Cuenta Regresiva al Fin del Mundo: #4 ‘El Hijo de la Novia’

No, el mundo no se acabará el 21 de diciembre del 2012, pero si así fuera, nos gustaría hablar mucho de cine antes. Como buenos cinéfilos que somos, deberíamos tener una selección de películas para llevarnos al más allá, y simplemente en caso de que todo vaya a terminar, nos vamos a poner a verlas antes de que llegue la hora. Sin ningún orden de valor en particular o ningún género predilecto, estas películas podrán ser buenas o malas, verdaderos desastres u obras maestras, pero las mismas seguirán viviendo después de nosotros.

#4 ‘El Hijo de la Novia’

El Hijo de la Novia comienza con unos niños jugando inocentemente, hasta que dos de ellos terminan separados del grupo por ser un poco más chicos, y uno de ellos se venga reventando la pelota que usaban los otros. Los más grandes los persiguen hasta la casa de la madre de uno de ellos, que aparece a defenderlos y termina haciéndoles unos “polvorones”, una deliciosas galletitas con chipas de chocolate. El hijo de la mujer la mira con los ojos centelleantes. Juan José Campanella filma esta secuencia sin mostrar el rostro de la madre, porque a pesar de que luego sabemos de quién se trata, esta es una historia de todas las madres, contada a través de los ojos de Rafael.

Hablando de Campanella, me resulta difícil elegir solamente una película y hablar de ella. El Mismo Amor, La Misma Lluvia y Luna de Avellaneda forman con esta una trilogía brillante e inolvidable que tocan temas muy similares. La familia, el amor y los deseos no cumplidos escondidos en lo más profundo de nuestro ser, que si no son tratados a tiempo, pueden llegar a cambiarnos. Ricardo Darín es tan genial, que podría hacer de Batman, y seguro será algo inolvidable, pero acá hace de un hombre adulto, disconforme con la vida que lleva y un poco alejado de su padre, mientras su madre, una vez una mujer hermosa, ahora sufre de Alzheimer, siendo el motor de los conflictos que rodean a esta peculiar familia.

Suceden muchas cosas en El Hijo de la Novia, y el logro mayor es el guion que logra balancear a la perfección tantos conflictos y subtramas en una historia de dos horas que seduce por su humildad y su relevancia. Un divorcio, un noviazgo, un amigo de infancia que regresa para poner ritmo a la vida, un negocio que no prospera. En retrospectiva, impresiona todo lo que Campanella logra meter en la película, al mismo tiempo que se enfoca en contar la historia de un hombre que perdió conexión con su madre, y lo hace universal tomando como punto de partida una enfermedad tan maldita como el Alzheimer de manera simbólica. Por supuesto, Héctor Alterio y Norma Aleandro interpretan grandiosamente sus papeles y convencen como la pareja más tierna que el cine argentino habrá visto en mucho tiempo.

¿Por qué verla antes del Fin del Mundo?

Me alegra saber que hay muchas películas buenas que tocan algo tan triste como el Alzheimer, pero El hijo de la Novia lo hace de la forma más humana, con protagonistas reales que bien podríamos ser nosotros mismos, y con una historia tan bien dirigida y actuada que es una joya instantánea, y que consigue hacernos recordar quiénes son los que más importan en la adversidad y los momentos más difíciles de la vida.

Ver las demás películas de la Cuenta Regresiva al Fin del Mundo.

Acerca de Emmanuel Báez 2334 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D