Lo Esencial de: Leonardo DiCaprio

leonardo dicaprio post

“Realmente no tengo tantas extravaganzas. No vuelo jets ni tengo guardaespaldas ni compro cosas a lo loco. Tengo un par de casas aquí y allá, me compré un reloj caro, y voy a comprar un póster de cine bastante costoso, el original de The Thief of Bagdad. Amo los pósters de cine.”
Leonardo DiCaprio

El actor que ya nos acostumbró a que lo veamos una vez en el cine cada año. Pero vale la pena la espera, porque se compromete al 100% con su papel, aunque a veces el director no tanto. Pero Leo no tiene mal gusto en elegir sus papeles. Revisando su filmografía, uno se puede dar cuenta que la estrella de Hollywood es bastante selectiva y muchas de las veces le atina a las colaboraciones con los realizadores.

Y es curioso ver que antes del hit que fuera Titanic, DiCaprio ya tenía cierta tendencia hacia roles que le exigieran más como actor que por su físico. Cierto, el tipo tiene carisma y hasta la fecha sus fans siguen suspirando por él, pero creo que no me equivoco al decir que lo que más les fascina de su actor favorito es el desempeño que pone en cada papel. A un par de semanas de haberlo visto en la más reciente película de Baz Luhrmann (The Great Gatsby), fue que a mitad de la película decidí que la entrega de esta nueva edición sería para Leo. Aquí pues, Lo Esencial del Sr. DiCaprio.

"¡Papá está muerto! ¡Papá está muerto! ¡Papá está muerto!"
“¡Papá está muerto! ¡Papá está muerto! ¡Papá está muerto!”

WHAT’S EATING GILBERT GRAPE? (1993)
Dirige: Lasse Hallström (Salmon Fishing In The Yemen)

El primer parte-aguas de Leo fue de la mano de Johnny Depp, con quien hace un genial combo en esta historia en donde Gilbert (Depp) se encuentra en la difícil situación en donde tiene que darle prioridad a su felicidad y anteponer la de otros. Quien más resentiría esto es Arnie (DiCaprio), su hermano menor quien padece de sus facultades mentales. Resulta curioso que a pesar de lo empalagoso que pudiera resultar el personaje de Leo, al final termina conmoviéndonos de maneras que uno no se imaginaría. Muchos dicen que es muy fácil interpretar a un loco, o a alguien que padece del uso de la razón, pero la verdad es que a ello hay que irle agregando matices, y Leo lo logra a la perfección como Arnie Grape. Queremos que Gilbert sea feliz… ¿pero y Arnie?

"No me digas que no puedo hacerlo. Ni me digas que no puede hacerse."
“No me digas que no puedo hacerlo. Ni me digas que no puede hacerse.”

THE AVIATOR (2004)
Dirige: Martin Scorsese

En lo que sería su segunda colaboración con el legendario director, lo que DiCaprio le aprendió en Gangs of New York, aquí lo desata interpretando al brillante, pero paranoico Howard Hughes. No es tanto que repita la hazaña que logro en 1993 con su personaje de Arnie Grape, interpretar a alguien que padece de la cabeza. Acá tenía que agregar todavía algo más a su actuación, dividir al personaje entre un genio de la aviación y visionario enlos negocios, así como su lado oscuro y grotesco cuando este estaba en sus ratos íntimos. Scorsese (obviamente) no teme en sacarle todo el provecho a su actor, y le exige a Leo hasta la última gota de sudor en el set. Basta con poner atención a las escenas donde Howard se refugia desnudo en una habitación o el mismo final de la película. Creo que más de un cinéfilo salió recitando las mismas últimas y famosas palabras que DiCaprio.

"A veces me pregunto, ¿Dios perdonará lo que nos hemos hecho los unos a los otros? Entonces miro a mi alrededor y me doy cuenta que Dios dejó este lugar hace mucho tiempo."
“A veces me pregunto, ¿Dios perdonará lo que nos hemos hecho los unos a los otros? Entonces miro a mi alrededor y me doy cuenta que Dios dejó este lugar hace mucho tiempo.”

BLOOD DIAMOND (2005)
Dirige: Edward Zwick (The Last Samurai)

Una película que desde su avance parecía ser más un thriller de acción que cualquier otra cosa, terminó sorprendiéndonos en el cine dándonos una de las mejores actuaciones inmediatas de DiCaprio, tanto así que obtuvo su tercer nominación al Oscar (y hasta la fecha, su última). Acá ya comenzaba a pisar los terrenos del anti-héroe con un característico acento sudafricano. Uno no sabe si confiar en Leo durante toda la película, sobre todo cuando le relata al personaje de Jennifer Conelly de su pasado, pero DiCaprio termina cediendo a sus sentimientos y es en la escena final donde roba cámara a un Djimon Hounsou que se le pone a la durante toda la película. Leo pasa de ser un desalmado mercenario a un héroe en una tierra donde ya no nacen más de esas personas.

