‘American Reunion’, risas sinceras en honor a la nostalgia

Cuando una película termina sobreviviendo sin mayores esfuerzos a su propio propósito, hay una sensación de satisfacción suficiente, por más que la película misma no permanezca relevante una vez que los créditos terminan. Por hacer una comparación minúscula entre dos películas que nada tienen que ver la una con la otra, hace un par de días hablábamos de cómo Prometheus planteaba temas complejos ya desde el principio, terminando por enredarse más allá del punto de redención. Falló a su propia aspiración de implantar debates sobre temas irrelevantes ya que el único debate posterior fue para intentar buscarle la coherencia.

Por otro lado, acá tenemos una de las películas más fieles a sí mismas que se han hecho en mucho tiempo, porque cumple su intención y hasta podríamos decir que se atreve a ir un poco más allá, quizás logrando algo más, quizás no, pero lo importante es notar la importancia -valga la redundancia- de no ambicionar más de lo que se terminará entregando.

Así pues, American Reunion supone un viaje al pasado gracias a una nostalgia trabajada competentemente y con pocas vueltas, sin complejidades ni ambiciones mayores que la risa y una breve moraleja sobre las dificultades de una vida real. Nada nuevo en el horizonte, sin embargo, no se es indiferente al hecho de que en su pequeño propósito consigue un gran logro, con algunos fallos en el intento, pero entregando finalmente unas buenas risas y sonrisas pasajeras, pero honestas. ¿Qué más se le puede pedir?

Pasaron 12 años desde que estos amigos hicieron un pacto para perder su virginidad antes de terminar sus estudios de secundaria y convirtiéndose en el camino en parte de una de las aventuras sexuales más memorables de los años noventa. Muchas películas intentaron después tomar su lugar, pero aquella primera “torta” no fue olvidada tan fácilmente. Se realizaron dos secuelas canon que entregaron buenas risas, pero tampoco estaban a la altura de la primera, y se aprovechó luego la marca para varias películas directas a DVD que poco o nada funcionaron.

Aunque nadie lo clamaba, se dio la oportunidad de reunir al elenco original en pos de la nostalgia y con el objetivo de reivindicar el título que nunca se le quitó, y esto fue lo que entregaron: los mismos personajes de siempre, algo más maduros, leales a sí mismos. Simpáticas bromas y una dosis ligera de drama para darle el giro serio y hacerla un poco más actual y general.

Y salen airosos con las mismas fallas de siempre, inevitables, como que se trata de un grupo de actores terribles que no lograron nada más fuera de la serie, a excepción quizás de Alyson Hannigan, quien supo moldear sus dotes cómicos para How I Met Your MotherJason Biggs, Seann William Scott, Eddie Kaye Thomas y el resto, siempre no más que decentes, y siempre buenos en eso, por ninguna otra razón que el hecho de que nadie más podría interpretarlos tan bien como ellos mismos. Inclusive el tan sufrido Chris Klein, peor actor como pocos, consigue no ser detestable como en sus intentos anteriores de parecer creíble.

Mención especial, como era de esperarse, para Eugene Levy, que a estas alturas ya es uno de los papás más adorables del cine, siempre algo torpe pero amable y con las mejores intenciones, más irreemplazable que los demás. Y por supuesto, Jennifer Coolidge en el papel de la mamá de Stifler, aún sensual después de una década, aunque quizás se sienta algo de tragedia en su existencia inalterada. ¿Permaneció en el mismo estado durante los últimos 10 años?

De cualquier manera, American Reunion llega sin pretensiones y se aleja sin ser relevante, pero no sin haber cumplido con lo que prometía. Aún siendo pequeña, es un punto destacable que una comedia sexual consiga dichos objetivos, cuando el subgénero ya casi no tiene cabida en una era que vive de vulgaridades mucho más simplistas, y que carecen de la simpatía inherente de sencillas franquicias como las de American Pie.

Acerca de Emmanuel Báez 2266 Articles
Editor en Jefe y crítico de cine en @Cinefiloz, primer miembro paraguayo del Online Film Critics Society, columnista en @amilkmdelmar, hablando de películas en todos lados.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario :D