Cuenta Regresiva al Fin del Mundo: #8 ‘The Exorcist’


No, el mundo no se acabará el 21 de diciembre del 2012, pero si así fuera, nos gustaría hablar mucho de cine antes. Como buenos cinéfilos que somos, deberíamos tener una selección de películas para llevarnos al más allá, y simplemente en caso de que todo vaya a terminar, nos vamos a poner a verlas antes de que llegue la hora. Sin ningún orden de valor en particular o ningún género predilecto, estas películas podrán ser buenas o malas, verdaderos desastres u obras maestras, pero las mismas seguirán viviendo después de nosotros.

#8 ‘The Exorcist’

El Padre Merrin advierte al Padre Carras de no iniciar ninguna conversación con el demonio. “El demonio es mentiroso”, continúa, “mentirá para confundirnos, pero también mezclará la verdad con la mentira para atacarnos. El ataque es psicológico y poderoso. No lo escuches. Recuerda, no lo escuches”. Bueno, todos sabemos cómo terminó eso.

Vi The Exorcist por primera vez un día sábado cuando era chico, lo recuerdo porque fue de siesta ya que era la única hora en la que me dejaron ver, y aún así no pude experimentarla completamente ya que mi madre me tapaba los ojos en las escenas más fuertes. No fue sino hasta años más tarde cuando me atreví a verla de nuevo sin interrupciones, aunque sin saberlo, había visto el Director’s Cut, en vez del Corte Original, con las escenas agregadas que cambiaban un poco la película (Regan bajando la escalera como araña, las caras del Pazuzu en varias escenas, los Padres hablando en la escalera entre sesiones, y otros).

La historia del exorcismo más famoso del cine no es por nada una de las más controversiales producciones, con Linda Blair y Ellen Burstyn terminando con problemas de espalda permanentes, y el director William Friedkin engañando y molestando al elenco adrede para crear un ambiente de tensión real para usarlo en las filmaciones. A pesar de dos secuelas y dos precuelas, el imponente poder del terror psicológico de The Exorcist lo mantiene hasta hoy día como una de las obras de género más memorables y maravillosas de experimentar.

¿Por qué verla antes del Fin del Mundo?

Yo personalmente prefiero la versión original de la película, sin las escenas agregadas como Regan caminando como araña porque a pesar de ser efectivas (miedo, miedo, miedo), alteran para mal el ritmo de la película. De cualquier manera, como dije, la obra merece ser experimentada completamente sin interrupciones ya que a diferencia de muchos otros títulos que ciertamente han logrado asustar en su momento, no envejeció para nada, y si es posible, véanla de noche y sin que nadie le tape los ojos. ¿Cuántos de ustedes se atreverán?

Ver las demás películas de la Cuenta Regresiva al Fin del Mundo.

Acerca de Emmanuel Báez 2334 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D