Lo Esencial de: Heath Ledger

heath ledger post

“Siento que pierdo el tiempo si me repito a mí mismo. No puedo decir que estoy orgulloso de mi trabajo. Es lo mismo con todo lo que hago: el día en que diga “se ve bien”, será el día en que me dedique a hacer otra cosa.”
Heath Ledger

Cuando ideé esta columna, el objetivo era hablar de los jóvenes talentos que actualmente rondan Hollywood y enlistar sus mejores cartas de presentación. Pero hay veces que esos talentos se quedan en el camino y ya no es posible que nos ofrezcan más de ese genial potencial que prometían. Hoy quisiera hacer una pequeña excepción en la regla y hablar de un chico que marcó a toda una generación ya sea por su última actuación, o por los diferentes roles que interpretó a lo largo de su corta carrera, y que si aún viviera, hubiera sido inevitable hablar sobre él en esta sección de Cinéfiloz. Hoy hablaré de Lo Esencial de Heath Ledger.

Revisando la filmografía del australiano, es sorprendente ver las pocas películas que llegó a hacer, pero cada una diferenciándose notablemente de la otra. Experimentó todos los roles que pudo, desde el niño bonito, el héroe, el galán, el inadaptado, el drogadicto, el músico, hasta llegar al otro extremo… el psicópata. Difícil es quedarse con cinco actuaciones y dejar las demás fuera, pero a mi parecer estas son las que los cinéfilos recuerdan con más cariño y no terminan de aclamar.

"Well maybe you're not afraid of me but I'm sure you've thought about me naked, huh?"
“Well maybe you’re not afraid of me but I’m sure you’ve thought about me naked, huh?”

10 THINGS I HATE ABOUT YOU (1999)
Dirige: Gil Junger (If Only)

El papel con el que Ledger entraría en Hollywood no le pudo quedar mejor. El simpático pero travieso Patrick Verona, chico del quienes se relatan leyendas urbanas sobre su dudoso pasado. Pero aún así, no deja de ser adorable. Lo que Heath hace con este personaje es grandioso. Al principio nos hace temerle, pues parecería el típico bully del colegio, pero conforme avanza la película y el personaje de Julia Stiles le va ablandando el corazón, nos damos cuenta de la transformación de Verona, que pasa de ser un imbécil inculto, a uno bastante caballeroso. Ledger cautiva con su personaje a propios y a extraños, pero sobre todo, se roba la película con su número de mano de la banda escolar para ganarse el perdón de la chica que lo trae loco.

"Yeah, this is Skip Engblom and the Zephyr Skateboard Team. Here's our entry fees. Now where's our trophies?"
“Yeah, this is Skip Engblom and the Zephyr Skateboard Team. Here’s our entry fees. Now where’s our trophies?

LORDS OF DOGTOWN (2005)
Dirige: Catherine Hardwicke (Thirteen)

Quién lo diría. La directora de Twilight lograría sacarle al australiano una de sus mejores interpretaciones, a pesar de que su rol en la película es muy pequeño. Acá Ledger hace de Skip, una mezcla de skater-alcoholico frustrado que busca desesperadamente hacer su sueño realidad y ver su marca patrocinando a la nueva estrella de las tablas. A pesar de contar con las estrellas, a Skip se le frustra ese sueño, y por medio de pequeñas secuencias, Ledger y Hardwicke nos van mostrando la tristeza del personaje aceptando la derrota, aceptando que su marca quedará en el olvido. La mejor escena que expresa esto es donde el mismo Skip se encuentra puliendo una de sus famosas tablas al ritmo de Maggie May de Rod Stewart, pero no para su tienda, sino para la de otro.

"I wish I knew how to quit you."
“I wish I knew how to quit you.”

