Las películas animadas de Disney más infravaloradas

Desde sus inicios y a lo largo de su trayectoria, Disney ha lanzado películas que sin lugar a duda han logrado un total reconocimiento, siendo aplaudidas tanto por el público como también por la industria. Como ejemplo, podría citar una larga lista de largometrajes de princesas, cuentos y fábulas, pero prefiero que vos mismo lo notes al nombrar a la primera película que se te venga a la cabeza al leer o pensar en la palabra “DISNEY”.

Estoy un 98% segura que la película en la que pensaste esta entre los grandes clásicos que gozaron de reconocimiento mayormente en el periodo de renacimiento de Disney (1989 – 1999) o alguna de las más recientes o el segundo renacimiento (2005 – Actualidad). Sin embargo, hay otros clásicos que, a pesar de contar con una excelente historia y todo para ser un éxito, por algunas razones han pasado desapercibidos, o por lo menos no han sido valorados de la misma forma que los demás.

En esta lista presentamos una selección de las películas animadas de Disney que no tienen el lugar que se merecen, ya sea por no haber tenido buena suerte en taquilla o haber visto la luz en una muy mala época para la casa del ratón:

The Black Cauldron (1985)

Conocida también como El caldero mágico esta película está inspirada en los dos primeros libros de Lloyd Alexander, Las Crónicas de Prydain que relata la historia de Tarón, un jovencito cuidador de cerdos que descubre que uno de ellos cuenta con poderes para localizar el caldero mágico que contiene poderes oscuros y es codiciado por el malvado Rey Horned de Prydain para crear su ejército de muertos y destruir el mundo. Junto con la princesa Eilonwy (Elena en español) se ve envuelto en aventuras al lado de criaturas mágicas para tratar de impedir que el Rey cumpla con sus malvados planes. Una historia bastante rica y compleja que no llegó a muy buen puesto en los clásicos por ser considerada demasiado intensa y oscura para el público infantil.

The Aristocats (1970)

Ambientada en Paris, esta película trata de una anciana millonaria que vive con sus gatos en su enorme mansión, con la única ayuda de su mayordomo Edgar, quien planea acabar con todos los gatos para convertirse en el único heredero de la enorme fortuna de la anciana, abandonándolos en un lugar remoto. Duquesa, la gata, y sus cachorros, conocen a Thomas O’Malley, un llamativo gato vagabundo quien se propone ayudarla a regresar a casa de la anciana Madame Bonfamille, aunque para ello tengan que enfrentarse con los peligros de la ciudad. Felizmente, en el camino conocen a Scat Cat y sus gatos swing quienes también se disponen a ayudarlos. Una historia que si bien es predecible está muy bien desarrollada; cada personaje, ya sea principal o secundario, están excelentemente logrados, y sin olvidar la parte musical que es una de joya que encaja a la perfección con la historia planteada.

Dinosaur (2000)

En la prehistoria, un huevo de dinosaurio termina en una colonia de lémures. Allí, Aladar, un dinosaurio, intenta sobrevivir entre ellos creciendo como uno más de la familia. Tras la explosión de un meteorito que sembró caos en la Tierra, se ven obligados a buscar otro lugar dónde vivir. En el proceso, Aladar conoce a otros de su especie con quienes entabla una amistad y encuentra el amor, no sin antes enfrentarse al líder de la manada, Kron, y a lo que eso significa, desafiar el “orden establecido”. Esta película cuenta con una fórmula ya probada anteriormente por Disney, y si bien no es nada nuevo, lo que le da merito a esta cinta es el hecho de ser la primera en la lista de animaciones creadas por computadora, sin ayuda de Pixar, quien en ese entonces era competencia fuerte y directa de la ya establecida compañía Disney. En su momento fue el estreno que todos estábamos esperando, pero poco a poco fue pasando al olvido debido a las nuevas películas de su estilo con tecnología mejorada.

The Sword in the Stone (1963)

Adaptación perspicaz del libro homónimo de T. H. White, que narra las aventuras del joven Arturo antes de ser coronado rey; la leyenda de la espada Excalibur; y sus aventuras junto a Merlín, que nos ofrece una perspectiva distinta y más divertida de la historia de los inicios del joven entre magia, fantasía y lecciones que lo convirtieron en el Rey de Camelot. Este largometraje fue excelentemente cuidado en cuanto a la estética dado los recursos de la época supervisado por el mismísimo Walt Disney.

