Cuenta Regresiva al Fin del Mundo: #12 ‘Audition’, de Takashi Miike

No, el mundo no se acabará el 21 de diciembre del 2012, pero si así fuera, nos gustaría hablar mucho de cine antes. Como buenos cinéfilos que somos, deberíamos tener una selección de películas para llevarnos al más allá, y simplemente en caso de que todo vaya a terminar, nos vamos a poner a verlas antes de que llegue la hora. Sin ningún orden de valor en particular o ningún género predilecto, estas películas podrán ser buenas o malas, verdaderos desastres u obras maestras, pero las mismas seguirán viviendo después de nosotros.

#12 ‘Audition’

Dolor, mucho dolor. Mucho, mucho dolor. Es lo que experimenté la primera vez que vi Audition, sin prestarle mucha atención a la premisa y simplemente viéndola sin pensar demasiado en lo que acontecía, hasta que llegó la hora de la verdad. Un viudo acepta la oferta de realizar una audición para encontrar una nueva esposa, pero la mujer que a él le gusta no es exactamente quien parece ser.

Uno de los directores japoneses más talentosos de los últimos 20 años es, sin duda, Takashi Miike, la mayor parte de su filmografía se inclina hacia lo psicológicamente atrevido y lo deliberadamente sangriento, apostando por las fuertes impresiones y al mismo tiempo por los debates posteriores, con películas de finales ambiguos que, sean buenas o malas, por lo general no provocan indiferencia.

Audition es, innegablemente, uno de sus trabajos más grandiosos. Lo que parece un drama al principio termina convirtiéndose en una pesadilla y una crítica hacia una sociedad que trata a las mujeres de una forma muy tradicional. Ese es, por supuesto, uno de los enfoques, porque al finalizar la película queda mucho por explorar y analizar, y aún si vamos a lo más simple, vamos a terminar hablando de cómo la teoría de que las primeras impresiones son las más importantes es una errónea presunción.

Mucho queda a interpretación del espectador, pero nada queda en el olvido.

¿Por qué verla antes del Fin del Mundo?

Para acompañar al dolor físico que podría significar que se acabe el mundo el 21 de diciembre próximo, nada mejor que el dolor psicológico que puede provocar un director como Takashi Miike. Eso, o simplemente por el morbo.

Ver las demás películas de la Cuenta Regresiva al Fin del Mundo.

Acerca de Emmanuel Báez 2334 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D