos de su personaje son tan memorables, que lo hizo icónico. Esa chaqueta de escorpión, el mondadientes y música pop por las noches ahora son una referencia cinéfila.

"No soy cristiano. No soy ateo. No soy judío. No soy musulmán. Mi religión, en lo que yo creo se encuentra en algo llamado Constitución de los Estados Unidos de América."
“No soy cristiano. No soy ateo. No soy judío. No soy musulmán. Mi religión, en lo que yo creo se encuentra en algo llamado Constitución de los Estados Unidos de América.”

THE IDES OF MARCH (2011)
Dirige: George Clooney

Como lo mencionaba al inicio de la columna, 2011 fue el año en que Gosling incursionó más a Hollywood de lo que había hecho antes, y explorando tres papeles diferentes. Uno de ellos lo acabamos de comentar y el otro viene de mano de George Clooney, quien aquí hace de Gosling un apasionado dirigente de campaña del que pinta para ser el futur presidente de los Estados Unidos. Gosling nuevamente interpreta al ciego obsesionado y convencido de que cree en lo que correcto, o que está haciendo lo correcto. Puede que se vea como una actuación sencilla, pero el actor aquí básicamente se convirtió en un patriota estadounidense hecho y derecho (Gosling es canadiense), uno le compra de inmediato que nació en los Estados Unidos. Su interpretación se complemente aún más por tremendo elenco que lo rodea. Sus mejores escenas sin duda son las que comparte con Philip Seymour Hoffman, el otro patriota que termina dándole cátedra de lo que es saber moverse en el bajo mundo de la política.

"Simplemente fíjate en los tres judíos más famosos: Marx, Freud y Einstein. ¿Y qué fue lo que nos dieron?, comunismo, pedofília y la bomba atómica."
“Simplemente fíjate en los tres judíos más famosos: Marx, Freud y Einstein. ¿Y qué fue lo que nos dieron?, comunismo, pedofília y la bomba atómica.”

 THE BELIEVER (2001)
Dirige: Henry Bean (Noise)

Hace unos momentos mencionaba que Gosling ya “comenzaba” a hacerse un nombre dentro del cine indie, y que en The Ides of March “de nuevo” repetía un papel en donde su personaje se obsesiona ciegamente por cierto tema. Lo anterior es porque en 2001, Gosling se transformó en el actor que promete regresar en esta década. Libre de toda crítica, seguro de sí mismo y convencido de lo que estaba haciendo, Gosling encarna a este monstruo de adolescente judío que al mismo tiempo es un neo-nazi, y repudia sus raíces. No teme demostrarlo y tiene bases bastantes sólidas en las cuales sostener sus argumentos. Escalofriante y al mismo tiempo de aclamarse, Gosling entregó desde 2001 la que es todavía su mejor actuación hasta la fecha. Un papel que le pidió se arriesgase un poco ás y se quitara de tajón, la imagen de aquel niño que se graduó de la casa Disney al salir del Club de Mickey Mouse.

Ahí las tienen. Cinco actuaciones, muy difíciles de elegir, pues en los últimos años es complicado ignorar la gama de papeles de los que Gosling se ha ido ganando a su público. Ya va encontrando cada vez más su estilo, y lo mejor de este, yace en el cine indie. Lástima que esté pensando actualmente en retirarse por un tiempo de la actuación luego de los grandes logros que obtuvo en 2011, pero si de algo nos sirve de consuelo, es que podemos explorar de nuevo su filmografía y encontrarnos con bastantes sorpresas.

Los dejo pues, con un pequeño sketch de Funny or Die en donde Ryan Gosling nuevamente demuestra su agradable compatibilidad con la comedia, ayudando a nuestro narrado ebrio, a contar una sencilla, pero hilarante historia de Navidad. Los gestos precisos de Gosling, así como su vestuario, hacen de este sketch un deleite que merece ser visto todos los fines de año. Disfruten.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D