The Rescuers (1977)

Basada en los cuentos infantiles de Margery Sharp, la última película protagonizada por animales, dando el fin a la etapa peluda de Disney. Trata de las aventuras que una pareja de ratones, Bernardo y Bianca, miembros de la Sociedad International de Rescate, que emprenden la misión de recatar a Penny, una niña huérfana que es secuestrada por Madame Medusa para ir en busca del “ojo del Diablo”, un diamante que se encuentra en una de las cuevas piratas más peligrosas. La película rompió un récord en taquilla en su primer fin de semana de estreno de una película de animación. Junto a la secuela The Rescuers Down Under (1990), ambas fueron bastante reconocidas, pero una trama súper interesante y divertida y unos personajes bien consolidados no fueron suficientes para sobrevivir y perdieron protagonismo con la llegada de la época dorada de Disney.

Robin Hood (1973)

Quizás una de las mejores versiones de la leyenda del mismo nombre, usando en lugar de personas, animales antropomórficos como protagonistas, siendo Robin Hood un zorro, algo que funcionó a la perfección para esta película que contaba con un escasísimo presupuesto debido a la mala racha que arrastraba la compañía en aquella época. Con canciones bastante buenas y escenas realmente cómicas, es una de las películas que mejor se lograron a pesar del presupuesto y las escenas “recicladas” que sinceramente si alguien más no te lo dice, muy pocas las notarías.

Brother Bear (2003)

El filme cuenta la historia de Kenai, el menor de tres hermanos que está a punto de convertirse en adulto y por tradición en su tribu esta por recibir un tótem o guía de los espíritus con el que queda decepcionado al enterarse que su tótem es un oso que representa al amor. Debido a un descuido y un arranque de impulsividad, Kenai pone en riesgo su vida y la de sus hermanos, resultando muerto Sidka, el mayor de ellos. Kenai, en busca de venganza mata a una osa innecesariamente y como castigo los grandes espíritus lo convierten en oso; Denahi el hermano de en medio sin saber el castigo de los Dioses, decide iniciar una cacería del oso que él cree mató a sus dos hermanos.  Para que Kenai vuelva a su forma humana debe llegar a donde las luces tocan la tierra, encontrándose en el camino con un pequeño osezno huérfano llamado Koda, dando así el comienzo de su aventura, conociendo otros animales y consolidando su lección de vida, comprendiendo el verdadero significado de su tótem. Es una historia llena de sentimiento, la banda sonora a cargo de Phil Collins y Mark Mancina rozan la excelencia y un mensaje de autodescubrimiento envuelven esta historia que dista bastante de lo tradicionalmente ofrecido por Disney.

The Hunchback of Notre Dame (1996)

Es una adaptación de la obra “Nuestra Señora de Paris” de Victor Hugo que relata la historia de Quasimodo, quien después de perder a su madre siendo un bebé, es criado por el Juez Frollo, que lo condena a una vida de soledad por sus malformaciones. Un día de fiesta, Quasimodo, desobedeciendo la orden estricta de nunca salir, baja del campanario a una celebración del pueblo y allí conoce a Esmeralda, una gitana que lucha por los derechos de su pueblo, de quien Quasimodo se enamora perdidamente. Personalmente considero esta cinta como una de las más grandes obras maestras de Disney, con una trama oscura, cargada de dramatismo, abordando temas delicados como racismo, opresión al pueblo, prejuicios, corrupción y con claros tintes sexuales, es la película más adulta, completa y compleja que Disney haya lanzado. Si bien presenta diferencias con la obra de Victo Hugo, es realmente coherente con la trama y los temas originalmente planteados en la novela. No vemos hadas o magia alguna para llegar a un final feliz, pero sí vemos la lucha de personajes que son parte de las minorías de una manera sumamente realista, además de un villano cruel hasta extremos inhumanos haciendo gala en todo momento de la más sucia doble moral, corrompido por el deseo y la lujuria convirtiéndose lentamente en el monstruo que cualquier ser humano puede llegar a ser. Cuenta con una increíble banda sonora a cargo del premiado Alan Menken. El prólogo inicial y la canción “Fuego del infierno” son una joya tanto musical como visual. El contenido visual podría considerarse en algunas partes un tanto adulto, nunca antes se había utilizado de manera tan abierta y expresa el deseo sexual, visual y sugerentemente. Una película realmente soberbia por donde se la mire.