"¿Que no se puede repetir el pasado? Claro que sí... por supuesto que sí."
“¿Que no se puede repetir el pasado? Claro que sí… por supuesto que sí.”

THE GREAT GATSBY (2013)
Dirige: Baz Luhrmann (Moulin Rouge)

¿Qué? ¿Jay Gatsby?
Claro que sí. Si bien la película no gustó mucho por el twist contemporáneo que Luhrmann le dio al ambiente de los años 20, mucha de la crítica y cinéfilos salieron (o salimos) aplaudiendo la actuación de DiCaprio. Hizo suyo el personaje de Gatsby, tanto al rodearlo de ese misterio como desatando por fin la serie de secretos que se guardaba bajo la manga. Y es que DiCaprio dota a su personaje de todos los matices que la novela va dictando: el Gatsby romántico, el tímido, el elocuente, el de los negocios y el de la ira. Este último causó un escalofrío enorme en mí cuando lo vi en el cine, y seguramente de varios miembros de la producción mientras se rodaba esa escena. Que no haya duda, Leonardo DiCaprio es el mejor Gatsby hasta la fecha.

"¿Por ventura amó hasta ahora mi corazón? ¡Ojos, desmentidlo! ¡Porque hasta la noche presente jamás conocí la verdadera hermosura!"
“¿Por ventura amó hasta ahora mi corazón? ¡Ojos, desmentidlo! ¡Porque hasta la noche presente jamás conocí la verdadera hermosura!”

BONUS
ROMEO + JULIET (1996)
Dirige: Baz Luhrmann (Moulin Rouge)

Así es, otra vez Baz Luhrmann. El director ha logrado obtener dos de las mejores actuaciones de Leo. Me encanta tanto la actuación de este chico en la inmortal tragedia de William Shakespeare que no podía dejarla afuera de este conteo, y por ello es que agrego el primer bonus en esta columna. Leo habría de tener 21 años cuando rodó esta película y recitó con tal convicción, facilidad y tragedia los famosos diálogos de Shakespeare. Un galán que conquista a su doncella prometiéndole la Luna, su alma e incluso cambiarse su apellido, que tanto problema causaba en ese entonces. Si hay una escena clave en donde DiCaprio lo da todo es en el asesinato de Tybalt. Intensa y tremenda actuación cuando Leo jala del gatillo, para después caer en la redención y gritar a la lluvia: “¡Soy un juguete del destino!”

Pero antes de Gatsby, Leo ya nos había dado su mejor actuación, en un papel en el que no se le había visto y de mano de uno de los directores que marcó a toda una generación. El papel por el que debió recibir su cuarta nominación al Oscar.

"Caballeros, tuvieron mi curiosidad, pero ahora tienen mi atención."
“Caballeros, tuvieron mi curiosidad, pero ahora tienen mi atención.”

DJANGO UNCHAINED (2012)
Dirige: Quentin Tarantino.

Tenía que venir el director generacional por excelencia a mostrarle al mundo que Leonardo DiCaprio podía ser un bastarde agradable. La línea que el actor casi cruzó en Blood Diamond, por fin la camina de la mano de Tarantino, dando la que considero la mejor actuación de su carrera. Y es que desde que se anunció el casting de DiCaprio como el villano, y sobre todo viniendo de la pluma de Quentin, no se podía esperar menos. Alguien frío y cruel, pero con carisma. Pero creo que esta vez Tarantino le añadió más crueldad que carisma, porque por más que disfruté la actuación de DiCaprio, no podía esperar a que alguien le pegara un tiro (al igual que al odioso personaje de Samuel L. Jackson). Más de uno nos enfadamos cuando las premiaciones grandes ignoraron completamente la actuación de DiCaprio, y sí, es es cierto, un premio no dicta qué tan bueno o malo fue el trabajo de un actor, pero ver su nombre entre lo mejor del año aumenta más la emoción, ¿no creen?

Al igual que en la edición de Heath Ledger, resulta difícil ignorar otros grandes trabajos de Leo, siendo J. Edgar otro gran acierto, o incluso Inception de Chris Nolan. Cada cinéfilo tiene sus trabajos favoritos de su estrella aclamada, pero creo que muchos coincidirán con la selección de este humilde cinéfilo. Los dejo pues con la escena que a más de uno nos asustó y encantó en el cine, la escena de la venta en donde ya muchos saben, DiCaprio se lastimó en pleno rodaje, pero sin importar que el tipo se estuviera desangrando, continuó dentro del personaje. Tanto así sorprendió a Tarantino que dicen, el director despegó su ojo de la cámara. Disfruten.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D