‘Volcano’, la madre naturaleza revienta Hollywood

volcano post

Películas hay y muchas. Algunas nos dejan marcados de por vida y no dejan de asombrarnos sin importar cuántas veces las hayamos visto. Pero de vez en cuando, se estrenan otros dos tipos de cintas: las que injustamente quedan en el olvido y que cuentan con la misma riqueza artística que las más aclamadas, y las que alguna vez vimos y amamos cuando niños, pero con el paso del tiempo también las olvidamos sin darnos cuenta. Lo genial de ambas es que al revisitar esos filmes, nos damos cuenta el por qué amamos tanto el Séptimo Arte. Cada semana quiero rescatar cuantas películas de ese tipo sean posibles.

¡Lo sé! ¡Un volcán en Los Angeles!… ¡un volcán!

Para algunos será la idea más estúpida y disparatada que se ha tenido para hacer una película de desastre, pero creo que en lo que va de la década anterior, ya hemos visto de todo un poco. Desde Jesucristo cazando vampiros, hasta Nazis en la luna. ¿Qué les parece si compramos la idea de la película?, nos dejamos llevar y ya.

Para ser honesto, a mí nunca se me hizo un disparate el que un volcán naciera en medio de una ciudad, puesto que acá en México estamos rodeados de bastantes, y el más cercano a la Ciudad de México es el Popocatépetl, que justo hace dos días, hacía erupción por la noche. Al ver la transmisión en vivo, recordé de inmediato esta película, así como las veces que en los libros o programa de televisión de acá, se ha hablado de las consecuencias que correría la capital si el Popocatépetl tuviera actividad volcánica bastante fuerte. Así que disparate, disparate, no lo es… tanto.

Volcano de 1997 es dirigida por Mick Jackson (The Bodyguard) y la premisa es simple, un volcán nace en medio de Los Angeles causando la locura en la ciudad. Ahora, ¿qué tendría de interesante una película de este tipo?, la respuesta es, la reacción que tendrían los cuerpos de emergencia ante la catástrofe. Y es de pensarse. Ceniza en una ciudad donde de por sí ya se acumula la contaminación de los autos, gases donde igual ya hay de sobra, y peor aún, lava corriendo a través de las calles o los drenajes, donde también pasa el Metro y los gasoductos. Es interesante la posibilidad, ¿no?.

El encanto de Volcano yace precisamente en eso, en los cuerpos de emergencia y su respuesta a semejante fenómeno de la naturaleza. Ahí es donde entra el personaje de Tommy Lee Jones (en una genial actuación, como es costumbre), quien hace de el jefe que coordina una agencia de Los Angeles que en caso de algún percance que comprometa la seguridad de los ciudadanos, puede disponer de todos (y me refiero a TODOS) los recursos de la ciudad. El director se enfoca precisamente en ello, y no tanto en la catástrofe, en los efectos, que sí, juegan un papel importante en la película (de otra forma no estaríamos interesados en seguir viendo), pero en sí los protagonistas son los brigadistas, bomberos, obreros, servidores públicos y así.

¿Por qué sacar esta película de El Baúl?

A pesar de tener uno de los peores -y lo admito- taglines de la historia (“la costa se tosta”… horrible) y una premisa inverosímil a la mayoría, Volcano es una película que nos recuerda quienes son los verdaderos héroes en estos casos. Nos hacer ver las carencias de una ciudad para enfrentar tal magnitud, así como la ignorancia que se tiene ante tal amenaza. El personaje de Tommy Lee Jones es vital, es el eje de toda la película. Alrededor de él giran geólogos, médicos, policías, etc. Todos servidores públicos con un espíritu de servicio increíble. Cada uno de ellos ejerciendo un papel clave en la película, todos tienen su momento, su one-liner, su heroísmo. Si se sigue desde esa perspectiva a la película, entonces podremos encontrarnos con algo más interesante que una simple película de desastre. Aquí no hay espacio para el humor barato, no hay gags. Aquí sólo cabe tragedia (y muy dura, por cierto), que es lo que predomina en estos casos.

Denle un chance a esta película un domingo que no tengan nada qué ver y déjense llevar. Vean a Volcano desde la perspectiva del servidor público, y no desde la del cinéfilo que sólo quiere entretenerse. Si es interesante sentarse y pensar cómo se combatiría en la ciudad donde vivimos este fenómeno de la naturaleza (o cualquier otro) en base a los recursos de los que esta dispondría. La pregunta aquí es, ¿seríamos los héroes o los que mirarían desde lejos?

Los dejo con el trailer oficial.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D