Cuenta Regresiva al Fin del Mundo: #14 ‘Lethal Weapon’

No, el mundo no se acabará el 21 de diciembre del 2012, pero si así fuera, nos gustaría hablar mucho de cine antes. Como buenos cinéfilos que somos, deberíamos tener una selección de películas para llevarnos al más allá, y simplemente en caso de que todo vaya a terminar, nos vamos a poner a verlas antes de que llegue la hora. Sin ningún orden de valor en particular o ningún género predilecto, estas películas podrán ser buenas o malas, verdaderos desastres u obras maestras, pero las mismas seguirán viviendo después de nosotros.

Policía bueno. Policía malo. Y el cine policial nunca volvió a ser el mismo.

En 1949, el director Akira Kurosawa dirigía Stray Dog, sobre un policía novato que perdía su pistola en la ciudad de Tokyo. Cuando el mismo es utilizado para cometer un crimen, se une a un policía veterano para intensificar la búsqueda. El subgénero “buddy cop” había nacido.

Hace unas semanas se confirmaba que habrá una cuarta película de Rush Hour, el título que juntó a dos actores de polos extremadamente opuestos: Chris Tucker y Jackie Chan. Se puede debatir con respecto a la saga, a mí me gustó bastante, a otros no tanto, pero no se puede debatir sobre las influencias, una de las cuales sigue siendo lo mejor del subgénero “buddy cop” hasta hoy día. Si bien Lethal Weapon también le debe parte de su premisa a In The Heat of the Night, con Sidney Poitier, la pelícua de Richard Donner se mantiene arriba de todas por la impresionante química entre Mel Gibson y Danny Glover, como punto de partida.

Lethal Weapon junta a un detective afroamericano, excelente padre de familia, en sus últimos años de servicio, y a un detective que no puede superar la muerte de su esposa, con una personalidad bastante extrovertida, a veces demasiado para su propia conveniencia y salud. Roger Murtaugh y Martin Riggs se convierten así en un par inigualable en la pantalla, antecediendo a muchos otros pares que intentaron de muchas formas romper esquemas y resaltar, pero que quedaron a mitad de camino.

La primera película llega en 1987 con un tono cuasi-noir, con un dulce saxofón que acompaña a las mejores escenas, además de la guitarra de Eric Clapton, para darle una personalidad bastante marcada a la historia. El maravilloso guion es de Shane Black, cuya pulcra carrera de guionista y director lo llevó a dirigir Iron Man 3 ahora mismo, y de quien no se puede esperar algo menos que genial, habiendo dirigido también a otro dúo muy peculiar en Kiss Kiss, Bang Bang.

Las secuelas de Lethal Weapon fueron disminuyendo en calidad, pero apenas. Las cuatro películas están en la cúspide de un género poco explotado y son igual de emocionantes hoy como lo habrán sido en los ochenta, cuando la primera llegó para marcar historia.

¿Por qué verla antes del Fin del Mundo?

Combinar los valores familiares de Murtaugh con la locura extrovertida y la astucia de Riggs es la mejor manera de estar preparado para lo que venga, inclusive para el fin de los días. Mirar al horizonte y gritar con demencia al mejor estilo Riggs y recibir lo que sea sin bajar la mirada.

Ver las demás películas de la Cuenta Regresiva al Fin del Mundo.

Acerca de Emmanuel Báez 2264 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D