‘Dogma’, Kevin Smith sabe de cine

dogma

Sabés que cuando ves al gran comediante George Carlin interpretar a un Cardenal, estás viendo algo totalmente descabellado. Ya sabía que Kevin Smith tenía la cabeza totalmente en otro nivel, pero no sabía que había estado tan demente en algún momento de su carrera, y no es que tenga buena opinión de él: otros trabajos ya vistos me resultaron mediocres y poco memorables, entre ellos Jay and Silent Bob Strike BackJersey Girl, aunque Chasing Amy permanecía como la única interesante. Por tal razón, había estado evitando sus demás películas, a los cuales le seguirán Clerks y Mallrats muy próximamente, pero Dogma es algo totalmente inusual.

Recuerdo que al ver The Invention of Lying el año pasado, me puse a desear una buena comedia atea, ¡qué falta hacía! El intento del comediante Ricky Gervais de criticar a las religiones fue pobre y tosco, pero la comedia inteligente detrás de Dogma es simplemente exquisita, y no deja de sorprender a cada escena. Le doy crédito a Kevin Smith por el riesgo tomado, algo que poco se conoce hoy día en Hollywood. Dogma es tan políticamente incorrecto que debería tener su propia Biblia (y no hablo de los comics de Jay y Bob el Silencioso que no me interesan), pero el ofensivo humor es tan ácido y crudo que no sorprende que la película haya sufrido retrasos y protestas por parte de católicos y protestantes.

La película está conformada por un elenco tan desparejo que eso mismo es causa de gracia. Kevin Smith, para tomar el papel de alguien que solamente pronuncia tres palabras durante la película, es un actor terrible, y Linda Fiorentino, que apenas tiene madera para tener el protagónico principal, es tan carismática como una roca (y hasta ahora pienso que no me sorprendería nada si confiesa ser lesbiana). Nada malo se puede decir de Chris Rock, en sus mejores momentos como comediante, ni de Alan Rickman porque, bueno, es Severus Snape y la Voz de Dios, mis palabras no son dignas. Y Alanis Morissette como Dios, impagable. Ben Affleck, Matt Damon, Janeane Garofalo, están todos bien como se esperaría.

Las constantes referencias a otras películas también son el fuerte, y lo genial de todo es que nunca parecen forzadas y son realmente hilarantes. El fallecido director John Hughes no se salva, Indiana Jones, E.T., Star Wars, Home Alone, Smith se las sabe todas, y usa eso a su favor en los diálogos que son, en su mayoría, imperdibles.

Una genial comedia para quienes aman el cine y descubrieron en su adolescencia que Dios probablemente esté muerto, no que lo uno tenga algo que ver con lo otro, sólo que si tienen la sensibilidad y el coeficiente intelectual de un fanático religioso, sería prudente no verla. De cualquiera manera, no son dignos de escuchar la verdadera voz de Dios.

Acerca de Emmanuel Báez 2334 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D