‘Casper’, una tierna aventura sobre la otra vida

Películas hay y muchas. Algunas nos dejan marcados de por vida y no dejan de asombrarnos sin importar cuántas veces las hayamos visto. Pero de vez en cuando, se estrenan otros dos tipos de cintas: las que injustamente quedan en el olvido y que cuentan con la misma riqueza artística que las más aclamadas, y las que alguna vez vimos y amamos cuando niños, pero con el paso del tiempo también las olvidamos sin darnos cuenta. Lo genial de ambas es que al revisitar esos filmes, nos damos cuenta el por qué amamos tanto el Séptimo Arte. Cada semana quiero rescatar cuantas películas de ese tipo sean posibles.

Ya que andamos en sintonía con Halloween y también el Día de Muertos acá en México, hoy quise hablar de una película que encajara en ese ambiente, y que si bien habla de fantasmas, es un viaje al más allá rodeado de ternura e inocencia. Casper, película de 1995 basada en la historieta de Harvey Comics y dirigida por Brad Silberling (City of Angels) fue la incursión a un éxito de taquilla de la mano de Steven Spielberg, quien fungió como productor ejecutivo. Pero no fue ello lo que determinó que esta película resultara tan entrañable, sino el lindo mensaje que rodea el guión.

Casper es famoso porque es un fantasmita que lo único que quiere es tener un amigo, a pesar de que ya está muerto. Una premisa inocente, pero igual un tanto oscura. Y precisamente ahí fue donde le dieron al clavo en la historia de esta película del ’95. Por un lado tenemos a Carrigan Crittenden (Cathy Moriarty), quien acaba de perder a su padre y lo único que quiere de él es su herencia. Por otro tenemos al Dr. James Harvey (de nuevo, un genial Bill Pullman) quien ha quedado viudo recientemente y se embarca en una búsqueda por volver a contactar a su esposa, incluso sabiendo que eso podría no ser posible. Luego tenemos a Kat Harvey (una joven y ya guapa Christina Ricci), quien llora a su madre a su manera y al igual que Casper, lo único que quiere es quedarse en una ciudad y hacer un amigo. Esa soledad se sincroniza con la de Casper, quien también más al final de la película nos damos cuenta de que sigue llorando la muerte de alguien.

A todo ello, añádanle una genialidad en la banda sonora de la mano de James Horner y ese toque que Spielberg daba como productor ejecutivo, teniendo como resultado una adorable aventura que a pesar de que resulta un entretenimiento para toda la familia, también nos hace reflexionar si nosotros somos esos “fantasmas con asuntos pendientes” de los que habla el Dr. Harvey. Si en realidad nosotros sabemos dejar ir cuando un ser querido se nos ha adelantado. De lo contrario, puede que nos convirtamos en lo que es Casper: un alma en pena que sólo quiere hacer un amigo y que nos consuele.

¿Por qué sacar esta película de El Baúl?

Si hay algo que me encanta cada que revisitamos una película en esta columna de los jueves, es que por un lado nos emociona recordar esa película que vimos en el cine o en casa y que nos marcó cuando niños, pero una vez volviéndola a ver de adultos, podemos encontrar una serie de “capas” o el material adulto que a veces se esconde en un guión. Casper es de esas películas, que no solo se le adaptó a la pantalla grande para asustar a la gente sin querer, sino que se le rodeó de una historia que resulta un tanto dramática. Simplemente consideren el final de la película: el último deseo que a él se le concede, y díganme que si bien resulta romántico, también es un tanto desgarrador.

Por un lado está lo anterior, por otro el twist a media película (un tanto oscuro también, pero bastante gracioso) y por otro obviamente, la genialidad de comedia que contiene la película. Se respetó maravillosamente la esencia del trío fantasmagórico: Látigo, Gordi y Tuffo. A estos tres se le une todavía un maestro de la comedia, el señor Eric Idle, así que como resultado, tenemos una serie de gags que funcionan y que jamas caen en lo ridículo, todos claro, rodeando esa premisa que es La Muerte. Pero pareciera que todo lo anterior no sirvió de lección para las secuelas que vendrían después (hay una con Hilary Duff si no mal recuerdo), pues todas y cada una de ellas se fueron directo a VHS… y de esas, mejor ni hablamos. Los dejo con el trailer oficial.

Acerca de Ricardo Trejo 95 Articles
Dicen por ahí que me parezco a Doug Narinas. David Fincher es mi pastor, nada me faltará. Amante del formato IMAX. A veces hago podcasts con mis amigos. Me encuentran en Twitter y Letterboxd como @id0ug.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D