Treasure Planet (2002)

Una buena y original adaptación de la novela de “La isla del tesoro” de Robert Louis Stevenson, en un universo futurista y steampunk. Relata la vida de Jim Hawkins, un joven que soñaba con las historias que hablaban del legendario Capitán Flint, así como las leyendas acerca de su “botín de los mil mundos”, escondido en algún lugar de la Galaxia, conocido como el Planeta del Tesoro. Una película sumamente profunda, poco típica para lo que Disney venía ofreciendo, ya que la prioridad del personaje central no es un interés romántico o gloria, sino su propio viaje de autodescubrimiento. La forma realista en la que la problemática personal de Jim es presentada le da ese toque solido al personaje. El tema central de esta película sería la relación padre-hijo, y una evolución madurativa bien llevada y complementada por una trama atractiva y muy ágil, con una línea argumental muy rápida. La historia es dinámica y divertida al mismo tiempo que es trágica y muy épica, llena de acción, tensión y suspenso. Los gráficos son sencillamente alucinantes. Las elecciones del color, la fusión del CGI y el dibujo a mano junto con el ambiente steampunk creado exclusivamente para la película no tienen peros en contra. Con una banda sonora que acompaña cada parte de la película a la perfección a cargo de James Newton Howard y un tema central “I’m still here” que no solo sirve para ambientar y amenizar la cinta sino también para darle sentido a parte de la historia con flashbacks del protagonista son realmente exquisitos. Una película muy adelantada a su época en varios aspectos como en animación, ambientación, incluso en historia, que creo que hubiese sido un éxito indudable de haberse estrenado en esta época del cine.

Atlantis: The Lost Empire (2001)

Basada en la historia de los hermanos Bryze y Jackie Zabel, cuenta la historia de Milo Thatch, un joven cartógrafo y lingüista, que pasó toda su infancia escuchando las historias y leyendas que le contaba su abuelo, el explorador Thaddeus Thatch, pero una en particular que lo había marcado hasta su adultez, “La Leyenda de la Atlántida”. Al crecer Milo empieza su travesía junto a un equipo de especialistas de distintas áreas. En el viaje Milo no solo descubre el significado de crecer y madurar, descubre también el significado de amistad, lealtad, justicia y el poder de las decisiones, no sin antes ser partícipe de la lucha por defender un legado y ver lo que el poder y la ambición pueden causar en el ser humano. La trama es ágil y bien llevada, cada uno de los personajes, sean los dos principales o los diez secundarios (si, son diez los secundarios) están sumamente bien logrados y oportunamente presentados en su propia escena particular, cada uno con una historia personal que le da sentido a su presencia dentro de la historia y valor a sus aportes a lo largo de la película. La banda sonora a cargo nuevamente de James Newton Howard es impecable, los temas que se tocan aparte del autodescubrimiento son bastante delicados como saquear riquezas por “el bien cultural”, de forma más sutil también se muestra la venta de armas a países por mera avaricia aun sabiendo las consecuencias que eso acarrea. Y de una forma más explícita se muestra el choque entre la búsqueda por necesidad de saber y por comprender la cultura, y la búsqueda por codicia y beneficio personal. La ambientación y los paisajes, especialmente cuando están en Atlantis, son impresionantes, muy alejado a lo que anteriormente se había presentado, en esta película vemos desafiantes líneas rectas y polígonas, diseños de vehículos estrafalarios típicos del steampunk, que hacen que sea algo realmente novedoso. Esta es una película de ciencia ficción, cargada de aventuras y de personajes que rompen con ese estereotipo que solían presentar los protagonistas de Disney, caracterizada por ser muy adulta, sin canciones, con una trama rica en matices pero que no pierde de vista su línea narrativa principal. Una joya poco reconocida y apreciada aun incluso contando con todo a su favor.

 

Luego de haber visto varias de las películas que son consideradas infravaloradas de Disney escogí las 10 anteriormente expuestas, y nada es más oportuno que la frase “las apariencias engañan” ya que una buena taquilla no nos asegura que vamos a ver una buena película. Pero los invito o mejor los desafío a buscar en el baúl de los recuerdos aquellas películas de Disney que no figuran en esta lista y ustedes creen que merecen un mejor lugar.

Acerca de Pilu Pedrozo 7 Articles
Fan de las películas de animación y fiel creyente de que no son sólo para niños. Psicóloga menos cuarto. Disneynerd. @pili_pedrozo en Twitter.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D