BROKEBACK MOUNTAIN (2005)
Dirige: Ang Lee (Life of Pi)

Sin duda la actuación más polémica de Heath, pero la más valiente y honesta. Un hombre obligado a comportarse como un macho en la sociedad y en el hogar, pero que por dentro le carcome el no poder expresar completamente sus sentimientos y afecto a Jack Twist (Jake Gyllenhaal), por lo que encuentra refugio en la famosa montaña. Al igual que Michael Fassbender en Shame, lo que importa de la actuación de Ledger aquí no es tanto si se besó con su compañero en el rodaje o filmó una escena de sexo con él, sino los pequeños gestos, los modismos que le añade al personaje de Ennis del Mar que lo terminan haciendo curiosamente adorable. Uno siente ternura por ese hombre por más duro que se muestre por fuera, por más indiferente a las cosas, estamos ante un tipo que hace a un lado a su familia con tal de estar con quien más le da sentido a su vida fuera de esa montaña.

"The world is very bewildering to a junkie."
“The world is very bewildering to a junkie.”

CANDY (2006)
Dirige: Neil Armfield (ópera prima)

Poco a poco Heath iba subiendo de tono sus interpretaciones, y el siguiente escalón sería el de un poeta drogadicto que no ve salida (como todos) de su abismo, hasta que conoce a Candy (Abbie Cornish), chica que anda por los mismos rumbos. De nueva cuenta, Ledger va de menos a más valiéndose de las tres secciones en las que se divide la película: Cielo, Tierra e Infierno. Cada una va derrumbando poco a poco a su personaje hasta que encontramos el punto de ebullición en su actuación. Heath se vuelve irreconocible, desesperante, uno ya no sabe si sentir empatía con él dado que sigue luchando por su relación con Candy o por su decaída constante en las drogas. Pero esto y todo lo anterior, sería tan sólo una probada, un intro de lo que Ledger tenía que mostrar por última vez.

"You see, I'm a guy of simple taste. I enjoy dynamite, and gunpowder, and gasoline! And you know the thing they have in common? They're cheap."
“You see, I’m a guy of simple taste. I enjoy dynamite, and gunpowder, and gasoline! Oh!, and you know the thing they have in common?: they’re cheap.”

THE DARK KNIGHT (2008)
Dirige: Christopher Nolan

La actuación obvia, la que no podía faltar, la que lo hizo leyenda, la que lo hizo llevarse tatuado en el alma “el mejor villano de esta generación”. El papel por el que mucho los abuchearon en cuanto se anunció su casting, aludiendo que un vaquero homosexual no podría con el némesis más grande en la mitología del Caballero de la Noche. Pero Heath fue mejor, fue impredecible, infundió miedo, generó simpatía por un psicópata, recitó sus líneas para el recuerdo, usó un look que seguirá viéndose repetirse por otros durante muchos años, pero sobre todo, construyó una actuación que no sólo lograría el reconocimiento de los excépticos, sino que haría que el género de los superhéroes se tomara más en serio. Todo esto culminó con un Oscar póstumo, un Oscar que no logra el consuelo de los fans que aún lloran y aclaman la actuación del que llaman el mejor Guasón hasta la fecha. Heath se fue, sin querer, como los grandes. Dejó su ultimo legado por el que lo recordarán muchísimos y lo harán referencia para las próximas generaciones. El Guasón de Heath lo convirtió en una joven leyenda.

¿Qué más se podría decir de Heath Ledger?
Todavía le seguimos extrañando, todavía seguimos revisitando su trabajo y pensando qué otros papeles pudo haber hecho inmortales si aún caminara por este planeta  Pero las cosas pasan por algo, y tal vez él es la prueba de que no se debe subestimar al talento joven o a los roles que haya interpretado anteriormente, siempre se puede dar la sorpresa, y Heath le calló la boca a muchos.

Los dejo con una de mis escenas favoritas de este muchacho, donde muestra todo ese encanto y simpatía que siempre lo caracterizó, aún siendo la persona más tímida en la habitación con los paparazzis.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D