‘The War of the Roses’, la guerra de los sexos al máximo

the war of the roses dest

Uno pensaría que es una sencilla comedia, hasta que sangre y sudor comienzan a mezclarse entre las paredes de la casa de los Roses, que tuvieron un inicio tan romántico y apasionante, que pocos podrían haberse imaginado que iban a terminar colgados del gigantesco candelabro de techo. The War of the Roses es una película que deberían mostrar a cualquier pareja joven que tenga intención de contraer matrimonio lo más pronto posible, y si al final de la historia se pueden mirar y seguir deseándolo con sinceridad, entonces van por buen camino.

Porque la película dirigida por Danny DeVito pasa de una sencilla comedia a una brutal comedia negra sin piedad alguna, y las consecuencias realmente llegan a ser increíbles. Hablo de una película que en algún punto sugiere que la protagonista acaba de cocinar paté con el hígado del perro de la casa, solamente para provocar a su marido. Es una batalla de los sexos como pocas veces se vio en el cine, y por eso merece ser más recordada.

La trama sigue a Oliver Rose (Michael Douglas) y Barbara Rose (Kathleen Turner), una pareja de enamorados impulsivos que se conocen en una subasta de objetos baratos, y terminan en una contienda física que incluye lanzarse cualquier objeto esté al alcance, incluyendo esos preciados ornamentos por los cuales se conocieron, diecisiete años antes. Pero toda la historia está contada en flashback, mediante el relato del abogado de Oliver, interpretado también por DeVito, solamente para resaltar la moraleja de todo el desastre causado por la pareja.

Se hace difícil seguir la película por varios momentos, porque resulta hasta incómodo ver cómo los límites de la comedia van poniéndose cada vez más borrosos. Para alguien sin humor negro, será un directamente un thriller o un cuento de terror cauteloso, y no por nada es considerada una de las comedias negras más caras de la historia de Hollywood. No sabía que una comedia pudiera costar tanto en ese entonces, hasta que se ve cómo dejan el set principal de la película.

Pero nada sería posible sin los intercambios de Turner y Douglas, que realmente son más convincentes cuando intentan matarse el uno al otro que cuando hacen el amor en las primeras escenas de la obra. Y aunque algunos digan que el guion tiene problemas porque inclina más la balanza hacia el personaje de Oliver, no creo que nadie en pleno uso de razón pueda ver más de media hora de la película sin tener ganas de darle una golpiza por su actitud. Así que lo diré, él lo tenía merecido.

Lo llamativo de la producción es que el primer corte de la película tuvo poco más de tres horas, mientras que el corte final tiene poco menos de dos horas. Solo puedo imaginarme la cantidad de escenas fuertes que dejaron fuera para que la película pueda estrenarse. Es realmente una gran comedia negra, aunque no deberían sentirse mal si no logran reírse cuando la batalla comienza, aunque no creo que puedan evitar quedarse anonadados por todo lo que sucede.

Acerca de Emmanuel Báez 2332 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D