‘Frank’, lo absurdo hecho música

La historia de Frank es una historia ficticia que está inspirada en el personaje de Frank Sidebutton, alter ego del músico británico Chris Sievey, quien conformaba la banda new wave en los 80 The Freshies, originarios de Manchester. Este largometraje es dirigido por Lenny Abrahamson y escrito por Jon Ronson.

Cuenta la historia de Jon, pseudo-amante de la música, un tanto frustrado con la vida cotidiana que le tocó vivir, siempre tratando de quitar adelante sus ideas, pero sin lograr nada significativo hasta el día que, por casualidad, se topa con los excéntricos Soronprfbs, quienes tienen como líder a Frank. Una persona enigmática y cautivadora, con compañeros bastantes peculiares, de esos grupos donde nunca han ensayado para una presentación y hacen lo que les dicte su alma musical-experimental en escena como arte. Ellos tienen un solo propósito: hacer música, y es la única conexión real que los ata, hasta inclusive el grado de individualismo en cada uno.

La película hace alegoría a grupos de post rock, rock experimental, art rock hasta por momentos tornándose algo irónico. Toman cualquier elemento a su alrededor, desde un cepillo de dientes, sillas readecuadas con cuerdas hasta palillos con los que crean diferentes melodías, encuentran música donde nadie más lo ve, además de las letras de las canciones que caen en lo mismo, un tanto absurda, sin sentido, algo desordenado, sin estructura y dentro de todo eso, encaja perfectamente haciendo que la banda sea realmente buena dentro su rareza.

Sus canciones tienen altos y bajos pero en general son disfrutables y si les gusta la música experimental o rock progresivo, es seguro que una de ellas va a formar parte de la galería musical. Una de las cosas más llamativas de la película es que las interpretaciones fueron grabadas en vivo durante el rodaje, un desafío más para el director, una de las sorpresas fue la capacidad vocal y corporal de interpretación de Michael Fassbender y la grandiosa Carla Azar en baterías, que era la que unía todas las piezas, ya que era el único músico dentro de ellos.

El encargado del OST de la película es Stephen Rennicks, músico Irlandés que conformaba la banda The Prunes, y que toma inspiración de su propia banda para dar vida a The Soronprfbs, consiguiendo por esta cinta varias nominaciones.

Todas las combinaciones de sonidos usados encajaron perfectamente. Esa fusión de new wave de los 80 cuando se encuentra con el rock progresivo, haciendo memorable cada música, el rock experimental dentro de su ambigüedad, es un tanto complicado recrearlo y definitivamente en este caso se logró, Rennick tenía visión para esto, podría decirse que es una banda ficticia bastante buena que quedará en el recuerdo de muchos.

Su OST conforma en total 31 temas de los cuales rescatamos los siguientes:

Creaky Door

Esta escena no forma parte de la película, pero es una de las músicas más enérgicas dentro del soundtrack, experimentando sonidos, desde el inicio van utilizando como parte de la melodía el abrir y cerrar de la puerta repetidamente, además se ve reflejada la influencia de Jim Morrisson. El trabajo de Carla Azar tal vez sea una de las cosas más importantes en todo el filme ya que ella es la encargada direccionar y hacer que el resto los siga, la energía que emana en este tema a través de la batería es fantástica, cabe resaltar que fue baterista de Jack White por un periodo y ahora forma parte del grupo Autolux.

Frank’s Most likeable song… ever

Tal vez sea la canción más corta de todas, pero bastante pegajosa, pocos acordes, mucho synth, letras sin sentidos con rima, absurda, divertida, ingredientes perfectos para que una música se vuelva “famosa”, así como cuando la escuchas por primera vez y decís, ¿Qué estoy escuchando?, pero al mismo tiempo mueves la cabeza automáticamente y al terminar la película buscas el tema, lo pones de vuelta y sin darte cuenta hasta terminas coreando la letra.

Lone Standing Tuft

Cuando quieres componer algo y cualquier cosa te da inspiración, cuando tienes ese talento innato, en este caso con algo prácticamente insignificante dentro de toda la habitación Frank crea una de las melodías más lindas de la película con acordes simples, letra sin sentido y de repente es como si todo fluyera, así se siente esta música, además hasta se podría comparar a The Doors y sus inicios,  Jon queda como estancado siempre en lo que hace por eso es que tiene tanta admiración a Frank con su simpleza y su capacidad de crear todo con prácticamente nada.

Secure The Galactic Perimeter

Es la canción más compleja de todas, y personalmente mi favorita, empieza algo tranquila  con poca batería y unos cuantos acordes de guitarra y se va desarrollando con una intensidad que tiene tanta fuerza al final, ese toque vocal a lo Morrisson  y sonido psicodélico a lo Pink Floyd es una de las mayores grandezas, de esas canciones que pones a todo volumen, cerrar los ojos y te dejás llevar por completo. Get out on the path of the king!

I Love You All

La escena final acompañada de la canción más dinámica del film. Ese momento cuando todos se encuentran de vuelta y ven lo que realmente les hace feliz, de la transición de “I love Your Wall” a “I love You All”, una de las formas de expresión más grande siempre será la música, Frank demostrando su aprecio y creando como siempre, de tararear algunas palabras y que el resto del grupo lo siga instantáneamente, fue realmente un hermoso momento. El sonido es muy emotivo, su interpretación y vocalización es una mezcla de Ian Curtis, Morrisson y algo de Bowie y podemos decir que esta si es su “most likeable song ever”.

Frank definitivamente es una película diferente, tal vez no del agrado de todos, pero quedas expectante cada momento, esos cambios bruscos de comedia-drama, de esas cintas que no podes predecir lo que va pasar, que te dan ganas de seguir descubriendo aún más de sus personajes, definitivamente para disfrutar en cualquier momento.

Acerca de Carol Ruiz Diaz 2 Articles
Arquitecta de la vida, nostálgica, adicta a la música, el cine y el arte. Viajera de la tardis, nunca dejes de soñar. There is a light that never goes out.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D