‘Justice League’, un paso en la dirección correcta

A medida que pasaban los meses después de la salida de Zack Snyder de la producción de Justice League, y mientras más leía acerca del trabajo de Joss Whedon en lo que restaba del proyecto, más iba pensando que finalmente iba a tratarse de una película cuyo análisis llegaría a darse de forma fácil y rápida. Sin embargo, esta primera unión de los superhéroes de DC Comics es digna de una larga charla porque es una película bastante frustrante, con una irrefutable cantidad de problemas que obstaculizan el disfrute, aunque es un paso en la dirección correcta para arreglar los problemas anteriores que venían arruinando el intento de Warner Bros. de crear su propio universo cinematográfico de superhéroes. Ciertamente es una obra mejor diseñada para que la audiencia salte en vítores de lo que fue Batman v Superman o Man of Steel, que fueron productos pretenciosos que buscaron explorar la mitología del superhéroe desde una óptica filosófica interesante pero rebuscada.

Justice League es divertida, o al menos intenta serlo, consiguiéndolo la mayor parte del tiempo. Esa es la parte de Whedon, que dirigió The Avengers y Avengers: Age of Ultron para Marvel, y ahora se encargará de la película de Batichica para Warner y DC, ya que el nuevo rumbo del estudio es obviamente apelar al mismo público de las películas de Marvel, realizando películas de superhéroes más amenas y ligeras. El problema está en que cuando Whedon ingresó a la producción, Snyder ya había trabajando lo suficiente como para que su firma no se pudiera borrar. Esto me dejó con un enorme conflicto porque, por un lado, me hubiese encantado ver la versión más lúgubre y desaturada de Snyder, que tiene un ojo muy interesante que no se puede desestimar por el simple hecho de que no sabe contenerse a sí mismo (no se puede negar que funcionó con la obra maestra de Watchmen). Por otro lado, las películas de DC estaban desesperadas por algo más amplio y esperanzador, ya que sus personajes parten de una naturaleza heroica que las adaptaciones no estaban encontrando para nada.

La trama realmente no importa. Es una historia más de superhéroes que deben unirse para derrotar a un supervillano genérico que no podría verse más aburrido y simplón por falta de tiempo, y cuenta con un objetivo común de aniquilación total que no sorprende ni emociona en absoluto. Las películas de Marvel son culpables del mismo pecado, aunque al menos tienen estilo y gracia (por ejemplo, no se puede minimizar el look y la presencia de Cate Blanchett en Thor: Ragnarok, una de las más divertidas del año). Aunque cuenta con la voz magnífica de Ciaran Hinds (Mance Rayder en Game of Thrones), Steppenwolf es uno de los peores enemigos del cine de superhéroes de los últimos años. Parece salido de un videojuego y se mueve como tal, sin peso alguno, lo que hace que las secuencias de acción que involucran a los miembros de la Liga sean poco inspirados y memorables. El fuerte está en la interacción de dichos miembros, varios de los cuales debutan directamente en esta esperada colaboración que realmente merecía más.

Ezra Miller como Barry Allen, alias Flash, es un deleite. Es raro, pero adorable, y su incapacidad para socializar apropiadamente y meterse de lleno en las peleas lo hace destacarse porque tiene una vulnerabilidad creíble. Jason Momoa como Arthur Curry, alias Aquaman es igualmente digno de aplausos, imponente, cool, pero agradable porque convence al demostrar su esencia. Ray Fisher como Cyborg es el más unidimensional de todos, aunque su rol es mucho más importante. Se nota que es un actor novel, y eso afecta justamente porque tiene un propósito superior al de los demás personajes, y es que está conectado de alguna manera a las Tres Cajas Madre, los mcguffins de turno que Steppenwolf necesita para terraformar el planeta. Tanto Gal Gadot como Wonder Woman y Ben Affleck como Batman reafirman una buena decisión de casting que solo requiere una mejor dirección (lo que Patty Jenkins hizo con Wonder Woman este año es una de las mejores películas de origen), aunque lo mejor de todo es finalmente ver a Henry Cavill personificar al Superman que todos conocemos y aprendimos a querer, ese superhéroe cuyo máximo lema es verdad y justicia, y salva personas con mucho gusto.

El elenco es lo que genera esperanzas de que las cosas puedan mejorar a futuro. Se llevan bien, hay una química tangible que funciona, y por lo poco que cuentan de cada uno, resulta intrigante conocerlos más en sus propias películas. Es una verdadera lástima que esta unión se haya dado de forma precipitada, ya que cada uno de estos personajes posee trasfondos interesantes que merecen ser explorados meticulosamente. Lo peor de todo es que Justice League es una película de dos horas, y hay muchas evidencias en el montaje de que Snyder estaba planeando algo con una media hora más, como mínimo. Las escenas terminan abruptamente y con poco respiro y el orden en que suceden ciertos eventos realmente no tiene mucho sentido, como que Bruce Wayne acuda primero a buscar a Curry antes de consultar con Diana (a quien ya conoce y sabe que tiene habilidades muy especiales), acerca de las Cajas Madre. Sin embargo, el optimismo aislado funciona como una fuerza reparadora que certifica una intención un poco más clara con respecto al futuro del universo DC en el cine.

¿Qué les pareció la película? Dejen su calificación y comenten!
Total: 27 Promedio: 3.1
Acerca de Emmanuel Báez 2386 Articles

Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

25 Comentarios

  1. Pienso exactamente lo contrario a este escrito, lo light mata, mal montaje, no desarrollaron eso épico y oscuro de Snyder. D.C. Es mucho más imponente como lo fue superman Batman y aqui lo q más decepciona es Superman

    • En que quedamos???? Lo que mas se le critico a BvS era justamente lo denso y oscuro de todo y que Superman se parecia mas a un emo deprimido que al simbolo de esperanza que se supone que es. Ahora que lo hacen mas como lo pedian tambien se quejan. Aunque a decir verdad,la mayoria coincide en que este el Superman que querian ver. Y no lo digo como algo personal porque no me gusta casi nada Superman asi sea oscuro o lleno de esperanza.

    • Esta película es una respuesta desesperada a las criticas, y no sigue una progresión natural de los personajes establecidos. De una película a otra son todos comicos. La resurreción de Superman no tiene peso, y no hay riesgos en ningún momento de la historia. Wonder Woman hizo un excelente balance entre seriedad y humor. Esta es una película para niños, super limpia y correcta para que guste a todos; ironicamente a WB le salió mal, alienó a los fans que estuvieron siempre, y aún así les fue horible en critica y taquilla.

  2. Yo me divertí.. obviamente no soy parámetro pero me gustó barry Allen.. la cara que puso cuando superman le seguia con la mirada.. obviamente ni sombra al de la serie.. el de la serie chacha le hubiese dado al malo.. ahora. Asi como ironman era un bodrio antes de su peli porque en valoración estaba muy por debajo de otros. Momoa le dio vida a un super heroe que siempre pensábamos que era medio rarito.. y en the big bang theory asi lo retratan.. ciertamente parte de la historia de cada uno debia desarrollarse porque no tenian todos sus respectivas películas..

  3. Que triste leer una crítica tan insípida de gente supuestamente entendida. Es muy largo para aclarar en un post de facebook pero voy a decir algunos puntos fundamentales. Primero, la película está basada en un cómic/novela gráfica genial escrito por Geoff Jhons y dibujado por Jim Lee y la película toma la esencia de ese cómic, la trama gira en torno a la trama del cómic. Segundo, si alguna vez leyeron algún cómic de la Liga de la Justicia o en en peor de los casos vieron alguna de las geniales películas animadas sabrán a la perfección que los miembros de la Liga se comportan distinto estando juntos que cuando trabajan solos, es un simbolismo que hace referencia a que unidos son mejores personas y mejores héroes. Y tercero, si bien coincido en que fue corta la película, y algún que otro problemita en los efectos especiales, no es justo calificarla con 3 estrellas.
    Mel Brítez, Cesar Augusto Gomez, Emilio Ramirez, Martin Morinigo, Guillermo Drake Gamarra McLaren

  4. Lejos es la película del año!! Claro, no tiene pues “dramas”, ni personas con cáncer o ondas de gay etc etc!! Gran 7, para muchos es la peli que toda su vida esperaron y sinceramente entretiene y muy bien (no es una súper comedia como Thor) pero entretiene en forma diferente!! Y bueno, claro que no soy imparcial, pero vamos na, el sueño de todo Nerd nio es!!

Deja un comentario :D